Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Presidente pidió informe de «pros y contras" ante retiro de Pacto de Bogotá

En la Cancillería se ha discutido el asunto y algunas opiniones apuntan a dejar de adherir a dicho instrumento.

por:  Sebastián Minay desde Colombia/La Segunda
martes, 11 de febrero de 2014

Tras aterrizar esta mañana en Santiago, Piñera se trasladó a Valdivia, donde encabezó la cuenta pública de la región de Los Ríos.


Un análisis de las ventajas y riesgos que implicaría para Chile retirarse del Pacto de Bogotá, en virtud del cual los países firmantes pueden demandar y ser demandados ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, se encuentra afinando el Gobierno, según trascendió en altas fuentes del Ejecutivo.

La medida se conoce casi inmediatamente después que el Presidente Sebastián Piñera instalara el tema, al sostener el domingo último que se está "estudiando" la idea de abandonar la instancia, y que incluso lo ha conversado con su sucesora, Michelle Bachelet. El gobernante advirtió lo anterior en varias de las entrevistas a medios chilenos ese día, inmediatamente después de pasar gran parte del fin de semana con su par colombiano, Juan Manuel Santos, quien anunció hace algunos meses su decisión de retirarse del Pacto después de que en 2012 la CIJ le otorgara a Nicaragua una amplia franja marítima. Dicho caso fue seguido muy de cerca por Chile en la última fase de la demanda peruana.

Luego de la sentencia del 27 de enero, se instaló en Santiago un intenso debate político respecto de la conveniencia de seguir los pasos de Colombia, al punto que el asunto comenzó a ser analizado por la Cancillería. Pero que Piñera avisara públicamente que evalúa hacerlo generó una oleada de críticas desde la Nueva Mayoría, desde donde -además de mostrarse en contra de la medida- cuestionaron que el anuncio ponía presión a Michelle Bachelet.

Lecciones del caso colombiano y la demanda boliviana


Según dicen en RR.EE., el análisis ha sopesado diversos elementos en ese sentido. Uno es que retirarse del Pacto de Bogotá protegería a Chile de futuras demandas ante La Haya. Pero algunos creen que el solo hecho de que una demanda sea acogida prácticamente garantiza al demandante un rédito (la Corte sostuvo en el fallo con Lima que buscaba una solución "equitativa").

En otro punto, dado que un país puede seguir siendo demandado hasta un año después de salir del pacto, -observan algunos- dar dicho paso puede tener el efecto de incentivar nuevas demandas durante dicho plazo. Es lo que le ocurrió a Colombia: Nicaragua entabló un nuevo litigio tras el anuncio de Santos.

Otro de los costos es que Chile puede aparecer dando una señal hostil ante la corte, justo en medio de la tramitación de la demanda boliviana. Sin embargo, en la Alianza creen que sería positivo dar una señal a la corte de molestia ante su última sentencia "equitativa".

Además, en el gobierno creen que Chile no enfrenta hoy otros potenciales conflictos limítrofes que puedan terminar en La Haya: con Argentina -país con el que está pendiente la demarcación en Campos de Hielo- está establecido otro mecanismo de solución de controversias.

También hay voces que creen que Chile puede aparecer "aislado"; pero otros hacen notar que no sería el primer país en hacerlo, y que en la región no todos lo han suscrito.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img