Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Allamand, su rol en la campaña de Matthei y su relación con la UDI : "Yo ya hice mi máximo esfuerzo por la unidad..."

Insiste en que quiere "mirar hacia adelante" y "dar vuelta la hoja" tras los choques con el gremialismo. Dice estar dispuesto a colaborar en la campaña de la abanderada, pero advierte: "tengo planificada mi agenda y todas mis actividades de las próximas tres semanas"... con lo cual no acompañará a Matthei a inscribirse al Servel. 

por:  Sebastián Minay C. y Mario Contreras D.
viernes, 16 de agosto de 2013
Allamand

Foto Alfonso Díaz

Dos nuevos detalles de lo que le costó -dice- asegurar que el consejo general RN le diera luz verde a la candidatura de Evelyn Matthei, cuenta Andrés Allamand. Luego de lo cual -insiste- no quiere "volver atrás" a los conflictos de las últimas semanas... ni menos al quiebre histórico que lo separa de la abanderada.

Primero, asegura que varios consejeros "se me acercaron para hacerme presente que debía hacer un gesto similar al de Andrés Velasco tras el triunfo de Michelle Bachelet en las primarias: dejar en libertad de acción a los consejeros. Hice exactamente lo contrario, porque siempre supe cuál era el resultado y asumí mi responsabilidad. Les pedí explícitamente que apoyaran a Evelyn Matthei".

Luego, relata que "a varios consejeros generales que me manifestaban que venían resueltos a votar negativamente les pedí que no asistieran. Pero para mí ya es historia pasada".

-¿Se considera el "salvador" de la candidatura única?

-Contribuí, junto a otras personas, a que la centroderecha no fuera dividida a esta elección tan compleja.

-¿Están la UDI y Matthei en deuda con usted?

-No. Uno en política hace lo que cree que debe hacer. Cumplí con mi deber sin esperar nada a cambio.

-¿Su llamado a apoyar a Matthei fue, entonces, gratis?

-Pese a que me jugué a fondo porque Evelyn Matthei fuera no sólo la candidata de la UDI, y que era un consejo difícil, igual han existido críticas a mi intervención. Eso ahorra mil palabras.

-¿Le molesta que, como dijo esta semana, "haga lo que haga, la UDI me va a criticar igual"?

-Di vuelta la página de este episodio y no voy a volver atrás. Mi cabeza y energía están cien por ciento mirando hacia adelante el tremendo desafío que tengo en Santiago Poniente. Y estoy dispuesto a colaborar en los aspectos programáticos y estratégicos de la campaña, si así se me requiere.

-¿Cree que la UDI y Matthei cumplirán su palabra de ser ecuánimes con RN? Hay parlamentarios que siguen molestos.

-No soy pitoniso. Pero por las circunstancias en que se generó esta candidatura, quienes están a cargo -no creo que sean temas que maneje en el día a día la candidata presidencial- deben ser particularmente cuidadosos en los equilibrios.

-Si ni usted ni Manuel Ossandón le van a disputar a Laurence Golborne y Pablo Zalaquett el terreno con Matthei o con el Gobierno, ¿les van a dejar el campo libre?

-Tengo planificada una campaña con gran intensidad en terreno en Santiago Poniente, con mi foco en los problemas de delincuencia, de acceso a la salud pública, a la calidad de educación, de transporte. Lo que hagan o no otros candidatos está fuera de mi margen de acción.

-Ya hubo reclamos de diputados RN: que les avisaron a última hora de una sesión de fotos con Matthei.

-Pregúntenles su opinión a los jefes de bancada. Yo ya he hecho mi máximo esfuerzo por generar las condiciones de unidad en la centroderecha, depuse mi candidatura, me jugué mi propio prestigio ante el consejo general. Aun así, el 20% de los consejeros rechazaron la candidatura. Son temas que están fuera de mi alcance: ya di vuelta la hoja.

"Si se actúa con inteligencia política, se puede ganar"

-¿Va a ir a terreno con la candidata presidencial?

-Voy a ir a terreno intensamente, como corresponde, con todas las actividades normales en una candidatura presidencial y parlamentaria. Lo he dicho desde el primer día.

-¿Lo llamaron ya desde el comando de Matthei para ir a actividades?

-No, a mí no me ha llamado nadie del comando. Pero me parece perfectamente razonable, ya que me imagino que están todavía en una etapa de organización de las giras y de las campañas. Mientras, ya tengo planificada mi agenda de las próximas tres semanas, porque no hay tiempo que perder. Es una agenda intensa y ya están previstas todas mis actividades en las próximas tres semanas. Ayer pasé todo el día en Maipú, me reuní con colectiveros, fui a ferias y a la Villa "Los Presidentes".

-¿No está contemplado en las próximas tres semanas entonces?

-Voy a participar en forma normal, sin perjuicio de que, como el resto de los candidatos hará, uno tiene una agenda intensa que se planifica con tiempo. Lo que no hay que hacer es organizar actividades, involucrar gente y cancelarlas en el último minuto.

-Cuando en "Tolerancia Cero" le preguntaron si Matthei puede ganarle a Bachelet, respondió que "está por verse". ¿Por qué?

-A lo que añadí claramente en la frase siguiente: que la campaña electoral era muy cuesta arriba. Hay apreciaciones mías que se juzgan con particular severidad. En medio de la primaria, Joaquín Lavín señaló que "sería una sorpresa" ganarle a Bachelet, y eso no provocó ningún revuelo. Yo he dicho bastante menos: que está cuesta arriba.

-¿Sería una "sorpresa" que Matthei le ganara a Bachelet?

-Me imagino que Lavín seguirá pensando que sería una "sorpresa". Si se agrupan todas las fuerzas, se actúa con inteligencia política, se evitan fricciones innecesarias y se despliega una propuesta programática atractiva, es posible ganar.

-Dijo que sus diferencias con ella tienen "razones plenamente justificadas", por dos episodios que no nombró. Uno es el Caso Drogas. ¿Es verdad, como dijo Carlos Larraín, que fue una de sus razones para desistir de su candidatura?

-Es una pregunta a la que no me voy a referir. En ese caso diversas personas fuimos objeto de acusaciones que se demostraron completamente infundadas.

- Pero el tema reflotó en esta campaña, y aún quedan tres meses. ¿Por qué no zanjarlo ahora?

-Yo no tengo ningún tema que zanjar, mi posición es conocida, y reitero que no quiero volver a un tema que obviamente es complejo. Y punto.

"El Gobierno no tuvo ninguna influencia en la primaria"

-El Presidente Piñera dijo que ustedes no habían vuelto a hablar, pero que la amistad perdura. ¿En serio?

-Mi amistad con el Presidente Piñera es invariable, se arrastra hace muchos años y ninguna diferencia política la va a afectar. Espero que su gobierno termine de la mejor manera: ha hecho bien la pega.

-¿Su campaña va a tener gráfica o fotos con el Presidente?

-Estamos definiendo nuestra campaña. La gente sabe que voy a estar comprometido con un gobierno que me representa. Es una polémica artificial suponer que haya candidatos más o menos próximos al Gobierno.

-¿Qué tan artificial? Desde su comando culparon al Ejecutivo de favorecer a la UDI en la primaria.

-Jamás he responsabilizado al Gobierno de mi derrota ante Pablo Longueira. El Gobierno no tuvo ninguna influencia en la primaria y Longueira fue un legítimo ganador.

-Piñera dijo que "cuando un candidato pierde es propio de la naturaleza humana querer ver quién es culpable".

-No creo que se haya referido a mí. Quizás se estaba refiriendo a algunos miembros de la directiva de RN.

-¿Cuántas encuestas ha encargado en su competencia con Zalaquett?

-Las que he encargado son favorables, pero no olvido que las encuestas también eran favorables contra Pablo Longueira (ríe).

"Una futura mesa RN debiera incorporar a Carlos Larraín"

-¿Mantiene su plan de suceder a Carlos Larraín en la presidencia de RN?

-Carlos Larraín ha hecho una gran labor y muchas de las críticas a él me parecen injustas. El ha señalado que es su último período y eso abrirá las puertas a un recambio. Mi prioridad por los próximos años va a ser la senaduría si logro vencer, pero estoy dispuesto a participar en un proceso de modernización y ampliación de RN. En qué posición, con qué integrantes, habrá que verlo luego de noviembre.

-¿Larraín lo acompañará en la próxima mesa?

-No está claro, pero para mí una buena directiva de RN debiera incorporar a Carlos Larraín y a parlamentarios y dirigentes jóvenes. Espero que Mario Desbordes saque adelante su diputación por La Cisterna, y es una pieza clave en cualquier diseño futuro de RN. Ojalá encontráramos la forma de funcionar muy afiatadamente con Evópoli: espero que Luciano Cruz-Coke obtenga una senaduría en Antofagasta y voy a transpirar todo lo necesario para ayudar a Felipe Kast en Santiago y a Eduardo Cuevas en Recoleta e Independencia, al igual que a los otros seis candidatos de RN.

-¿Piensa incorporar a Evópoli a la directiva?

-No, hay que encontrar una forma de trabajo conjunto. Veo hacia adelante partidos muchos más flexibles y con mucha menos rigidez.

-¿Qué papel podría tener el piñerismo en esa mesa?

-Veamos qué pasa en noviembre, cómo termina el Gobierno y cómo se reconfiguran los distintos liderazgos.

¿Piñera 2017?: "Nadie va a escapar a las primarias"

-El próximo año hay elecciones internas en RN y el piñerismo quiere retomar el control de la mesa. ¿Qué hará?

-Preocuparse ahora de lo que va a ocurrir en abril del próximo año es un contrasentido: entre el 30 de junio y el 30 de julio el panorama de la centroderecha cambió brutalmente.

Sí creo que los partidos de la centroderecha deben modificar muy sustantivamente algunas de sus conductas. La primera tarea es volver a generar las condiciones para una coalición más amplia, que he denominado 'Coalición Popular'. Además, las primarias llegaron para quedarse.

-¿Qué va a pasar con Piñera 2017? ¿También debería participar en una primaria?

-El ejemplo que dio Michelle Bachelet, teniendo una inmensa mayoría para someterse a una primaria, deja una vara de la cual nadie podrá escaparse.

-¿Piñera no escapa a eso?

-Bachelet ya dio el ejemplo. Nadie va a escapar a las primarias.

-En RN, Lily Pérez ha dicho que Piñera tiene el mejor derecho y que hay que cederle el espacio.

-Va a haber primarias sí o sí. ¿Quienes serán los candidatos? Cuatro años es una eternidad. Sebastián Piñera, como ex Presidente, va a tener un rol importante en la política, como Lagos, Frei o Aylwin.

-¿Como ex Presidente?

-De cuatro ex Presidentes, dos han optado a una reelección: Frei y Bachelet. Al país le hace muy bien tener un grupo de ex Presidentes respetables. Ahora si ellos quieren participar en contiendas electorales o restarse, están en su derecho.

-En ese contexto, ¿le cedería el lugar o competiría con él?

-No me voy a poner en esa coyuntura.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img