Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Senador Walker: "Es muy difícil imaginar el comité político en La Moneda sin la DC"

"Para estibar bien la nave y que este sea un gobierno de centroizquierda el rol de la DC es muy importante en la conformación del gabinete, y quien más lo entiende así es la propia Michelle Bachelet....no vamos con cartas marcadas ni tenemos ambiciones desmedidas", dice el timonel DC.  

por:  Marcos Sepúlveda y Claudio Salinas, La Segunda
viernes, 17 de enero de 2014
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Confiado en que la DC tendrá un rol preponderante en el gobierno de Michelle Bachelet se muestra el presidente de ese partido, el senador Ignacio Walker.A juicio del parlamentario el rol de la falange en la Nueva Mayoría tiene como función "estibar la nave" y evitar un giro a la izquierda. Por otra parte, asegura no cerrarse a ningún mecanismo que modifique la Constitución, aunque advierte que el tema de la asamblea constituyente no es un tema teórico sino de "viabilidad práctica".

-¿La DC retomará en el próximo gobierno la misma influencia y poder que tuvo durante la Concertación?

- No aspiramos ni a tener más ni a tener menos; eso, más que un tema electoral, es político. Para estibar bien la nave y que este sea un gobierno de centroizquierda, el rol de la DC es muy importante en la conformación del gabinete, y quien más lo entiende así es la propia Michelle Bachelet. Nosotros no vamos con cartas marcadas en materia de gabinete y no tenemos ambiciones desmedidas.

-¿A Bachelet van a pedirle básicamente ministerios sociales?

-Esa siempre es una veta característica de la DC, pero aunque tenemos gente para estar en las áreas política y económica, mi prioridad es que haya un fuerte protagonismo de la generación sub-45 del partido y lo hemos conversado con la Presidenta.

-¿En ese marco hay espacio para quienes perdieron alguna elección, como Alberto Undurraga y Claudio Orrego?

-Eso no debiera ser un obstáculo, están ellos y muchos otros. No quiero marcar ninguna carta en particular, porque obviamente sería desaconsejable. Queremos fomentar la participación de gente que tenga vocación de cara al futuro.

-Más allá de las definiciones que ella adopte, ¿concibe un comité político de La Moneda sin la presencia de la DC?

-Es muy difícil imaginar la conformación de un comité político sin la presencia de la DC, y obviamente estamos disponibles para los ministerios políticos, que no son exclusivamente los de La Moneda.

No sabemos qué va a pasar en el gobierno de Bachelet


-¿Por qué no llamarle derechamente «coalición de gobierno» a la Nueva Mayoría?

-No, porque una coalición política supone un acuerdo de fuerzas afines, convergentes, en una perspectiva de mediano y largo plazo, con un sentido estratégico y todavía no llegamos a ese punto.

-Porque mantienen la reticencia a pactar políticamente con el PC.

-No son reticencias, son diferencias evidentes, pero más allá de eso sentimos que hay un bien superior, que es cumplir con el programa de Michelle Bachelet. Yo me siento muy tranquilo y muy contento con la Nueva Mayoría, con el APP (Acuerdo Político y Programático). Fue bueno acotarlo para entender que estamos dando un paso. La Presidenta lo bautizó como APP, lo hizo suyo y le dio su sello. Ese tema se acabó y está pacífico.

-¿Ya no vale la pena seguir pidiendo definiciones al PC?

-Pero qué precisiones, si aquí hay una conversación permanente. Somos fuerzas políticas con diferentes trayectorias, y lo último que quisiéramos es minimizar las diferencias. Qué sacamos con proyectar esto a 15 o 20 años, si no sabemos qué va a pasar con el gobierno de Michelle Bachelet.

-¿Le inquieta la fusión de las bancadas de diputados PS y PPD, que deja en minoría a la DC?

-No me inquieta, porque ellos han dicho que es un acuerdo de administración, que es muy similar a lo que hicimos con el Partido Radical. Hay actuar con mucha buena fe, aquí no tenemos desconfianza respecto de nadie, incluido el Partido Comunista.

-Pero usted plantea que el rol de DC es impedir que la Nueva Mayoría "se desestibe" a la izquierda.

-Pero obvio, si la tesis del giro hacia la izquierda fue planteada hace dos años y medio y no es invento mío, y la carrera por quién da antes por terminada la Concertación también tiene sus protagonistas. Afortunadamente, hemos resuelto este tema, y eso es el arte de la política: actuar con inteligencia política.

-El factor ordenador parece ser más bien el liderazgo de Bachelet.

-Es un gran liderazgo, pero no uno caudillista ni mesiánico, sino institucional, en el que hay partidos detrás.

Asamblea constituyente: No es tema teórico sino de viabilidad


-Usted dijo que una nueva Constitución, básicamente, es el cambio del binominal, término de los altos quórum legislativos y despojar al Tribunal Constitucional del control preventivo de las leyes orgánicas.

-Esa idea no es mía, sino que la tomé del libro de Fernando Atria, el más radicalmente crítico de la actual Constitución y principal impulsor de la asamblea constituyente. La recogí porque ahí están los cerrojos de esta Carta Política que si los removemos, tendremos una democracia de mayoría. Pero eso no significa que todo se agote ahí, yo creo que además hay que consolidar el estatuto de los bienes públicos, enfatizando los derechos sociales a la educación, la salud y la previsión, además de descentralizar eligiendo a los intendentes. A mí, lo que no me parecería adecuado en el contexto de una nueva Constitución es meter temas programáticos; para eso están las elecciones, en las que la gente elige entre el programa A o B, entre más Estado o más mercado, más impuestos o menos impuestos.

-Usted dijo tras el Consejo Nacional de su partido que no se cierra a ningún mecanismo para elaborar una nueva Carta, ni siquiera una asamblea constituyente...

-De las grandes cosas que hemos hecho en el programa de Michelle Bachelet es no habernos casado con un mecanismo ni haber excluido ninguno.

-Pero en agosto afirmó que "institucionalmente no es posible" una asamblea constituyente.

-Evidentemente, la pregunta sobre asamblea constituyente no es ni teórica ni comparativa, porque está llena de experiencias. Hablemos de Francia el 45, Italia el 46, España el 78, Perú el 79, Brasil el 88 y Colombia el 91. Perdónenme, no estoy hablando de Venezuela, Bolivia ni Ecuador. Este no es un tema teórico, es un tema de viabilidad, porque llamar a una asamblea constituyente significa reformar la Constitución y eso significa 3/5 o 2/3, entonces no hay que crear una falsa expectativa.

-¿Cómo analiza la crisis que vive hoy la derecha tras su derrota?

- La derecha ha cometido históricamente un error. Alessandri, Pinochet y Piñera tiene algo en común: haber llevado a cabo la demolición de la política y de los partidos, porque privilegiaron una lógica tecnocrática, «gerentocrática». Esto le ha hecho un gran perjuicio al conjunto del sistema político. Ese es el talón de Aquiles de la derecha chilena.

"Fue un error condecorar a Alan García"


-¿Como ex canciller, comparte las críticas a la política del gobierno de Piñera de "encapsular" el litigio con Perú y mantener gestos políticos amistosos con el vecino país?

-Fue un error condecorar al Presidente Alan García, quien nos demandó ante la Corte Internacional de Justicia. Fue un error haber privilegiado las relaciones comerciales simbolizadas en aquella imagen del pisco sour, al margen de una situación donde se estaba cuestionando el tema de nuestra frontera. Pero decir que eso explica directa o indirectamente el contenido del fallo de La Haya, yo creo que es otro error. Yo por lo menos no comparto que eso tenga causalidad. Yo me quedo con la expresión de la Presidenta Bachelet el 2008 una vez que Perú dedujo la demanda: "Esto es un gesto inamistoso hacia Chile" y por lo tanto ahí viene la sobriedad republicana, la prudencia y un cierto pudor en que uno no puede pretender que no ha pasado nada.

- ¿Es partidario, tras el veredicto, de pactar un instrumento con Perú que explicite el término de toda reivindicación territorial en el futuro?

-Parece tener asidero la tesis de que en cierto sector de la política exterior peruana existe una suerte de doctrina de mantener algún conflicto pendiente con Chile y eso me parece una bofetada a nuestro pueblo porque eso nos impide avanzar a una plena integración con los países vecinos. Uno se pregunta, después de este fallo, ¿cuál será la próxima movida?, o vamos a entender que no hay temas de límites marítimos pendientes con Perú.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img