Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Cristina Bitar y el fallo: "La sensación de derrota se ha instalado. ¿A quién sirve?"

"Cualquiera sea el fallo, si hay un buen cierre, va a valer la pena, porque lo que está en juego no es tanto. Que esto termine y que sanen las heridas, pero lo que no podemos permitir es que pidan más".  

por:  La Segunda
viernes, 24 de enero de 2014

Cristina Bitar en Machu Picchu, pisando la tierra donde nació.


Entre mil y una cosas, todas aparentemente importantes como la asesoría a empresarios que están en crisis por el paro portuario, la directora de Azerta, Cristina Bitar, sigue al dedillo lo que está pasando en torno a la esperada decisión de La Haya. Observa y opina con su acento y calidez limeña, su laboriosidad santiaguina y su chispeante agudeza, que es su sello personal.

-Este invento de ir a La Haya, que puede ser legítimo desde la creencia de los peruanos, tan tarde y tantos años después, para un espacio de discordia por un rato en los países, creo que no era necesario. Me da un poco de rabia. Y, en verdad, los políticos en Perú usan mucho el antichilenismo para su popularidad. Eso tiene que parar...

"Me ha sorprendido la actitud poco sobria del Presidente Piñera"

Pero no sólo tiene críticas para los mandatarios peruanos, partiendo por Alan García y terminando con Ollanta Humala:

-Lo otro que me ha sorprendido es la actitud poco sobria del Presidente Piñera en este tema, un poco contagiado por Humala, parece. Porque el fallo es un tema importante, pero es mucho más importante la relación pasada y futura de ambos países que este diferendo.

-¿Usted cree que Piñera ha exacerbado algo?

-Ciertas cosas son innecesarias. Ha habido situaciones, gente, reuniones... Que convocara al Cosena me pareció innecesario. Creo que fue darle un cariz más allá de lo que tiene, generando angustia, nerviosismo. Por suerte, aquí no hay un clima como es en Perú, pero me hubiera encantado que ese tipo de cosas sólo sucedieran al otro lado de la frontera y no aquí. Hay que cuidar la relación. Estamos entrañablemente unidos. Somos países no sólo vecinos; sino que estratégicamente tenemos los mismos sectores: minería, agricultura, pesca, donde podemos potenciarnos conjuntamente para que adelante así mirar nuestro futuro en forma mucho más amplia.

-Al Presidente Piñera lo han criticado por llevar por carriles distintos la parte política con la comercial en la relación con Perú. ¿Qué piensa usted de eso?

-Yo creo que no hay otra forma que llevarlos por carriles separados, entendiendo la lógica peruana. Porque si se hubieran juntado, con Perú no se hubiese avanzado en materia comercial de la manera en que se ha hecho en las dos últimas décadas; no sólo con Piñera. El aumento del comercio, inversión, inmigración y cultura ha sido brutal, y eso, si Chile lo hubiera mezclado con lo político como única vía, no iba a tener ni una relación, lo cual era peor. Yo sé que lo critican (a Piñera), porque creen que tenía intereses de un lado y del otro, pero son críticas políticas infundadas. Este gobierno ha hecho lo mejor que ha podido, con la mejor defensa posible de Estado, como lo hizo el gobierno anterior, en este caso. Pero hay un ambiente muy negativo...

-¿Por qué se ha producido, si se supone que nadie conoce el fallo?

-Porque siguieron la lógica peruana. Se equivocaron. Como Perú estaba triunfalista, bueno, entonces digamos que vamos a perder. Pero no sabemos lo que viene. Ahora, la probabilidad de que Chile gane sería quedar como estábamos; por lo tanto, lo obvio es pensar que algo vamos a perder. Pero de ahí a decir que perdimos todo, y exacerbarlo a un nivel que parezca terroríficamente grave, es, creo, un error. O sea, desde el punto de vista de Humala lo entiendo, porque creo que tiene la popularidad en el suelo. Pero Piñera, que la está subiendo, no sé, de repente quiere salir con más del cincuenta. Tal vez está generando una sensación negativa para que cuando se lea el fallo la gente diga, "¡ah, no era tanto!". Comunicacionalmente, la sensación de derrota se ha instalado, y eso no sé a quién favorece.

-Desde el punto de vista de la comunicación estratégica, ¿cómo debería ser el escenario del gobierno el lunes? ¿Qué debiera hacer?

-Calma, calma y calma. Y yo creo que lo que hay que pedirle a la ciudadanía es seguir el ritmo que ojalá sea el de La Moneda. Porque esto toma su tiempo para hacer una análisis y poder entender qué viene después, cómo se implementa. Pero la vida de la mayoría de los chilenos y chilenas no va a cambiar el lunes. Por lo tanto, ojalá que La Moneda no haga que parezca que esto es el fin del mundo, porque no va a ser. Y miremos para adelante, porque el futuro de la relación Perú-Chile es muy importante.

"El gran desafío diplomático es que esto sea un verdadero cierre"

Se detiene y revela una inquietud de fondo:

-A mí me preocupa más la reacción peruana. Yo no sé si el fallo va a calmar a Perú. Espero que no vengan con más requerimientos y peticiones. Eso sí sería de locos. El gran desafío de la diplomacia va a ser que esto sea un verdadero cierre en este tema, y eso nos permita avanzar en una agenda distinta a la limítrofe.

Agrega algo que sabe que provocará escozor en algunos:

-Cualquiera sea el fallo, creo que si hay un buen cierre va a valer la pena, porque lo que está en juego no es tanto. Yo sé que hay nacionalistas que me matarían con esta frase, pero estoy diciendo honestamente lo que pienso. Ahora, si esto no es un cierre, ahí sí que Chile tiene que parar y darle una vuelta a cómo enfrentamos las relaciones diplomáticas para adelante, para que esto se termine y que puedan, de alguna manera, sanar las heridas que pueden tener muchos peruanos con la historia y con la Guerra del Pacífico, y en adelante iniciar una historia de colaboración, de búsqueda de oportunidades conjuntas. Si es así, será para mejor. Pero lo que no podemos permitir es que sigan pidiendo más.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img