Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Juicio por demanda marítima en La Haya: Disensos de ex presidentes marcan debate por estrategia ante Bolivia

Discusión sobre reforzar diseño ante La Paz se abrió en medio de reveses comunicacionales. Chile monitorea eventual "segunda demanda" de La Paz.

por:  Phillip Durán
viernes, 05 de diciembre de 2014
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

El viernes pasado, en la reunión con sus antecesores, el canciller Heraldo Muñoz dio cuenta de la estrategia jurídica, diplomática y comunicacional para enfrentar a Bolivia en La Haya.

En el diálogo con Alfredo Moreno, Alejandro Foxley, Carlos Figueroa, Hernán Felipe Errázuriz y Miguel Alex Schweitzer, Muñoz señaló que las polémicas palabras expresadas una semana antes por el canciller peruano Gonzalo Gutiérrez, respaldando la tesis boliviana de que la demanda en La Haya no cuestiona el Tratado de Límites de 1904 entre La Paz y Santiago, habían sido corregidas por Ollanta Humala y que así el tema había quedado cerrado. Sin embargo, algunos ex ministros comentaron que mantenían sus aprensiones, apuntando a que los dichos del Presidente peruano señalando que el litigio era un tema "bilateral" no desmentían la posición de fondo planteada por su canciller.

El diálogo, dicen en círculos diplomáticos, se produjo en medio de un debate iniciado sobre la necesidad de reforzar la estrategia comunicacional y diplomática para evitar que La Paz logre respaldos públicos. Discusión que se instaló definitivamente tras el sorpresivo apoyo a Bolivia del Presidente uruguayo, José Mujica, quien ese mismo viernes pidió que Mercosur ayude la aspiración paceña.

El tema fue planteado públicamente el lunes por diversos parlamentarios y será abordado la semana que viene en las comisiones de RR.EE. del Senado y la Cámara Baja, a las que fue invitado Muñoz. Además, Cancillería planea un encuentro de fin de año con congresistas, donde se evaluará la estrategia ante Bolivia.

En RR.EE. admiten una evaluación "negativa" de los episodios del canciller peruano y Mujica. De hecho, se esperaba que la Presidenta Bachelet abordara el tema ayer con el mandatario uruguayo en la cumbre de Unasur, en Ecuador.

En ese contexto, Santiago ha reforzado su lobby en la región. Así lo hizo ante países integrantes de Aladi, organismo de integración regional, en el que La Paz acusó a Chile de incumplir la garantía de libre tránsito de cargas establecida en el tratado de 1904.

Además, Bachelet evalúa sumar a su agenda la cumbre de Mercosur, del 17 y 18 de diciembre en Entre Ríos, Argentina. La idea es evitar que, como pidió Mujica, se aborde la demanda boliviana.

Según altas fuentes de gobierno, una de las principales preocupaciones es que Brasil, referente de peso en la región, dé alguna señal en favor de Bolivia.

En ese contexto, el debate en Santiago ha apuntado a la necesidad de reforzar gestiones reservadas y, sobre todo, incrementar la "diplomacia pública", para contrarrestar los "logros" bolivianos.

Frei-Piñera vs Lagos

Una muestra de ese debate, dicen en círculos diplomáticos, ha sido la decisión de los ex presidentes Eduardo Frei y Sebastián Piñera de informar públicamente algunas de sus gestiones, como las realizadas por el ex mandatario DC ante el Papa Francisco y en China.

Algo que, dicen en RR.EE., fue una decisión tomada exclusivamente por ambos ex presidentes. Y que se contrapone a la de Ricardo Lagos, quien -afirman- realiza acciones similares, pero manteniéndolas en reserva.

El tema ha sido conversado en Cancillería. En RR.EE. incluso evaluaron negativamente dichos de Frei de esta semana, quien dijo que "cualquier solución tiene que pasar por los tres países", aludiendo a Chile, Bolivia y Perú, a contrapelo del diseño de excluir a Lima de la controversia.

Altos diplomáticos explican que hay dos elementos que, hasta ahora, hacen peso para distanciarse de la línea más "pública" de Frei y Piñera.

Primero, el diagnóstico de que intensificar la discusión con Bolivia sólo sirve a La Paz, que se ha puesto como objetivo dar visibilidad a su reclamo. Segundo, la decisión estratégica de Cancillería de no "bolivianizar" la política exterior. Vale decir, que la controversia con Morales no monopolice las labores del edificio Carrera y la imagen de Chile en el exterior.

En todo caso, RR.EE. ya ha dado muestras de endurecer el tono: esta semana, la Cancillería acusó a Bolivia de "desestabilizar" la relación. Y en círculos diplomáticos señalan que se trata de un tema en constante discusión, en un escenario que podría complicarse aún más, pues La Paz reflotó una dura amenaza: abrir un segundo litigio paralelo en otro tribunal.

Segundo juicio

Bolivia tomará "medidas" si Chile continúa "incumpliendo sistemáticamente" el tratado de 1904, dijo el vicecanciller paceño, Juan Carlos Alurralde, el martes en Montevideo, en la cita del Comité de Representantes Permanentes de Aladi, al explicar la acusación contra Chile de no cumplir la garantía de libre tránsito establecida en dicho instrumento.

Las revisiones de autoridades chilenas a camiones bolivianos -de rutina, pidiendo documentos del conductor y del vehículo- son calificadas por La Paz como una traba al comercio.

Sin embargo, más allá del debate puntual en Aladi, en Santiago interpretan las declaraciones de Alurralde sobre nuevas "medidas" como una amenaza de ese país con miras a "judicializar" las acusaciones de que Chile no cumple el tratado.

Así, dichas denuncias -que hasta ahora se habían mantenido en el plano de lo comunicacional y político, pues Aladi no es un tribunal- podrían ser llevadas por La Paz a un nuevo juicio. Esta vez no ante la Corte Internacional de Justicia, donde se tramita la demanda interpuesta en 2013 para una salida al mar con soberanía, sino que ante la Corte Permanente de Arbitraje, también con sede en La Haya.

Escenario, dicen en Santiago, para el que el equipo de abogados a cargo del agente Felipe Bulnes se ha estado preparando, de manera preventiva.

En la Cancillería chilena saben que, en paralelo a la preparación de la demanda que Evo Morales interpuso en 2013 en La Haya, el grupo de abogados internacionales contratados por La Paz trabajó en un documento distinto, para ser presentado ante la Corte Permanente de Arbitraje, denunciando a Chile por incumplimiento del Tratado de Límites de 1904.

La existencia de esa segunda demanda fue abordada por Evo Morales en una reunión con antecesores en Palacio Quemado en abril de 2013. Sin embargo, en esa misma cita, Morales dijo que dicho plan quedaría en "stand by" y que, por el momento, se daría luz verde sólo a la demanda pidiendo una salida al mar.

Ahora, en la Cancillería creen que la denuncia ante Aladi podría ser la antesala de una segunda ofensiva boliviana, retomando su diseño de un litigio paralelo.

La idea de que Chile no cumple el tratado es parte importante del "relato" de La Paz en el juicio ya iniciado en La Haya: Bolivia está "enclaustrada", sin acceso soberano ni facilidades para llegar al Pacífico.

En Santiago dicen que para que la Corte Permanente de Arbitraje inicie un proceso, debe contar con la venia de ambas partes. Algo que Chile no está dispuesto a conceder. Sin embargo, en RR.EE. esperan que si La Paz opta definitivamente por apuntar en esa dirección, Evo Morales lance una ofensiva pública emplazando a La Moneda a llevar el tema a ese segundo juicio en La Haya.

Algo de eso, creen en Santiago, se vio esta semana: Alurralde señaló en Montevideo que "si continúa esta arbitrariedad, Bolivia tomará recaudos para una eventual denuncia al tratado con Chile". Vale decir, declarar dicho instrumento nulo, quitándole validez y abriendo un complejísimo cuadro en la frontera.

Aunque en RR.EE. creen que es difícil que Bolivia se ponga al margen del derecho internacional y deje de respetar el tratado de 1904, asumen que la idea de desahuciarlo podría ser usada para presionar con miras a conseguir la apertura del arbitraje en la "otra" corte de La Haya.

 El "sir" inglés que asesora a ChileMark Malloch Brown colaboró con campaña del "No"

En 1986, el inglés Mark Malloch Brown viajó a Santiago. Lo hizo como representante de la consultora Sawyer-Miller Group e invitado por encargados de lo que sería la campaña del "No". Malloch ayudó a la realización de focus groups y otras herramientas para interpretar datos, con miras a la elaboración de la campaña.

28 años después, el ahora asesor especial de FTI Consulting y nombrado "Sir" por la Reina Isabel de Inglaterra en 2007, vuelve a tener nexos con Chile. Esta vez, como uno de los expertos consultados por RR.EE. para la estrategia comunicacional con que se enfrenta la ofensiva internacional boliviana.

Tras su paso por Chile en 1986, Malloch Brown tuvo una ascendente carrera: vicepresidente en el Banco Mundial; jefe de gabinete y luego segundo de Kofi Annan, ex secretario general de la ONU; y ministro para Asia, Africa y la ONU en la Cancillería británica durante el mandato del laborista Gordon Brown.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img