Política
Compartir | | Ampliar Reducir

BITAR-BITAR (Perú-Chile): Sobrina y tío hablan del fallo a corazón partido

Cristina, la estratega de las comunicaciones, nació y se crió en Lima; y Sergio, el político e intelectual, integra el "Grupo de los Siete" chilenos y peruanos que armaron una agenda post Haya.

por:  Lilian Olivares, La Segunda
viernes, 24 de enero de 2014

En los años 50, el sirio Nazmir Bitar Chacra, que había echado raíces en Chile, decidió instalar una industria de zapatos en Lima en sociedad con la familia Said. Mandó al segundo de sus hijos, Lorenzo, que entonces
tenía 19 años, a hacerse cargo.

En estricto rigor, debió haber enviado al mayor, Sergio. Pero se salvó porque iba en tercer año de Economía; en cambio, Lorenzo, con 19 años, sólo llevaba uno en Leyes.

El abuelo Nazmir iba y volvía. Quien se quedó y echó raíces en Lima fue Lorenzo: y armó la empresa Plásticos del Pacífico y fabricó las zapatillas "Sinfín" en Lima, en tiempos en que ese producto no llegaba de importación y cada país se batía con sus propias marcas.

Apoco andar, Lorenzo Bitar Chacra, hermano del político e intelectual chileno Sergio Bitar, se casó con la hija de un socio ecuatoriano, Laila Maluk, y tuvieron tres hijos: Alejandro, Anita y Cristina.

Fue así como los hijos de Nazmir echaron raíces en distintos lados de la frontera: Sergio Bitar Chacra en Chile, y su hermano Lorenzo en Perú, donde nació Cristina Bitar Maluk, la reconocida estratega comunicacional y empresaria, considerada mujer líder en este país, donde llegó a establecerse a los 22 años. Pero hay una tercera hija de Nazmir, Virginia, que se casó con peruano y tuvieron cuatro hijos limeños.

Cristina, ahijada de Sergio, optó por la nacionalidad chilena, se casó a este lado de la frontera y espera morir acá. Sin embargo, quiere a Perú y tiene
ahí fuertes vínculos de familia y amistad. De modo que el tema del conflicto limítrofe la afecta en medio del corazón, pero no en la razón, porque ahí tiene clara la posición chilena, a la cual adhiere en cuerpo y alma.

-Sí, desde lo emocional me duele que estemos en esta situación y que además se use políticamente para incendiar las relaciones de los dos países, que deberían cada día unirse más y ser mejores vecinos y estar más integrados, por todas las sinergias que tienen. Me incomoda en lo emocional, pero no en lo racional, porque el fallo es el fallo, las cortes son las cortes, y hay que actuar lo que se diga.

De conflictos fronterizos conoció desde niña, cuando solía pasar sus vacaciones o con los abuelos paternos en Chile, o con los maternos en Ecuador. -Me acuerdo en la época del conflicto fronterizo entre Perú y Ecuador lo horrible que fue. Yo era muy chica. Estábamos en la playa en Salinas, y nos escondían porque teníamos pasaporte peruano, para que no nos hicieran nada. O sea, ¡el tener mamá ecuatoriana también era un problema!

En cuanto al conflicto Chile-Perú, lo comenzó a palpar desde que partió en el colegio.

-En las clases de historia, cuando contaban la Guerra del Pacífico, yo volvía desesperada a mi casa y preguntaba: "Papá, pero, ¿es verdad todo lo que me están enseñando?", porque obviamente te educan con un sesgo antichileno importante. Y por suerte yo tenía un papá chileno en la casa, que era capaz de explicarme la otra versión. Además, mi colegio (Franklin Delano Roosevelt) era norteamericano, como el Nido de Aguilas, de
modo que tampoco tenía un sesgo nacionalista muy brutal.

Y cuando iba a las casas de amigas, siempre había un comentario alusivo: que "los chilenitos", que "hablan pésimo"...

-En la mesa de las casas de mis amigos peruanos, sus padres viven con mucha pasión la historia de la Guerra del Pacífico.

Pasión le puso su tío Sergio Bitar al tema de los peruanos; incluso, desde la época en que era ministro de Educación y se esforzó por proteger a los niños inmigrantes. Luego, siendo senador por la Región de Tarapacá, se preocupó especialmente de Arica y sus relaciones con los vecinos. Y ahora, después de escribir un libro sobre las relaciones chileno-peruanas-bolivianas, y formando parte desde el año 2010 de un grupo escogido de políticos, militares y diplomáticos chilenos y peruano que elaboraron una agenda post La Haya bajo el patrocinio de la Fundación Konrad Adenauer, se ha convertido en un experto en el tema.

Sergio Bitar presenció dos hechos históricos en las relaciones de nuestro país con Perú. Aquí las cuenta. Cristina Bitar hace críticas a lado y lado por el clima que han creado, a su juicio, políticos de ambos lados, dando por sentado una sentencia adversa a Chile. Y habla de los peligros que ello encierra.

Cristina Bitar y el fallo: "La sensación de derrota se ha instalado. ¿A quién sirve?"

Sergio Bitar, el político, y el fallo: "¿Triunfo? Quedar tal cual. ¿Pérdida? Quiebre del paralelo"

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img