Política
Compartir | | Ampliar Reducir

El cambio de coordinación del «plan de los 100 días» que sorprendió al ministro Arenas

La decisión de Bachelet de que el monitoreo de las medidas para los primeros tres meses pasara a manos de la ex ministra Patricia Poblete (DC) fue resentida por el jefe de Hacienda (PS), quien -como ex jefe de programa del comando- tenía originalmente dicha labor a su cargo.

por:  La Segunda / Paula Canales G.
viernes, 28 de marzo de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Ustedes le van a responder a mi gabinete". Esa fue una de las frases que el actual ministro de Hacienda, Alberto Arenas, usó en el cónclave de las Termas de Jahuel -primera reunión de la Presidenta Michelle Bachelet a fines de enero con su nuevo gabinete- para notificar a sus pares y a los subsecretarios que debían rendir cuentas a él sobre el avance del programa de gobierno y, en específico, de las 56 medidas para los primeros 100 días de administración.

Quienes asistieron al encuentro aseguran que Arenas fue enfático en señalar que desde su cartera se iba a monitorear y coordinar el avance de las propuestas, extendiendo el rol de jefe de programa que había tenido durante la campaña presidencial.

Sin embargo, días antes de que se instalara en La Moneda, la Mandataria tomó la decisión de cambiar de manos la coordinación del «plan de los 100 días» y reclutó a su ex ministra de Vivienda, Patricia Poblete, para que se hiciera cargo del tema.

En Palacio afirman que la decisión de la entonces Mandataria electa no sólo sorprendió al resto de los integrantes del gabinete, sino también al propio Arenas, quien hasta antes del 11 de marzo seguía operando como el jefe del programa que diseñó durante la campaña.

En La Moneda dicen que el jefe de las finanzas resintió la modificación. A inicios de febrero, incluso, Arenas había conformado un equipo de profesionales, comandado por uno de sus asesores, Fidel Miranda, para que supervisara el funcionamiento de una unidad interministerial -"fuerza de tarea", como fue llamada- cuya misión era velar por el cumplimiento del programa.

"Es el primer golpe que recibe Arenas, que hasta ese minuto se sentía casi intocable", comenta en privado un inquilino de La Moneda.

En ese marco, en la Nueva Mayoría señalan que la líder de la coalición no quiere repetir el escenario de su administración anterior, cuando su entonces ministro de Hacienda, Andrés Velasco, ejerció una fuerte influencia interna, rivalizando en poder con los distintos ministros del Interior. "Esta vez, eso no va a pasar, ella limitó las funciones", aseguran las mismas fuentes, quienes agregan que quien mantiene intacto su poder desde la campaña -porque "juega de memoria con la Presidenta"- es el titular de Interior, Rodrigo Peñailillo.

Plazos postergados


Según dicen en La Moneda, las razones del cambio efectuado por Bachelet apuntan a la postergación de metas y plazos fijados en principio por Arenas.

Quienes asistieron al encuentro de Jahuel recuerdan que Arenas no sólo informó a sus pares que su cartera supervisaría la marcha del programa, sino que además pidió informes que debían detallar el estado de cada uno de los ministerios e incluir propuestas para implementar el plan de Bachelet.

Así, el ministro dio como primer plazo el 24 de febrero para que las distintas carteras le hicieran llegar un primer dossier . Sin embargo, tras el receso estival de tres semanas que tuvieron los nuevos integrantes del gobierno y en medio de la polémica por la designación de subsecretarios, Arenas no vio cumplida en su totalidad la meta autoimpuesta.

En dicho encuentro de fines de enero, además, Arenas fijó el 17 de marzo como fecha para entregarle un segundo informe. Esta vez, con el número de contrataciones y gastos en que incurriría cada ministerio.

Tanto los problemas en el cumplimiento de dichos plazos como la necesidad ineludible de que Arenas se dedicara de lleno en las semanas siguientes a la reforma tributaria -afinar su contenido y tramitarla en el Parlamento- llevaron a que, tras su regreso de vacaciones y poco antes de asumir, Bachelet convocara a Poblete. Sin embargo, la noticia no se sociabilizó de inmediato al interior del nuevo gobierno.

De hecho, el pasado 11 de marzo, durante la ceremonia de cambio de mando en el Congreso en Valparaíso, a varios llamó la atención la presencia de la ex ministra de Vivienda, quien se ubicó al lado de quien sería designada en los días siguientes como la jefa de gabinete de la Mandataria, la sicóloga Paula Narváez (PS).

Desde La Moneda, Poblete declinó hacer comentarios a La Segunda. Mientras que desde Hacienda sólo señalaron que el asesor de Arenas, Fidel Miranda, trabaja monitoreando el cumplimiento del programa y que tanto él como el subdirector de la Dipres, Gustavo Rivera, son interlocutores de la ex ministra de Vivienda.

Silencioso trabajo


Patricia Poblete Bennett (68 años), economista y militante DC, es conocida en el ámbito político por ser una mujer trabajadora, pausada y exigente.

Desde la decé afirman que la «Pato» -como la llaman sus amigos- se ganó la confianza de Bachelet porque una de sus características es ser "reservada", condición que para la Presidenta es fundamental a la hora de elegir a sus colaboradores más cercanos.

Un ejemplo de ello es que sólo unos días antes del cambio de mando le informó a su familia que había aceptado colaborar nuevamente con Bachelet, pero esta vez no como ministra sino como su asesora directa. Sin embargo, en ese momento la economista no entregó detalles de cuál sería su función.

De todas maneras, quienes la conocen dicen que apenas aceptó ingresar al gobierno comenzó a elaborar un diseño que le permitiera hacer un seguimiento a las 56 medidas.

Apenas se instaló en su oficina, ubicada en el ala que da a la calle Morandé, Poblete comenzó el trabajo de contactar a los ministros para agendar reuniones. De hecho, ha tenido encuentros con todas las carteras comprometidas en el «plan de los 100 días» y diseñó una estrategia de seguimiento, donde los jefes de gabinete de los ministros son, fundamentalmente, sus interlocutores.

Por ejemplo, la economista se reunió hace unos días con el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre para hablar de la reforma educacional y lo mismo hizo con el propio Arenas, con quien analizó el proyecto de ley de reforma tributaria que ingresará al Congreso el lunes.

Cercanos a la economista DC dicen que Poblete tiene una buena relación con el titular de Educación. Asimismo, las mismas fuentes agregan que ella tiene aprecio por Arenas, porque ha dicho que el ex director de la Dipres durante el primer gobierno de Bachelet fue un "buen aliado" cuando ella estuvo al frente de la cartera de Vivienda.

En La Moneda afirman que la figura decé trabaja sola y no tiene equipo a su cargo. "El mandato de la Presidenta es claro: se tienen que cumplir los compromisos", subraya un asesor de La Moneda, aludiendo al mensaje principal entregado por la Mandataria el miércoles pasado en el consejo de gabinete a sus ministros.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img