Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Pizarro: "Más allá de si saca un senador más o un diputado menos, la DC seguirá jugando su rol y la candidata lo entiende"

"Espero que mi partido tenga la visión política y generosidad suficiente para incorporarse plenamente y sin condiciones al trabajo que permita elegir Presidenta a Michelle Bachelet con una gran mayoría", declara el presidente del Senado, Jorge Pizarro.

por:  Claudio Salinas M.
viernes, 23 de agosto de 2013

Articulador de la oposición en el Congreso y rostro visible de la disidencia a la conducción de Ignacio Walker en la DC, el titular del Senado, Jorge Pizarro, ha combinado este año su perfil de duro contendor político del oficialismo con el rol de facilitador para que el gobierno saque adelante su agenda legislativa. En ese marco se ha reunido con el ministro Larroulet para coordinar el despacho de los proyectos que interesan a La Moneda al mismo tiempo que arremete contra el Presidente o sus colaboradores en la refriega política diaria.

Reconocido bacheletista dentro de la falange -su hijo mayor trabaja en el comando de la candidata-, el senador por Coquimbo, que busca la reelección en dupla con la diputada PPD Adriana Muñoz, pone de relieve el aporte que su partido puede hacer a un eventual gobierno de la Nueva Mayoría, más allá de la representación parlamentaria que obtenga.

-¿Qué se va a hacer en el Senado para evitar que la campaña afecte la agenda legislativa?

-Estamos conscientes de que hay que conciliar las prioridades legislativas del Ejecutivo con las nuestras y con el ministro Larroulet ya hemos acordado algunas. La primera y obvia es despachar la Ley de Presupuesto, luego avanzar en transparencia y probidad y en la regulación del lobby. Queremos avanzar en varias iniciativas sobre educación, salud, energía, descentralización y reformas políticas, pero los tres proyectos mencionados van a concentrar los esfuerzos de aquí a marzo.

-¿La oposición no va a ralentizar el despacho de las iniciativas que le interesan al Gobierno?

-Nunca hemos hecho eso y nos causa molestia cuando desde el Gobierno se nos achacan responsabilidades por el retraso de algunos proyectos. Eso se produce porque los proyectos que envía el Gobierno no cuentan ni siquiera con el acuerdo mayoritario de sus propios partidarios, como el salario mínimo, o derechamente envían proyectos malos o incompletos que el Congreso tiene que mejorar, como el que crea el Ministerio del Deporte.

-En el caso de los proyectos sobre educación, el movimiento estudiantil ha planteado congelar su tramitación.

-Los proyectos están ahí y si el Gobierno se abre a acoger los planteamientos que están haciendo prácticamente todos los candidatos es perfectamente posible avanzar de manera mucho más sustantiva. Por ejemplo, tal como está, nosotros no vamos a aprobar la Superintendencia de Educación Superior, pero le estamos haciendo indicaciones para que tenga efectiva capacidad de fiscalización, control y sanción sobre quienes lucran en las universidades violentando todas las normas legales.

-¿Cómo evalúa la plantilla parlamentaria de la Nueva Mayoría y las dificultosas negociaciones de los partidos hasta última hora para lograr concretarla?

-Siempre planteé que era fundamental tener un acuerdo parlamentario con candidatos competitivos y representativos del espectro de oposición y creo que esos dos objetivos se cumplieron casi en la totalidad. Por supuesto que hubo dificultades, como en el distrito de Santiago, donde a mí me habría gustado que el movimiento Revolución Democrática se integrara a la lista de la Nueva Mayoría. No se pudo pero me parece fundamental que ellos tengan la posibilidad de llegar al Congreso con nuestro respaldo porque forman parte de las propuestas programáticas más importantes en materia de educación. Es bueno que la visión que representa ese movimiento emergente esté representado y forme parte de este proyecto de Nueva Mayoría.

-Sin embargo, usted criticó que el pacto opositor no le haya levantado competencia a Giorgio Jackson.

-Efectivamente, porque no me gustan los blindajes. Pero entiendo que la razón política es superior en este caso porque el valor de la representación del espectro amplio de la oposición ameritaba la omisión de la lista de la Nueva Mayoría y creo que hay que rescatar eso como algo positivo. Por lo demás, a Jackson le va a tocar una dura competencia para no ser doblado por la lista de la derecha, así que la Nueva Mayoría tendrá que jugarse a fondo para respaldarlo, sobre todo habiendo otra candidatura del PRO. En este momento el acuerdo político que habilita a Giorgio Jackson como el candidato único de la Nueva Mayoría obliga a trabajar muy fuertemente para su triunfo.

-Jackson y Camila Vallejo han dicho que su propósito es llevar al Congreso la voz del movimiento social y estudiantil, ¿no amenaza ello con reflotar el fenómeno de los "díscolos" en lugar del alineamiento de estos parlamentarios con un eventual gobierno de Bachelet?

-Bachelet tiene como prioridad una reforma estructural de la educación para garantizar su calidad, sobre todo en el sector público, y ese compromiso va a marcar la agenda del próximo gobierno, al igual que la reforma tributaria y mejoramientos en salud, previsión, seguridad ciudadana y derechos de los consumidores. Yo he escuchado en todos los candidatos el apoyo a esas propuestas y ejes programáticos así que no debiera haber ningún problema con eso.

-Los jefes de los partidos desoyeron los llamados de Bachelet a hacer primarias legales, llevar una sola lista a Cores y cerrar la plantilla en plazos más breves.

-Esa es responsabilidad de las directivas de los partidos y ya no tiene sentido entregar una opinión cuando las decisiones están tomadas. Lo que hay que hacer es trabajar unitariamente para darle una gran mayoría a Bachelet en el Congreso y en los gobiernos regionales porque parte importante de la implementación de su propuesta se va a definir en ambos.

-¿Pero esa falta de sintonía de los partidos con Bachelet no anticipa conflictos y descoordinaciones en un eventual futuro gobierno de ella?

-Tiene que haber una coordinación de los partidos pero también con las mayorías parlamentarias y en eso yo espero que el futuro gobierno tendrá una coordinación fluida, sólida y permanente, como supimos hacerlo en los gobiernos anteriores. Esa experiencia ya se tiene.

-Hubo ruidos en el proceso de integración de la DC al comando de Bachelet tras las primarias.

-La DC y los otros partidos deben integrarse a la campaña de Michelle Bachelet con espíritu unitario y generosidad política, sumando y no dividiendo, porque se trata de enriquecer la diversidad de oposición buscando las cosas que nos unen por sobre aquello que nos separa. Yo espero que mi partido tenga la visión política y generosidad suficiente para incorporarse plenamente y sin condiciones al trabajo que permita elegir Presidenta a Michelle Bachelet con una gran mayoría.

-¿Cuán gravitante podrá ser el rol de la DC en un próximo gobierno si le va mal en las elecciones parlamentarias?

-Yo creo que en las parlamentarias nos va a ir bien a todos en la Nueva Mayoría. Ahora, la DC tiene una larga trayectoria de lucha por cambios estructurales en pro de mayor justicia social, libertad y democracia. Ese siempre ha sido nuestro sello y es lo que le da garantías a millones de chilenos, de manera que, más allá de si saca un senador más o un diputado menos, seguirá jugando ese rol y así lo entiende la coalición y la candidata presidencial.

-Su hijo Jorge regresó de Nueva York y está colaborando en el comando de Bachelet.

-Sí, está trabajando con Rodrigo Peñailillo, lo que me alegra mucho porque Rodrigo es un gran profesional. Espero que aprenda todo lo positivo que significa trabajar en un comando presidencial, que es la mejor escuela para comprender la realidad del país y la diversidad de nuestra sociedad. Para Jorge como cientista político va a ser una experiencia única.

 ME-O y Claude: "Hay mucha frase hecha y populismo"

-Con nueve candidaturas se hace más difícil que Bachelet gane en primera vuelta.

-Sin duda que este número inédito de candidatos va a provocar una dispersión de votos, pero a pesar de lo difícil tenemos que hacer el esfuerzo para ganar en primera vuelta.

-¿El hecho de que la Alianza haya presentado también a una mujer les plantea un mayor desafío?

-Evelyn Matthei encarna la continuidad de este gobierno y representa a la UDI con mucha fidelidad, sobre todo la visión individualista y las reminiscencias de la dictadura de Pinochet. Pero la división y la falta de entusiasmo al interior de la derecha le van a restar posibilidades.

-¿Enríquez-Ominami y Marcel Claude amagan la posibilidad de ganar en primera vuelta?

-Ellos tienen que clarificar su propuesta, porque hasta el momento hay mucha frase hecha y un poquito de populismo, algo propio de candidaturas que saben que no van a ganar y por tanto pueden decir lo que quieran. Pero la gente va a ver dónde están las definiciones de fondo y Michelle Bachelet se va a constituir en los hechos en la candidatura única de la oposición.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img