Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Lily Pérez: "Armaremos un partido orgulloso del legado de Piñera"

Senadora alude al papel de La Moneda en el éxodo gradual de parlamentarios -con dos ministros evaluando hacer lo mismo-, y sostiene que quienes se fueron del partido "fuimos los que trabajamos para que el gobierno llegara al gobierno". Agrega que el Mandatario sabía desde un principio de su decisión. 

por:  Sebastián Minay C., La Segunda
viernes, 17 de enero de 2014

Foto FABIAN ORTIZ

Exactamente al frente de la pequeña oficina que ella ocupa en el viejo edificio del ex Congreso en Santiago se encuentra la del senador Carlos Larraín. Apenas han pasado dos horas desde que anunció su renuncia a RN, y en el pasillo entre ambos despachos no vuela literalmente una mosca. Desde allí, a puertas cerradas, Lily Pérez desmenuza el trasfondo de su decisión y admite sin reservas que es parte de un proceso que apunta a formar un tercer partido, con la defensa de la figura del Presidente Sebastián Piñera como uno de sus nortes.

-¿Por qué decidió renunciar dos días antes del consejo nacional RN, y no antes o después?

-Sentí que era el momento. Nunca hago cálculo, eso me diferencia de la mayoría de los políticos; actúo por mi corazón y por lo que siento que es correcto. La decisión de irme de RN ya la había tomado, emocionalmente por un tema de doctrina política. Me voy por ideas, no por las personas. Y por eso es una decisión que venía madurando y masticando internamente hace rato.

-Y la conversó con harta gente...

-La conversé con mis más cercanos: la Cecilia Pérez, Hinzpeter, Oscar Hasbún, Gastón Gómez, Salustio Prieto, Eugenio González... es algo que ya tenía asumido que lo iba a hacer. Muchas veces le dije a Francisco Chahuán (vicepresidente de la mesa de Carlos Larraín) que ellos estaban haciendo las cosas de una manera tal, que estaban empujando a la gente hacia afuera.

-¿Se lo advirtió a la mesa, entonces?

-Se lo dije, no hago advertencias. Incluso anteayer le dije: "Francisco, es el colmo lo que hicieron con la cuestión del Tricel, amenazando con llevarlos a una demanda civil, que cualquier abogado sabe que es un tema risible".

-¿Fue un detonante que la directiva quisiera impugnar la elección de los tres diputados en el Tricel?

-Para mí, sí. El mal trato que se les dio a los diputados para mí fue un detonante absoluto. Siempre dije que mi renuncia no dependía de mí, sino que de RN; de ver gestos de verdad, de ver un cambio de verdad, de ver que tenían voluntad de reconocer en lo que se habían equivocado, y que querían hacer un cambio real. No era solamente un tema de estatutos, sino de mirarse y decir: "Fallamos". Eso es lo que esperaba: una autocrítica, que entendieran que pegarle al gobierno todos los días es algo inaceptable. Y no hubo nada de eso. Por el contrario, agudizaron las críticas al gobierno.

-Si RN no hubiese concentrado esas críticas en La Moneda, o en Piñera, como lo ha hecho el vicepresidente Manuel José Ossandón, ¿nada de esto habría pasado?

-Es una suma de cosas, ése es un factor.

-Pero es el denominador común de los cuatro parlamentarios que han renunciado en las últimas dos semanas: rechazar las críticas contra Piñera.

-A los liderazgos de RN hoy los mueven las odiosidades, principalmente hacia el gobierno y hacia el Presidente.

-¿Estaba consciente del impacto de renunciar a 48 horas de un consejo que se perfila como muy crítico contra Piñera?

-¡Pero por supuesto! Yo soy una líder de nuestro sector, lo tengo claro. Lo que quiero provocar es que la gente que vota por nosotros piense en el futuro, que no siga anclada en el pasado. Que piense que lo que viene es mejor: que podemos recuperar el gobierno, recuperar lo que fue la coalición a través de generación de movimientos, de partidos, que voy a ayudar a que eso pase. Me gusta que existan otros movimientos: Amplitud, Evópoli. Me gusta eso.

-¿A cuál de ambos se va ahora?

-Tengo que decidirlo, pero voy a apoyar a Amplitud de todas maneras.

-Pero eso tiene que haberlo zanjado antes de decidir irse de RN...

-Por supuesto. Voy a ayudar a construir eso. Desde ahí voy a poner mi liderazgo para eso.

-¿Con la suya se terminan o siguen las renuncias de parlamentarios?

-No lo sé. Es una decisión autónoma.

-¿Está alentando a otros para que lo hagan?

-A nadie. Yo no he llamado nunca a nadie.

-Pero le consultan.

-Sí. Pero no llamo a nadie ni le pido a nadie que me acompañe en esto. Quiero que la gente sea libre en tomar sus decisiones, que vea sus tiempos y la forma cómo lo hace. Pero tenemos que pensar en el futuro. Y obviamente que en mi región, en todas partes, en muchas regiones se va a ir mucha gente conmigo.

"Ya no sirve de nada" si renuncia la directiva


-Ayer dijo que la mesa está "absolutamente agotada" y que tiene que irse. Si la directiva cede y renuncia, ¿se frena esta crisis?

-A estas alturas ya no sirve de nada.

-¿De nada? ¿Usted y el resto no volverían?

-Ellos cambiaron el partido, para mí ya no tiene ningún sentido.

-Entonces, ¿tampoco tiene sentido que se presente una lista encabezada por Cristián Monckeberg, por ejemplo, para competir con el larrainismo?

-Yo ya me fui de RN.

-Pero se fue recién. No se le olvidó cómo funciona el partido. ¿Ya no tiene sentido que se presenta una lista liberal?

-Ya: y una lista que hipotéticamente ganara, ¿para liderar una masa dirigencial a la que en estos cuatro años la han convencido de que éste es un gobierno nefasto? ¿Qué sentido tiene?

-No tiene sentido porque ustedes ya se fueron de RN.

-Por eso. ¿Por qué no lo hicieron antes?

-Pero la disidencia al larrainismo articulada el 2011 en el movimiento "Aquí estamos" no llegó lejos. ¿En qué se equivocaron?

-Fue un gran intento, pero nos inmovilizó el hecho de estar en el gobierno. Eso le podía generar un problema al gobierno.

"El Presidente sabía, por supuesto"


-Con RN en estas condiciones, ¿siente que el denominado legado del gobierno y la figura del Presidente estaban en riesgo?

-Absolutamente. Es un partido que ha ayudado a socavar al gobierno.

-Por lo tanto, la solución es socavar el partido.

-No.

-¿Y en qué ayuda que ustedes se vayan si con esto la directiva se va quedando sin contrapeso interno y puede seguir criticando a Piñera?

-Porque nosotros vamos a armar a futuro un partido que esté orgulloso del legado de Piñera, que mire el futuro de la centroderecha, que le dé espacio a la gente que cruza la frontera; no estamos marcados ni por el plebiscito ni por la Guerra Fría. No tenemos prejuicios, y creemos en una derecha absolutamente moderna y liberal. Ese es nuestro espacio.

-¿Ese partido es lo que necesita Piñera para que su legado esté "a salvo"?

-Este no es un tema del Presidente.

-Pero lo critican desde RN y ustedes lo defienden.

-Nosotros queremos cuidar a todos los nuestros, y eso lo incluye a él.

-Se reunió al menos dos veces con la vocera Cecilia Pérez y también con el ministro Hinzpeter. ¿Por qué era indispensable antes de anunciar su decisión?

-No, no, no. No es que haya ido a tomar la decisión por ellos.

-La pregunta es por qué le era indispensable.

-Porque mis decisiones importantes se las digo antes a mis amigos.

-Pero la vocera también está pensando en renunciar, podría hacerlo antes o después de que termine el gobierno. ¿Por qué La Moneda ha tenido un rol tan esencial en este proceso?

-¡Porque nosotros fuimos los que trabajamos para que este gobierno llegara al gobierno!

-¿Por eso La Moneda no puede ser ajena a las renuncias?

-A ver, a ver. Fui vocera de Piñera en segunda vuelta, trabajé por él, me saqué la mugre por él. Estoy orgullosa de este gobierno, con todos sus defectos, y me siento parte de este legado.

-¿Eso explica el rol del gobierno?

-No es el gobierno, es gente que está en el gobierno. Con Hinzpeter fuimos compañeros de colegio, la Cecilia fue mi jefa de gabinete... nos unen otros lazos.

-Pero es bueno sincerar el papel del gobierno: los primeros diputados en renunciar se apuraban en negar el rol de La Moneda antes que uno se los preguntara.

-¡No estoy diciendo que el gobierno tenga que ver! Lo que estoy diciendo es que también habemos muchos que creemos que es importante mantener el legado del gobierno y nos sentimos orgullosos de él. Desde donde esté voy a levantar mi voz para que eso sea así.

-Me imagino que le informó al Presidente que iba a renunciar.

-El sabía, por supuesto. ¿Cuándo lo iba a hacer? No. Pero sabía que lo iba a hacer.

-¿Desde un principio?

-Sí.

-¿La alentó?

-No, no. Lo que yo hablo con el Presidente es nuestro. Pero él siempre ha respetado mis decisiones.

"Ya no recuerdo la última vez que hablé con Larraín"


-Usted fue secretaria general de Larraín entre el 2006 y el 2008 y desde entonces ambos han chocado varias veces. ¿Cuándo fue la última vez que habló con él antes de decidir su renuncia?

-Ya no lo recuerdo.

-¿Nunca hubo intento de recomponer contactos con el presidente del partido?

-No me gusta hablar mal de la gente, así que prefiero no hablar de él.

-¿Tiene de verdad su conciencia tranquila, en el sentido de que agotó todos sus esfuerzos antes de irse?

-Siento que estuve ahí mucho tiempo, aguantando y soportando muchas cosas, por la gente y los militantes.

-¿Aguantando qué? ¿Maltratos?

-De todo tipo.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img