Política
Compartir | | Ampliar Reducir

La tensión con Perú que aún entrampa la aplicación de La Haya

Ambos países argumentan que el otro no ha cambiado leyes internas. Chile prepara proyecto para modificar emblemática norma sobre "Mar Presencial". Próximo martes se cumple un año de la histórica sentencia.  

por:  Phillip Durán
viernes, 23 de enero de 2015

Bachelet y Humala en septiembre pasado, en Nueva York.


El próximo martes 27, la Cancillería chilena realizará un panel para debatir el escenario entre Chile y Perú. La fecha no es para nada casual: justo un año antes, la corte de La Haya entregó su histórico fallo con que modificó para siempre la frontera marítima entre ambos países, ampliando el territorio peruano hacia al sur y gatillando fuerte molestia en Santiago, donde se reclamó contra un fallo "político" y "salomónico".

Más allá de las tensiones surgidas a partir de la sentencia y de la discusión sobre algunos temas que aquélla dejó pendiente -como el control del llamado "triángulo terrestre" al norte de Arica-, en ese momento los gobiernos de Ollanta Humala y Sebastián Piñera negociaron un cronograma que apuntó a una rápida aplicación del fallo, con deadline en marzo de 2014.

Que dicho plan no se cumplió es dato de la causa. Pero que a un año de la emblemática sentencia, esta no haya sido aplicada completamente era algo que no estaba en los cálculos iniciales.

Aunque el año pasado Chile y Perú dieron pasos importantes -como el acuerdo en torno a un mapa histórico, que dibujaba por primera vez el nuevo límite marítimo-, hoy ambos países reclaman al otro no modificar normas internas que califican de relevantes. Esto, antes de concretar una simbólica inscripción conjunta en la ONU de la nueva cartografía.

Condiciones cruzadas

Aunque en Chile evitan hablar de "condiciones", diplomáticos limeños dicen que para los congresistas de ese país es difícil avanzar en su "tarea pendiente" si Santiago no hace lo propio.

Así, la Cancillería chilena está a la espera de la aprobación de la Ley sobre el Ejercicio de las Libertades de Comunicación Internacional, cuya tramitación en el Congreso peruano comenzó en junio del año pasado. Esta fue pedida por la administración de Bachelet, aumentando las condiciones fijadas por Piñera para cerrar el capítulo del juicio.

El lento avance que ha tenido la norma en Lima gatilló una nueva consulta realizada hace algunos días por el canciller Heraldo Muñoz a su par peruano, Gonzalo Gutiérrez. "Aunque ha demorado cierto tiempo, esperamos que se complete", dijo Muñoz a La Segunda.

La norma es clave, dicen en Santiago, pues sería la primera que establece de manera explícita el derecho de libre tránsito marítimo y aéreo para terceros países, modificando las prohibiciones contenidas en la Constitución de ese país.

El derecho de libre tránsito es importante para Santiago pues, al haber aumentado su soberanía hacia el sur, Perú podría cerrar el paso a naves chilenas que van desde Arica o Iquique a alta mar.

El debate en Lima ha estado marcado por la reserva. La norma pasó a ser revisada por tres comisiones del Congreso -Transportes y Economía, además de RR.EE.- y sólo ha sido aprobada en la primera de ellas. Y aunque algunos congresistas dicen que el asunto se enredó porque al eliminar la prohibición de tránsito el Estado dejaba de percibir ciertos pagos internacionales, diplomáticos limeños dicen que también ha estado sobre la mesa el hecho de que Chile no ha avanzado en sus propios cambios de normas.

Dos borradores

Con ello se refieren a la norma sobre Mar Presencial chileno. Promulgada en 1991, plasmó una tesis del entonces comandante en jefe de la Armada, Jorge Martínez Busch, creando una zona que Chile define como de su interés, pese a ser aguas internacionales. Esta, de acuerdo a la norma, comienza en el límite del territorio marítimo chileno y termina en las cercanías de la Isla de Pascua. Por el norte, dice la ley, dicha área nace "desde el paralelo del hito N° 1 de la línea fronteriza internacional que separa Chile y Perú, hasta el Polo Sur".

Desde Perú sostienen que la norma debe ser eliminada completa. No sólo por la frase del paralelo del hito N° 1 como límite -algo modificado por La Haya- sino también porque, aseguran, al reclamar interés en el área marítima contigua al territorio chileno, se estaría cuestionando la soberanía peruana en la nueva zona limeña establecida por el fallo.

"Esto queda sin sustento con la nueva bisectriz, no hay razón para mantener esa ley", dice un diplomático peruano, quien agrega que el asunto ha sido abordado por los cancilleres Muñoz y Gutiérrez.

Aunque en la Cancillería chilena están conscientes de que la ley debe ser modificada, señalan que no tiene por qué ser eliminada completamente. Y que se ha trabajado en dos borradores. Uno "corto", borrando la frase del paralelo, y otro más "general" y "completo".

Pese a la importancia que se da en Lima a esta modificación, en Chile dicen que "el cambio legal que ellos deben hacer es sustancial, lo nuestro es menor".

Embajador de Perú, Fernando Rojas: "Perú hará cambios"

-¿Qué falta para cerrar La Haya?

-El fallo incluía una obligación: realizar una carta conjunta con el nuevo límite. Eso se hizo. De ahí se deriva el ajuste de ciertas normas internas. Aunque no es obligación del fallo, Perú se comprometió a hacerlo. Chile también hará lo propio.

-La titular del Congreso peruano, Ana María Solórzano, estuvo ayer con la Presidenta Bachelet. ¿Se abordaron estos temas?

-La congresista dijo que el proyecto sobre Libertad de Comunicaciones fue aprobado en una comisión, que pasará al pleno a vuelta del receso, en marzo, y que debería ser despachada a la brevedad.

-¿Y sobre la ley de Mar Presencial?

-No me corresponde opinar de temas que competen a las autoridades chilenas. Si hay algún cambio al respecto, ahí tomaremos conocimiento.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img