Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Senadores confrontan posturas ante reforma que posibilita voto de chilenos en el extranjero

La próxima semana la sala del Senado votará la enmienda constitucional que establece el voto de chilenos en el exterior con la sola exigencia de inscribirse en los consulados. La moción de senadores opositores fue aprobada en la Comisión de Constitución, pero persisten diferencias que aquí detallan Juan Antonio Coloma y Patricio Walker. 

por:  Claudio Salinas y Sebastián Minay
lunes, 19 de agosto de 2013

Juan Antonio Coloma (izq.), Patricio Walker (der.)


Walker (DC): "La inscripción en los consulados demostrará el compromiso con el país"

-¿Cuáles son sus expectativas sobre la votación en la Sala de esta reforma?

-Tuvimos un apoyo muy importante en la Comisión por cuatro votos contra uno, con el voto a favor del senador Alberto Espina y de Hernán Larraín (UDI) pese a que en su partido hay aprensiones, y en la Nueva Mayoría estamos todos de acuerdo porque creemos que efectivamente es una discriminación arbitraria e injusta contra los chilenos que viven en el extranjero el no poder votar en las elecciones nacionales. Yo tengo la esperanza de que vamos a tener los votos suficientes para aprobar esta reforma.

-¿Que tan decisivo puede ser el voto en contra del presidente de RN Carlos Larraín en la posición que asuma su bancada?

-Es una postura legítima, que yo no comparto, pero confío que efectivamente la mayoría de RN apruebe esta iniciativa y lo que ha planteado el propio Presidente de la República, que es militante de ese partido. Hay unos 800 mil chilenos en el extranjero, el 70 por ciento de ellos por razones económicas y familiares, que tienen todo el derecho a poder votar en las elecciones nacionales. El propio Gobierno se dio cuenta que era un error insistir con la exigencia de un vínculo porque circunscribía la posibilidad de votar a los chilenos que tuvieran recursos para venir a Chile en varias oportunidades en los últimos años, lo que constituye claramente un voto censitario. Espero que los senadores de la Alianza se den cuenta de lo mismo y respalden esta reforma. El propio senador Espina recordaba que Manuel Pellegrini, que por razones laborales lleva años fuera de Chile y es tan chileno como nosotros, ¿cómo va a ser lógico que no pueda votar? O los miles de jóvenes que estudian posgrados en el extranjero gracias a Becas Chile, ¿por qué les vamos a impedir que voten?

-¿Esta reforma está vinculada o condicionada a la modificación del sistema binominal?

-No, no hay ningún vínculo, son temas que van por carriles distintos. No hay ningún acuerdo previo que nos obligue a votar ambas reformas.

-¿Cómo juzga la posición que ha mantenido el Ejecutivo en este tema?

-Ha tenido una evolución positiva. Años atrás el Gobierno era partidario de establecer un vínculo, que a nuestro juicio constituía una discriminación arbitraria, como era viajar cinco veces en los últimos años para poder votar. Nosotros nos negamos a aprobar la reforma con esa exigencia, pero finalmente el Gobierno entendió que había que profundizar la demcoracia, abrir las puertas para que la gente participe y no cerrarlas. Este tema se abordó en la reunión de los senadores con el Presidente y hubo plena coincidencia en la sola exigencia de inscribirse en los consulados respectivos para mostrar voluntad de participación y compromiso con el país.

Coloma (UDI): "Me parece indispensable que exista un vínculo cercano"

-¿La sala del Senado subirá las exigencias a los chilenos que viven fuera? La comisión de Constitución sólo dejó como requisito inscribirse en los consulados.

-Histórica y transversalmente en Chile se ha optado por quienes viven en el país porque conocen mucho más de cerca los problemas de la nación y sufren los beneficios o errores al elegir a sus autoridades. La primera discusión es si se cambia esa visión y se le da derecho a voto a quienes no viven en el país y no tienen un vínculo especial: conforme a las nuevas normas puede ser incluso nieto de chilenos nacidos en el extranjero. La segunda discusión, si se da ese cambio, es qué naturaleza de relación con el país se exigirá.

-Entonces, el proyecto no va a salir de la sala tal como salió de la comisión, ¿o sí?

-Espero que se genere una discusión y esto cambie. Me parece indispensable que exista un vínculo cercano, o sea, que la persona haya estado en el país en un período de tiempo relativamente breve con anterioridad. No me parece, entendiendo que todo esto es discutible, que alguien que estuvo en Chile hace treinta años, y que hoy vota en Bolivia, Francia o Nueva Zelanda, sea relevante al momento de tomar decisiones que afecten a quienes están todos los días en el país.

-¿Por qué en la Comisión de Constitución Hernán Larraín votó a favor? ¿Qué diferencias tienen en este tema?

-Estos temas son siempre discutibles pero como UDI hemos pedido que haya una comisión política especial para aunar posiciones. Probablemente sea esta semana o la siguiente.

-¿No hay libertad de acción para los senadores en este proyecto, entonces?

-Es parte de la discusión. Espero que tal como lo hemos hecho en otras reformas políticas, donde había posiciones diferentes, al final se tome la misma opción.

-¿Qué indicaciones esperan presentar para modificar el proyecto?

-Cuando en la campaña presidencial este tema fue abordado por el Presidente Sebastián Piñera, siempre se hizo en la lógica que si se aprobaba esta legislación se exigiera un vínculo, una permanencia breve anterior en Chile. Uno podrá discutir si ese vínculo es un año o nueve meses. Pero esa fue la posición que el Presidente Piñera fijó en la campaña presidencial.

-El Gobierno cambió claramente de posición. Primero estaba por ese tipo de exigencias, pero después de reunirse con la comisión, en los hechos se allanó a sólo pedir inscripción en consulados.

-Yo hago fe de lo que a mí me tocó conversar con el Gobierno cuando se planteó el tema en la campaña.

-¿No tiene juicio sobre la conducta del Gobierno?

-Si lo tengo lo voy a decir oportunamente.

Iniciativa requiere 23 votos en el Senado

El proyecto de reforma constitucional que posibilita el voto de los chilenos residentes en el exterior requiere para su aprobación el voto favorable de 3/5 de los senadores en ejercicio, vale decir 23 de un total de 38. El mismo quórum se exige en el próximo trámite la Cámara de Diputados, lo que equivale al voto conforme de 72 parlamentarios de un total de 120. En caso de aprobarse, luego corresponde modificar la ley orgánica de votaciones populares, cuyo quórum es de 4/7, correspondiente a 22 senadores.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img