Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Ministra Rincón y proyectos de Piñera: "No hay ninguna política de arrasar"

La titular de la Segpres, quien estará a cargo de la reforma constitucional, afirma que "las diferencias se marcan en las convicciones, y las convicciones tienen que estar acompañadas de acciones, no basta el discurso", frente a las críticas de la oposición por el retiro de proyectos del gobierno anterior.

por:  Mariajosé Soto P., La Segunda
viernes, 21 de marzo de 2014
Ximena Rincón

Foto César Silva

"Lo que nos diferencia con la administración anterior es que el análisis, bueno o malo, se hace al interior", aclara la ministra de la Segpres, Ximena Rincón, a casi dos semanas de instalación del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y en medio de duras recriminaciones, tanto del oficialismo como de la oposición, por la renuncia de 4 gobernadores por diferentes irregularidades. Luego de que los ministros del Interior y Segegob aseguraran que no era necesaria una autocrítica, Rincón agrega que buscar responsables "no aporta al país".

-Ya son 10 las autoridades renunciadas por diferentes cuestionamientos. ¿Está la ciudadanía más exigente o ha bajado el estándar en la selección de autoridades?

-Tenemos una ciudadanía vigilante que está ahí. Quizás las personas que estamos en lo público debemos entender que la ciudadanía nos mira y exige un estándar altísimo. Somos personas normales, pero, si queremos estar en política, tenemos que tener un comportamiento ejemplar.

-¿La Moneda debería hacerse una autocrítica por los errores?

-Lo que nos diferencia con la administración anterior es que el análisis, bueno o malo, se hace al interior.

-¿Pero una autocrítica ante la ciudadanía?

-Lo fundamental son las urgencias que la Presidenta le ha señalado al país. Tenemos que trabajar en eso.

-¿La responsabilidad es de los partidos por equivocarse de nuevo?

-Este análisis es interno. No aporta al país.

-Varias críticas apuntan al rol del subsecretario Mahmud Aleuy por un exceso de centralismo.

-Si hay algún presidente de partido que tiene esa crítica, supongo que se la hecho presente a esa persona. Respecto del centralismo, supongo que los partidos cuando hacen las propuestas escuchan a sus regiones.

"No hay ninguna política de arrasar o aplastar a nadie"

- ¿Cuál será su rol en las reformas constitucional y de educación?

-En las tres reformas estructurales hay encargados: en la educacional es el ministro Eyzaguirre, en la tributaria es el ministro Alberto Arenas y yo estoy a cargo de la reforma constitucional. Pero vamos a tener que hacerlas como equipo con los otros ministros. En la que me toca a mí, vamos a tener que coordinar, obviamente, el trabajo con los ministros de Justicia, Interior y Hacienda.

-¿Ud. va estar a cargo de negociar con los parlamentarios?

-Me toca llevar a mí la reforma a la Constitución, así que obviamente voy a estar en eso.

-En ese rol, ¿cómo va el contacto con la oposición?

-Mañana (hoy) tenemos una invitación a las bancadas de RN y UDI. La idea es escucharlos y ver sus preocupaciones, porque hemos escuchado algunas reacciones sobre temas que no hemos dicho.

-¿Cuáles?

-Que nosotros habríamos decidido retirar 14 proyectos del ex Presidente Sebastián Piñera. Nosotros estamos revisando. No hay ninguna política de arrasar o aplastar a nadie. Aún no hay definiciones de números.

-¿Las reuniones con la Alianza serán permanentes?

-Más allá de la estructura formal permanente, creo que lo importante es que todos los parlamentarios sepan que las puertas están abiertas.

-¿Eliminar definiciones o proyectos de ley de Piñera busca reforzar las diferencias con el gobierno anterior?

-Las diferencias se marcan en las convicciones, y las convicciones tienen que estar acompañadas de acciones, no basta el discurso.

-Respecto de los despidos de funcionarios públicos, desde la oposición se habla de "cuoteo" o revanchismo.

-En el gobierno anterior se despidió a más de 11 mil personas. La pregunta es: ¿Por qué personas que eran cargos de confianza no han renunciado? El país también merece una explicación.

-¿Qué le parece que se hable de la «doctrina Rincón»?

-Atribuirme tanto poder me sorprende y provoca risa. Aquí, en mi ministerio, la doctrina Rincón es revisar los casos, evaluarlos y tener a las mejores personas que comulguen con lo que necesitamos hacer.

-En varios ministerios hay funcionarios que tomaron vacaciones. ¿Sería necesario legislar para prohibir la práctica?

-Aquí hay varios casos y son temas que debemos abordar. En un Estado moderno esto no puede volver a repetirse. Es complejo y en la discusión de la modernización va a estar dentro de los temas que se van a proponer. Lo estamos estudiando.

-Este sábado es la "Marcha de todas las Marchas". ¿Cómo interpreta la presencia de parlamentarios de la Nueva Mayoría?

-Cada uno está grande y sabe lo que hace.

-¿Pero se puede tener un pie en la calle y otro en el Congreso siendo partido de gobierno?

-Lo que no se puede es tener dos discursos. Si aquí hay un compromiso con un programa de gobierno, ese compromiso tiene que traducirse en el apoyo. Aquí, todos los actores que trabajamos por esa propuesta tenemos que hacer nuestros mejores esfuerzos por sacarlo adelante.

Rol con la DC: "No voy a torcer el programa porque alguien dice o piensa algo distinto"

-Aún hay malestar en la DC por la falta de representación en cargos de gobierno.

-Nuestro presidente DC ha expresado un sentimiento, pública y transparentemente. Pero creo que la DC va a jugar el mayor de los roles en el comité político con Ignacio Walker, donde tiene un rol y una presencia. Y también en el Parlamento, él es miembro de la comisión de Educación del Senado. Además, el presidente de la Cámara, Aldo Cornejo, es miembro también del comité político. Esta es una reforma que pasa por el Parlamento, no es una reforma que se pueda hacer en lo administrativo.

-La DC es el partido de la Nueva Mayoría que más diferencias ha mostrado frente al programa de gobierno: ante la gratuidad en la Educación, el aborto o algunos aspectos de la reforma tributaria. ¿Cuál será su rol para lograr acuerdos?

-La DC suscribió el programa de gobierno. Ignacio Walker ha dicho que adhiere y trabajará por el programa. El miércoles tuvimos un grato encuentro con todos los diputados. Habló el jefe de bancada, Matías Walker, y reiteró el compromiso y adhesión a la Presidenta en el programa. Yo me quedo con eso.

-Cuando la DC defienda posturas disonantes, ¿cuál será su rol?

-Soy ministra de la Presidenta y soy DC. En materia de reforma tributaria, hay un ministro que lleva las conversaciones, en Educación otro ministro. Todo lo que pueda hacer para colaborar en que exista un diálogo, aquí estoy, pero no me toca a mí llevar esas negociaciones.

-¿Podría convertirse en un puente para llegar a acuerdos con su partido?

-Voy a ser un puente en todo lo que sirva al programa de gobierno que la DC suscribió, respaldó e impulsó y por el cual pidió votos en todo el país. Insisto, aquí hay ministros a cargo de los temas y no creo que haya inconveniente. Y si es necesario ser puente para que los escuchen, que no creo que sea necesario, aquí estoy. Pero es una hipótesis decir que a la DC no la van a escuchar. Eso es imposible porque están en el comité político, comisiones y porque el Parlamento tiene una gran relevancia hoy.

La DC suscribió al programa que es conocido por todo el país. No voy a torcer el programa porque alguien dice o piensa algo distinto. Y cualquier diferencia específica en una norma o en concreto la tendrán que tratar técnicamente. Yo fui senadora y en las áreas donde conocía los temas daba mis peleas. Y si convencía a mis colegas, bien, y si no, era porque los demás pensaban que estaba equivocada.

-¿Usted mantiene sus ganas de repostular al Senado? ¿Qué le parecen las críticas que recibió desde su propio partido?

-No me referiré a las críticas. Estoy 100% concentrada en el programa de gobierno. En Chile se castiga el exceso de sinceridad. Pero creo que el peor error de un político es no saber distinguir los tiempos y las etapas, y confundir los intereses propios con los de la coalición o del gobierno. El desprestigio de la política en nuestro país tiene que ver con que hay liderazgos que se construyen desde el interés personal e incluso poniéndole cortapisas al colectivo. Fui formada mirando el interés de mi país, de los líderes que crecían juntos y se desarrollaban en colectivo, como Frei, Leighton, Palma o Tomic. Esa es mi escuela.

-Ayer venció el plazo para inscribirse en la elección del Maule para su reemplazo. ¿Qué opina de las críticas a la primaria, cómo que la falta de tiempo beneficiaría a quienes tienen más recursos?

-Desde el 11 de marzo soy ministra de la Segpres y no me corresponde opinar sobre decisiones internas de los partidos. Sólo cabe señalar que hay que analizar en detalle estos mecanismos de reemplazo parlamentario, de manera de respetar la voluntad popular. Es un tema de discusión que nos atañe en el esfuerzo de perfeccionamiento institucional para tener mejor democracia.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img