Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Solari (PS) y el último mes de campaña: "Es más favorable para los candidatos alternativos"

El ex ministro apunta a la mayor visibilidad que tendrán en TV las candidaturas. Pero no duda del triunfo de Bachelet y considera que la carta del PRO, Marco Enríquez Ominami, afectará "muy poco" su votación. En tanto, sostiene que Matthei "va a llegar segunda y no creo que Parisi vaya a representar un riesgo demasiado grande".

por:  Claudio Salinas M., La Segunda
viernes, 18 de octubre de 2013
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"La campaña de Bachelet ha sido dirigida por una generación que representa la renovación política y lo ha hecho magnífico", asegura el ex ministro y miembro de la comisión política del PS Ricardo Solari, figura clave en la primera candidatura de la ex Mandataria el 2005.

Fogueado en asuntos de gobierno y estrategias de campaña durante el ciclo de la Concertación, hoy colabora en forma externa con el comando de la Nueva Mayoría. Desde esa experiencia le toma el pulso a la campaña a treinta días de los comicios.

-Como bacheletista, en el mes que queda de campaña, ¿cómo visualiza el escenario electoral?

-No hay mucho ambiente de campaña porque hay poca incertidumbre. Tenemos una candidata muy adelantada en intención de voto, con una imagen de triunfo muy consolidada y la gente sólo se pregunta si Bachelet ganará en primera o segunda vuelta y si Parisi alcanzará o no a Evelyn Matthei.

-¿De qué va a depender que Bachelet gane en primera vuelta?

-La campaña de Bachelet ha sido casi perfecta, sin errores, y el núcleo que la dirige puede llevarla a ganar en primera vuelta sin dificultades. Lo que viene es un escenario más favorable a las candidaturas que no han tenido visibilidad o no tienen mucho arraigo porque dispondrán de dos minutos diarios de televisión gratuita y habrá dos debates donde van a poder expresarse, independiente de sus grados de adhesión, lo que obviamente les dará un margen para crecer.

-¿La franja y los debates que vienen harán alguna diferencia?

-Los debates y la franja son momentos para que los candidatos más de nicho puedan expresar ideas. Si ellos utilizan estos espacios en una lógica de incordio o conflictividad, van a perder esa oportunidad, y Michelle Bachelet, que es la que tiene más historia y experiencia en debates, los va a aprovechar al aparecer como una persona razonable en medio de un ambiente muy poco representativo del estado de ánimo de los chilenos.

-¿Enríquez-Ominami podría mellar la votación de Bachelet?

-Muy poco, porque ya dejó de representar novedad, tiene un discurso sin mucho atractivo y sobre todo porque la gente sabe que él no va a gobernar, porque para eso se requiere coalición, partidos, parlamentarios, alcaldes, concejales y mucha gente.

-Fue muy criticado que Bachelet no fuera al debate de la ANP.

-Yo en general soy partidario de que todo el mundo vaya a todos los debates, pero los comandos tienen la capacidad táctica de definir qué cosas son más importantes y a mi juicio la decisión de preferir la presencia de la candidata en terreno fue inteligente. En un escenario de voto voluntario lo más importante es estar en contacto directo con los electores.

-En democracia la participación de los candidatos en debates es lo mínimo exigible para que el elector vote informadamente.

-Bachelet, que ha hecho un esfuerzo bien sistemático de presentación de contenidos, encabeza la lista de políticos chilenos que ha participado en debates y desde ese punto de vista no es objetable su decisión. Además, va a estar presente en los debates de la Archi y Anatel.

-También llama la atención que todavía Bachelet no presente un programa de gobierno.

-Lo que Bachelet está poniendo sobre la mesa son reformas mayores; eso es un programa de gobierno y no un librito con opiniones sobre el cien por ciento de los asuntos del país, desde la política exterior a los temas más irrelevantes de la microgestión. Su campaña ha producido un conjunto de ideas y medidas para los primeros cien días que marcarán en lo sustantivo la agenda legislativa que se llevará al Congreso. En los días que vienen se presentará un programa en el formato tradicional. Pero no se trata de un programa para una competencia electoral, sino para gobernar.

-La demora en el programa se atribuye a diferencias al interior de la Nueva Mayoría.

-Obvio que hay diferencias. Nunca ha habido acuerdo entre nosotros sobre un conjunto amplio de temas y a pesar de ello hemos gobernado bien el país. Entre nosotros hay gente que es más liberal, otra más conservadora, algunos son más estatistas y otros más pro mercado, pero tenemos acuerdo en que hay que corregir nuestro sistema escolar porque es reproductor de desigualdad, que para ello se requieren recursos y por lo tanto una reforma tributaria. Tenemos acuerdo también en que hay que cambiar las actuales reglas de administración del poder porque representan una herencia autoritaria.

-¿Cómo ha visto el desempeño de la abanderada de la Alianza y las dificultades que ha enfrentado?

-Es una candidatura que no ha tenido nunca la posibilidad de despegar. Surgió después que cayeron las de Golborne y Longueira y luego Piñera le propinó dos duros golpes con los "cómplices pasivos" primero y luego al decir que fue un error haber votado por el Sí. En general la candidata de la Alianza no ha cometido grandes errores y ahora Piñera está haciendo todo el empeño por rescatarla después de los golpes que le dio, lo que yo creo le va a sumar un par de puntos. Al final va a llegar segunda y no creo que Parisi vaya a representar un riesgo demasiado grande.

-¿Prevé que la Alianza sufra una debacle en la parlamentaria?

-Eso es un misterio. No sabemos cuánto podría caer la votación histórica de la derecha por este fenómeno sistémico de haberse quedado sin discurso para la sociedad y mantenerse anclada a esta lógica patronal, antigua y conservadora. Eso puede tener castigo con el voto voluntario.

-¿Eso no podría ser negativo en términos de los contrapesos que requiere el sistema político?

-La oposición será la que se generará desde las urnas. Un gobierno de centroizquierda requiere una contraparte, pero no necesariamente de una derecha conservadora y pinochetista. Sería mucho mejor una derecha que nos fiscalizara, que se preocupara de que los recursos públicos se usaran bien y que las instituciones públicas funcionen correctamente, no una vinculada a la defensa de intereses corporativos ni al pasado dictatorial. Creo que ellos van a perder la presidencial, les va a ir mal en la parlamentaria y van a iniciar un proceso muy duro de discusión interna sobre las ideas con las que harán oposición y los liderazgos que la conducirán.

Reforma laboral: "Un gobierno de cuatro años debe priorizar"

-No se conoce hasta ahora ninguna propuesta en materia laboral del comando de Bachelet.

-Pero hay hartas ideas circulando y la comisión que presidió Juan Somavía hizo un trabajo riquísimo. Vamos a tener propuestas laborales para los cuatro años en materia de avances en negociación colectiva y fortalecimiento del sindicalismo, que son las dos grandes prioridades. Pero también hay que entender que un gobierno de cuatro años que pretende cambiar la Constitución, el sistema tributario y la educación tiene que organizar bien sus energías, tiempos políticos y recursos económicos e institucionales para llevar adelante esas tareas y probablemente no se podrá hacer todo lo que se quiere.

-La CUT ha hecho ver su insatisfacción por esa ausencia de definiciones.

-Y me parece bien que lo haga porque la CUT no es un departamento de la Nueva Mayoría; es una organización sindical y su papel es poner los temas que le interesan. No es función de nuestra coalición, ni de esta campaña, acallar las voces que surgen de la sociedad. De lo que se trata es ver cómo se organizan las prioridades de un modo en que todas ellas puedan avanzar lo más que podamos.

-Los encargados sindicales del PS y el PPD atribuyen la indefinición a diferencias entre Somavía y Alberto Arenas.

-No hay tal, la comisión hizo su trabajo y procesó sus temas. La dimensión laboral del programa va a ser abordada, entendiendo que no podemos transformar todos los temas en prioridad porque hay otras áreas de gran complejidad que tenemos que atender y en un gobierno de sólo cuatro años no se pueden resolver todos los problemas a la vez, pero el gobierno de Bachelet va a tener una sensibilidad prolaboral y eso se va expresar en transformaciones.

-Todo parece indicar que la propuesta laboral de Bachelet no va a satisfacer a la CUT.

-En rigor, las propuestas de transformación nunca satisfacen por completo a nadie porque hay que ecualizar los planteamientos de muchos sectores y las perspectivas que pueden demorar más.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img