Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Perfil de Pablo Wagner: "Recaudador" de campañas UDI con un polémico paso por el gobierno de Piñera

Reveses en el Congreso y mal manejo del tema del litio precipitaron su salida del gabinete.  

por:  La Segunda
jueves, 30 de octubre de 2014
Pablo Wagner

En su época de subsecretario de Minería, con Golborne.


Foto Archivo

Una activa doble militancia en la política y en el mundo de la empresa caracteriza la trayectoria del ingeniero comercial Pablo Wagner, situación que hoy lo tiene como nuevo protagonista de la llamada arista política del caso Penta al registrar vínculos con el grupo empresarial y además haber desempeñado funciones de recaudación en campañas emblemáticas de la UDI.

El profesional comenzó a militar tempranamente en el gremialismo cuando estudiaba en la UC. "Mi inspiración para entrar a la política fue la visión política de Jaime Guzmán y en lo económico Miguel Kast", confidenció en años posteriores.

En lo laboral, tras un breve paso por Cristalerías Chile, fue fichado como gerente de proyecto de Empresas Penta, donde llegó a convertirse en hombre de confianza de los controladores Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. En ese período acumuló experiencia al participar en las negociaciones en el año 1999 que le permitieron al grupo transformarse en accionista principal y controlador del Banco de Chile, tras lo cual se vendió la participación a Luksic en 400 millones de dólares. También encabezó la fusión por incorporación en Banmédica que significó para Délano y Lavín tener el control del 26 por ciento de la propiedad del holding.

"Tercera generación" UDI

En lo político, Wagner ocupó sucesivas posiciones en las directivas de la juventud de la UDI, siendo vicepresidente cuando dicho estamento fue dirigido por Gonzalo Cornejo y Darío Paya. Luego pasó a los equipos técnicos del partido así como a ocupar un asiento en la comisión política, tiempos en los que mantuvo una relación cercana con los "coroneles" Jovino Novoa y Pablo Longueira.

En el gremialismo se le vincula a la llamada "tercera generación" de la UDI, algunos de cuyos rostros fueron Rodrigo Álvarez, Darío Paya y Marcela Cubillos, que llegaron al parlamento como parte de la nueva camada de diputados el año 2001.

Recomendado por Délano, se integró a los equipos del comando de la campaña presidencial de Joaquín Lavín, el año 2000, donde cumplió tareas operativas y de recaudación de fondos, debido a sus vínculos con Penta.

Según un funcionario de alto nivel del grupo empresarial, en el último tiempo fue vicepresidente de Cuprum y se desempeñó en la gerencia general de Banmédica. En el primer semestre del 2009 salió del grupo pero se quedó haciendo algunas asesorías a Banmédica y otras firmas del holding, según algunas fuentes conocedoras por uno a dos millones de pesos mensuales, apoyo que constituía una especie de transición mientras encontraba un trabajo full time.

Según esta versión, el año 2010 se cortaron dichas asesorías al asumir funciones en el nuevo gobierno de centroderecha.

Su paso por el gobierno

Tras cumplir funciones también en la fallida campaña senatorial de Lavín el 2009, éste lo promovió como carta para el gabinete del Presidente Sebastián Piñera, donde fue designado como subsecretario de Minería del flamante ministro Laurence Golborne.

La experiencia de Wagner como subsecretario estuvo marcada por varios reveses políticos para el gobierno, amén de las quejas de diversos colaboradores y subalternos que se quejaban de su mal trato y carácter arrogante.

Mientras el ministro Golborne cosechó popularidad con el rescate de los 33 mineros de Atacama, el subsecretario fue protagonista de situaciones conflictivas que finalmente se tradujeron en su prematura salida del gobierno. Dos fueron los hitos en ese sentido: el mal manejo político que llevó al inesperado rechazo en el Congreso del proyecto de ley sobre seguridad minera -surgido de la tragedia de la mina San José- y sobre todo la anulación del proceso de licitación de la explotación del litio a través del llamado Contrato de Operaciones Especiales (CEOL), debido a que el ganador, Soqumich, se lo había adjudicado sin haber cumplido con las bases que establecían que no podía tener litigios con el fisco.

 
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img