Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

El culto chileno a Metallica sumó un nuevo hito en el Monumental

Cincuenta mil personas llegaron esta noche al recinto de Macul para encontrarse por cuarta ocasión con la banda norteamericana, que esta vez llegó bajo modalidad "a la carta".

por:  Por Sebastián Cerda, Emol
jueves, 27 de marzo de 2014

SANTIAGO.- Ya iban tres ocasiones con recintos multitudinarios repletos en la historia entre Metallica y Chile. Sin embargo, en este romance interminable siempre habrá espacio para una oportunidad más, como quedó en claro esta noche en el Estadio Monumental, donde 50 mil fanáticos volvieron a encontrarse con la banda norteamericana, uno de los nombres más populares y trascendentes de la escena metal, y que hacía apenas cuatro años había reunido a 55 mil personas en el Club Hípico.

Por eso, algo de celebración y vuelta de mano parecía haber en todo esto de los shows "a la carta" con que en estos días gira el cuarteto, y que hoy cuajó como no podía ser de otra manera cuando la invitación queda abierta para que los seguidores escojan: Con una lista repleta de hits y clásicos, acuñados en ya más de tres décadas.

La velada comenzó veinticinco minutos después de la hora fijada (a las 21:25), cuando las pantallas gigantes se encendieron para reproducir un registro de los músicos explicando el origen de la gira By Request, en una intro que finalizó cuando James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo aparecieron en escena para interpretar "Battery" seguida de "Master of Puppets", ambas del disco de 1986 que lleva el nombre de este corte.

La fecha no es irrelevante, porque principalmente temas de 1991 hacia atrás predominaron entre los 18 que presentó la banda, entre ellos clásicos como "One" y éxitos radiales como "Enter Sandman". Aunque entre ellos también hubo un salto al presente, cuando tras "The Unforgiven" el cuarteto presentó "Lords of summer", el tema que están estrenando precisamente en esta gira, y con el que buscan una vez más demostrar que el metal no tiene por qué tener siempre su principal afluente en los territorios del recuerdo.

Aunque si se trata de pasado y presente, la dicotomía encontró su punto exacto en los minutos finales, cuando se reveló qué tema fue el último escogido por el público, ahora en el mismo estadio. La batalla vía SMS la libraron "Fuel", "Whiskey in the Jar" y "Whiplash", entre las cuales se impuso esta última con 4.693 mensajes (que, por cierto, descontaron $100 en las cuentas de celular de cada uno de los votantes).

Entre el desborde y el "trash"

El tema ganador antecedió a "Seek & Destroy", el clásico que el cuarteto dejó para el cierre de una jornada que con los norteamericanos encontró sólo la mayor parte de sus aderezos.

Los otros vinieron desde disímiles ámbitos, partiendo por la Orquesta de Reciclados de Cateura, la agrupación juvenil paraguaya que abrió los fuegos poco antes de las 20:00 horas. El conjunto, que se caracteriza por usar sólo instrumentos confeccionados con desechos, ofreció un variopinto repertorio, que se paseó entre la Novena Sinfonía de Beethoven y su versión para "Nothing Else Matters", de los propios Metallica.

La orquesta logró conectar con el público de la mano de una actitud en extremo cercana y un sonido naturalmente desprolijo, que fue presentado por su director como "el verdadero 'trash' " (en un juego de palabras entre el thrash que vendría luego y los derivados de basura que ellos hacían sonar).

El otro condimento previo incluyó también cuotas de riesgo, cuando cerca de mil personas traspasaron las barreras que separaban la cancha general de la preferencial, en una estampida que en principio los guardias optaron por permitir, y que luego frenaron con el arribo de más personal desde los restantes sectores de cancha, de acuerdo con fuentes de la seguridad del evento.

El hecho constituyó una amenaza para la integridad de los más audaces espectadores, derivó en pugilatos aislados con guardias, y pudo sobrecargar más allá de lo recomendable un sector del estadio. Pero no sólo eso: Además volvió a abrir el debate sobre la idoneidad de la segregación en los conciertos de rock, modalidad que en varios eventos del género (Pearl Jam, Black Sabbath) se ha optado por no aplicar.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img