Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Perú prepara ley especial ante presión chilena de adecuar normas por fallo de La Haya

Lima enviará a su Congreso iniciativa para fijar derechos de libre navegación, aeronavegación y cableado submarino. Ausencia de dicha norma inquietaba en Santiago. Cancilleres Muñoz y Rivas abordaron el tema hace algunos días.

por:  Phillip Durán/La Segunda
jueves, 10 de abril de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Embajador chileno será condecorado

Hace algunos días, la canciller peruana Eda Rivas telefoneó al embajador de Chile en ese país, Fabio Vío.

En la conversación, la ministra le transmitió que el Presidente Ollanta Humala había decidido entregarle una de las principales condecoraciones del Estado peruano, la Gran Cruz Orden del Sol.

La ceremonia de entrega se realizará el próximo lunes 14, en el edificio de Torre Tagle, sede de la Cancillería peruana y será encabezada por la propia Rivas. La entrega de este reconocimiento se produce cuando Vío -quien asumió en Lima en 2008, durante el gobierno de Michelle Bachelet, meses después de que Perú interpusiera su demanda en La Haya- está preparando su regreso a Santiago.

En RR.EE. dicen que el nuevo jefe de misión, el ex embajador en Canadá y ex cónsul en La Paz, Roberto Ibarra, llegaría a fines de abril a Lima.

Hace algunos días, el canciller Heraldo Muñoz conversó con su homóloga de Perú, Eda Rivas. Aunque el diálogo se produjo en paralelo a una llamada telefónica de Ollanta Humala a Michelle Bachelet para ofrecerle ayuda tras el terremoto que afectó al norte de Chile, la conversación de los ministros giró en torno a otro tema: los pasos pendientes para completar la implementación del fallo de La Haya.

Según fuentes diplomáticas, los cancilleres abordaron la idea de que Lima garantice, a través de una ley especial, el derecho de libre tránsito de naves extranjeras -incluidas las chilenas- en la nueva zona marítima bajo su control, definida por la sentencia entregada por el tribunal internacional el 27 de enero pasado.

La ausencia de una norma peruana que garantizara explícitamente el derecho de navegación y aeronavegación por sus aguas más allá de la milla número 12 había provocado fuerte inquietud en Santiago, pues La Haya había pedido en su sentencia respetar dicho criterio, sobre la base del derecho internacional del mar.

Así, en los días previos al diálogo con Rivas, Muñoz había señalado públicamente -en varias oportunidades- que si Lima no adecuaba su reglamentación en ese sentido, Chile no daría por concluida la implementación de la sentencia de La Haya.

Esto, pese a que el 25 de marzo ambos países habían acordado una inédita cartografía en que se especificaba, por primera vez, las coordenadas exactas del nuevo límite marítimo, que hacía perder a Chile cerca de 22 mil kilómetros cuadrados de territorio en el Océano Pacífico.

Tras dicho acuerdo en torno a la nueva cartografía, Humala planteó que se abría una "nueva etapa" para ambos países. Esto provocó incomodidad en Santiago y Muñoz salió a aclarar que aún había temas "pendientes" del fallo de La Haya. Tras esto, el embajador peruano en Santiago, Carlos Pareja, consultó en la Cancillería chilena cuáles eran las expectativas exactas y los alcances de los dichos del ministro.

El escollo en la Constitución peruana


El principal elemento de preocupación en Santiago es el artículo 54 de la Constitución peruana, que establece que el "dominio marítimo" de ese país es hasta la milla 200: hasta ahora, apoyándose en esa norma, Lima prohibía la libre navegación y aeronavegación de terceros países en todo su territorio en el Pacífico, a contrapelo del derecho internacional.

Tras el fallo de La Haya, Perú modificó tres reglamentos de su Armada, permitiendo la libre navegación. Sin embargo, desde Chile se vio con inquietud la negativa peruana a modificar el artículo 54 de su Constitución. A futuro, decía en Santiago, Lima podría volver a cambiar los reglamentos de su Marina y regresar al antiguo régimen, prohibiendo el libre tránsito de naves chilenas.

La nueva norma limeña


En este contexto, fuentes diplomáticas peruanas dicen que si bien no habrá ninguna modificación a su Carta Fundamental, el gobierno de Humala ya comenzó a elaborar una ley de "libertad de comunicación marítima", que apunta a aplacar la inquietud planteada por Chile en los últimos días.

Vale decir, dicha ley -que será enviada al Parlamento peruano en las próximas semanas- expresará por primera vez, de manera explícita en el ordenamiento jurídico peruano, la libertad de navegación, aeronavegación y cableado submarino para terceros países, desde la milla 12 en adelante.

"Es lo que han estado pidiendo desde Santiago y esperamos que con esto se cierren las desconfianzas", dice un diplomático de Lima, donde esperan que, una vez cerradas las dudas chilenas, ambos países inscriban de común acuerdo ante la ONU la nueva cartografía marítima.

El domingo pasado, la canciller peruana dijo al diario limeño La República que "hace poco hablé de varios temas con el canciller Muñoz" y que, entre los asuntos abordados, uno había sido el cambio de normas peruanas.

Rivas agregó que "lo ideal sería que las normas que faltan estén aprobadas antes" de la realización de la cita «2+2», que reúne a ministros de RR.EE. y Defensa y que estaba pensada para dar por concluida la implementación del fallo. Dicho encuentro estaba fijado originalmente para el 26 de marzo en Lima. Sin embargo, durante una conversación el 11 de marzo pasado en el Palacio de Cerro Castillo, Bachelet pidió directamente a Humala postergarlo, con miras a negociar los cambios de normas limeñas.

En este contexto, fuentes diplomáticas de ambos países señalan que el emblemático encuentro del «2+2» podría realizarse a fines de este mes.

La otra ley emblemática que cambiará Lima


Además de la ley especial para establecer el libre tránsito marítimo de terceros países, Perú prepara también cambios a una norma emblemática: la Ley de Líneas de Base, promulgada en 2005 y que marcó uno de los momentos de mayor tensión entre los gobiernos de Ricardo Lagos y Alejandro Toledo.

Con esa ley, Perú fijó oficialmente, por primera vez, el punto de inicio de su frontera marítima 260 metros al suroeste del límite defendido por Chile. Esto motivó una fuerte protesta chilena y un intenso lobby de Lagos, que explicó su rechazo a varios gobiernos sudamericanos y al presidente de EE.UU. George W. Bush.

Ahora, tras el acuerdo sellado el 25 de marzo sobre la ubicación de la nueva frontera marítima, ambos países zanjaron también el punto de inicio del límite en el mar, el que será incluido por Lima en su Ley de Líneas de Base, modificación que se concretaría en los próximos días.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img