Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Piñera corrige su estrategia ante bloque opositor y busca cerrar flanco con RN

De apostar a que "Avanza Chile" gane un espacio en la derecha, el ex Gobernante pasó a aclarar que no busca opacar a los partidos.  

por:  Sebastián Minay C. y Mario Contreras D.,La Segunda
jueves, 14 de agosto de 2014

Foto ALEX MORENO

"Cometí un error. Si hubiese sabido que iba a provocar tanto problema, no lo habría hecho".

Palabras más, palabras menos, ese fue el claro mensaje que Sebastián Piñera le envió al partido al que no ha querido volver a militar, durante la extensa reunión-almuerzo que compartió anteayer con un grupo de "escogidos" de RN. Con su inesperada disculpa quiso sofocar uno de los más intensos conflictos entre él y la tienda tras su salida de La Moneda, originado en el reclamo de varios en Antonio Varas de que su fundación "Avanza Chile" estaba pasando a llevar el rol de dicha colectividad.

La queja se remonta a un par de meses atrás, con la activación de una red de "coordinadores regionales" del bastión piñerista. Tal decisión no fue consensuada con RN y provocó indignación interna, dado que algunos de los nominados fueron adversarios de la anterior directiva de Carlos Larraín -como el ex intendente Juan Andrés Varas-, y otros, como el también ex intendente Raúl Celis, renunciaron al partido casi al mismo tiempo.

Este último caso revivió las sospechas de que Piñera estaba "levantando" nombres, tal como se acusó en enero, tras la renuncia a RN de la senadora Lily Pérez y de los tres diputados que formaron Amplitud. El movimiento es vetado hasta hoy por RN y ha sido excluido de las reuniones formales con la UDI y Evópoli.

Así, lo que era una medida para desplegar al piñerismo en regiones, activando redes y tratando de ganar posiciones -en una derecha aún magullada por la paliza electoral del año pasado, y sin un claro liderazgo- terminó provocando un problema con la nueva mesa de Cristián Monckeberg. Ésta lleva menos de dos meses en el poder, y se esperaba que dejara atrás la animadversión mutua entre la cúpula que comandara Carlos Larraín y el ex Mandatario.

Como el timonel, al ser el resultado de un consenso, ha debido lidiar con las facciones internas -incluyendo a los presidenciables Andrés Allamand y Manuel José Ossandón-, la jugada de "Avanza Chile" había abierto un flanco con RN. Situación que para Piñera no se compara con su relación con la UDI, donde por ahora no hay ninguna amenaza para él con miras al 2017.

Gestos de distensión


En parte por esas razones, pero además movido por la necesidad de que la oposición se ordene como un bloque eficaz -como también lo planteó anteayer- Piñera optó en dicho almuerzo por zanjar el asunto de entrada y reconocer el error, el mismo que comparten varios en su entorno más inmediato.

El recado era clave para la mesa del partido. En la directiva del lunes de la semana pasada, dos vicepresidentes, el ex ministro Luis Mayol y el ex subsecretario Pablo Galilea -ambos presentes ayer y el segundo además uno de los delegados regionales de "Avanza Chile"- habían cuestionado al secretario general, Mario Desbordes, por haber criticado durísimamente a la fundación. Desbordes, quien cumplió el mismo rol en la era Larraín, había dicho en entrevista con este diario que el organismo era "un cero a la izquierda" comunicacionalmente, junto con reclamar por el asunto de los "coordinadores".

Con todo, este último punto le fue concedido a Desbordes en esa reunión de mesa y nadie negó que había sido un error del piñerismo: en RN varios ven a dichos delegados como competidores de los actuales parlamentarios. El mensaje llegó con claridad al círculo del ex Mandatario.

Así, en el reducto piñerista y en Antonio Varas comenzaron a tomar medidas de distensión. La mesa de Monckeberg convocará a Gonzalo Blumel (ambos ya se reunieron), director ejecutivo de "Avanza Chile", a exponer a la comisión política del partido. E invitó a todos los ex ministros y ex subsecretarios de RN -incluyendo acérrimos partidarios del ex gobernante, como Cecilia Pérez y Jaime Mañalich- a una masiva cena el próximo lunes.

Este último gesto apunta además en otra dirección. El jefe de RN busca fortalecer la estructura del partido e integrarlo al resto de la oposición. Pero también evitar que otras ex autoridades renuncien a la tienda. Punto en el que entra a tallar otro de los nudos que no sólo lo inquieta a él, sino que también a Piñera: para la unidad del sector es básico que la tienda y Amplitud acerquen posiciones.

El ex Presidente, además, mantiene una activa agenda en su fundación, donde recibe varias invitaciones al extranjero: desechó una de la disidencia venezolana para ir a Caracas, y evalúa otras a Lima y Asia. Y en su equipo ha habido cambios. Tres de sus asesores -Andrés Sotomayor, Rodrigo Urzúa y Raimundo Monge- emigraron a estudiar al extranjero y fueron reemplazados por otros ex colaboradores del gobierno. También se sumó Ana María Morales, ex jefa de prensa de Mañalich.

Adaptando la estrategia


El episodio descrito más arriba, además, hizo que el ex Presidente y su equipo intensificaran otro mensaje que se ha venido repitiendo en las útimas semanas: aclararle a RN y a la UDI que "Avanza Chile" no busca ni suplir el rol de los partidos ni imponerle criterios. El punto, que también se abordó anteayer en Apoquindo 3000, busca bajar los anticuerpos que la fundación comenzaba a generar en la oposición, donde además no es considerada como "el" motor opositor.

Y es en los hechos parte de la primera corrección que acusa la estrategia del ex Mandatario para "sobrevivir" fuera del poder: morigerar el protagonismo y el rol de su plataforma, y no involucrarse en reyertas internas, con tal de buscar la cohesión opositora. Ello, acompañado de un intermitente silencio público ( recuadro).

En esa línea, el piñerismo ha insistido en público que "Avanza Chile" no es el comando de campaña para su eventual candidatura de 2017, sino que una institución que busca "ayudar" a la oposición. Eso, pese a que la planificación original siempre tuvo como norte velar para que, ojalá, sea candidato único.

También ha habido cambios en el plan comunicacional. Originalmente se estipuló un mínimo de tres meses de silencio total de Piñera, luego apariciones puntuales, y para mediados de año se quería lanzar oficialmente la fundación, con una notoria aparición pública suya. Este último evento ya no figura en la agenda y hasta es posible que no se efectúe.

Su próxima aparición: Política del "silencio calculado"


Salvo cambios de agenda, Piñera reaparecerá el próximo jueves 21 en un seminario de la Asamblea Nacional de Egresados de la Escuela de Negocios de la Universidad de Los Andes. Allí coincidirá -entre otros- con el presidente UDI Ernesto Silva, el ex ministro y presidente de Imaginacción, Enrique Corrrea, y el también presidenciable Andrés Velasco. El ex Gobernante se reserva sus intervenciones sobre contingencia para casos puntuales -ha opinado sobre el aborto y las reformas- y en "ambientes controlados", como foros o columnas de opinión. En Chile no ha hablado de política en ninguna entrevista de prensa.

Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img