Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Catalina Parot cuenta todo sobre cómo Allamand se «cruzó» en Santiago Poniente

Su conversación con el ex candidato presidencial de RN y con Carlos Larraín... cómo se enteró de que quedaba fuera de la candidatura a senadora. "Esto es una situación dolorosa, pero aprendo y salgo fortalecida. Sigo en política". "Yo era una gran candidata para Santiago Poniente". 

por:  La Segunda / Lilian Olivares
viernes, 12 de julio de 2013

Foto FOTOS: FERNANDO HERRERA

La poliomelitis le vino a los seis meses y desde entonces su vida sería distinta. La segunda entre 8 hermanos hijos de una familia de agricultores de Talca, creció protegida por su círculo social pero siempre independiente, sin sentir que las muletas serían un freno para llegar a donde quisiera. Tanto así, que pudo haber seguido secretariado en su ciudad, pero decidió partir a estudiar Derecho y Filología Clásica a la Universidad de Valparaíso, y hospedarse en una pensión. Al principio andaba en transporte público y le costaba subir a las micros, tanto como se le hacía cuesta arriba subir los tres pisos de la universidad para las clases de filología y luego bajar al primero y así continuar con sus cursos de derecho, carrera que terminó en la Universidad Católica en Santiago.

De niña le gustaba galopar y la persona que en el campo la ayudaba a subirse al caballo, "Mundo" lo llamaban, siempre le decía: "Pobrecita, nunca se va a casar".

Catalina Parot, abogada, casada con el empresario Guillermo Toro, cuatro hijos, ex ministra de Bienes Nacionales, ex vocera del ex candidato presidencial Andrés Allamand, ex pre candidata -hasta el domingo pasado- a senadora por Santiago Poniente, decidió salir al ruedo con todo, seis días después de dar un paso al lado. "La verdad es que he tratado de mantenerme lo más bajo perfil, porque no quería darle bombo a este tema. Pero sí creo que es importante aclarar ciertas cosas, y la primera es contar cómo pasó todo".

Recordando su infancia con las secuelas de la poliomelitis, y cómo aprendió que a la gente le tenía que dar tiempo para que se adaptara a su condición, nos comenta: "A mí cuando chica siempre me decían pobrecita, y en el fondo siempre daba lástima".

-Y ahora, hay gente que dice "pobrecita, lo que le hicieron a la Catalina Parot". ¿Qué le parece eso?

Con esa pregunta la introducimos en el tema que estalló el domingo pasado, cuando se supo que el ex candidato presidencial Andrés Allamand había decidido competir por una senaturía en Santiago Poniente, en el lugar de ella.

Respondió comenzando el relato de esta historia desde sus orígenes, cuando a fines del año pasado dejó el cargo de Ministra de Bienes Nacionales.

-Mira, cuando Andrés Allamand, junto a Carlos Larraín, me pidió que me retirara del Ministerio, yo estaba muy contenta ahí. Habíamos logrado que todos los chilenos sintieran la importancia del patrimonio fiscal. Hicimos una pega muy comprometida, realizamos un catastro de la propiedad fiscal que significó mucho esfuerzo. Teníamos grandes logros (recuerda el proyecto de traspaso del borde costero, desde la Armada a esa secretaría de Estado) y muchos grandes proyectos. En las encuestas de aprobación de septiembre del 2012 primero estaban Laurence Golborne y Luciano Cruz Coke, y luego yo. Que una ministra de Bienes Nacionales haya logrado ese respaldo en la opinión pública era único, y fue producto del trabajo de un equipo que teníamos en el Ministerio, comprometido con Chile a concho.

-¿Pero qué fue concretamente lo que le pidieron Andrés Allamand y Carlos Larraín?

-Me pidieron concretamente que dejara el gabinete junto con Allamand. Porque iban a salir Andrés y Golborne, y había otros ministros más que estaban en conversaciones para salir. Yo le dije a Andrés que en realidad prefería seguir en el gabinete, y ellos de frentón me instaron a dejar el gabinete. Conversé con el Presidente y se acordó que yo saliera.

-¿Usted dejó el gabinete para apoyar a Allamand?

-Sí, me salí por apoyarlo a él en su candidatura presidencial. Después de eso asumí la vocería de su campaña. Yo no fui su jefa de campaña, como decían, sino la vocera de Andrés Allamand, que es muy distinto. Fui su vocera, al principio con mucho más intensidad, pero después Andrés me instó a asumir la senatorial por Santiago Poniente. Y me pidió que adelantáramos esta nominación, lo que hicimos el 5 de abril en el salón del antiguo Congreso Nacional. En mi nominación oficial participaron Carlos Larraín, Andrés Allamand y todos los candidatos al Parlamento por la circunscripción poniente, más muchas autoridades de Renovación Nacional. Y a partir de ese momento yo empecé a conformar los equipos, a estudiar la circunscripción, empecé a hacer un análisis de las fortalezas y debilidades de mi candidatura.

Los "top" que estaban en su equipo: Jorge Pinochet y Richard Büchi

Lo primero que hicieron fue encargar una encuesta, que arrojó que Catalina Parot tenía mucho menor conocimiento que el candidato de la UDI, Pablo Zalaquett, con quien iba a hacer la dupla senatorial, pero a la vez una aprobación altísima.

-Y, además, que muchas personas me ubicaban como la ministra, pero no como Catalina Parot. Entonces teníamos que hacer un trabajo de juntar mi imagen con mi nombre.

Aprovecha de agradecer a Jorge Pinochet , quien había liderado las campañas del Presidente Piñera y colaboró con ella en la definición de las estrategias. "Y no puedo dejar de agradecerle a Richard Büchi (muy amigo de su hermano Alfredo Parot, que también estaba en su campaña), que participó en la definición de la estrategia". Menciona, a continuación, a Gonzalo Rojas , a Carolina Plaza ... " y a mi marido , que se puso con las lucas. En el fondo, no teníamos muchas lucas y lo que hicimos fue georreferenciar todo y, para poder juntar cara con nombre, pusimos diez carteles pero parece que hubiera mil, porque quedaron en lugares estratégicos".

"Pablo Zalaquett fue un caballero; éramos de las mejores duplas"

Al referirse a su ex contrincante Pablo Zalaquett, dice:

-También hay que destacar que Pablo Zalaquett fue un caballero y una persona de una tremenda lealtad. Formábamos una dupla que garantizaba que no habría doblaje de la Concertación en la circunscripción poniente. Nosotros éramos una de las mejores duplas de la centroderecha que se habían presentado, garantizábamos que tendríamos un senador de la centroderecha y que no habría doblaje de la Concertación. Iba a ser una campaña competitiva, y habíamos hecho un trabajo serio, con un gran equipo detrás. Teníamos propuestas importantes, que habrían permitido cambiarle la cara a una circunscripción sobre la cual tengo la convicción de que es el patio trasero de la Región Metropolitana. Teníamos una campaña muy potente, y quiero reiterar que tenía un compañero de lista que era un caballero y de gran calidad humana.

-¿Y Allamand?

-Yo trabajé por Andrés Allamand porque siempre he pensado que es un líder importantísimo de la derecha chilena. El lideró una campaña presidencial y le fue mal en estas primarias, pero hicimos un gran trabajo y él hizo un gran esfuerzo. Yo no comprendería que él, un fundador de la centroderecha democrática que hoy está en el Gobierno, estuviera ausente del próximo Parlamento. Cuando él perdió la candidatura, dio la señal de que se iba a retirar de la política. El día que él perdió yo le mandé un mensaje diciéndole que no se podía retirar y que, pese a que yo había avanzado mucho con mi candidatura senatorial, le ofrecía mi circunscripción porque entendía que lo importante aquí es el país, en momentos en que por delante tenemos desafíos cruciales.

-¿Qué le respondió él?

-Que no, que no era su camino. Por eso nosotros seguimos trabajando en mi campaña. Creo que yo era una gran candidata para Santiago Poniente.

-¿Mejor que Allamand?

-No, yo no estoy haciendo comparaciones. Estoy diciendo que yo era una gran carta.

"Me enteré por El Mercurio el domingo pasado"

-¿Cómo se enteró de que él ocuparía su lugar?

-Bueno, me enteré por El Mercurio el domingo pasado. Vi el diario muy temprano y leí que él estaba evaluando esta candidatura por la circunscripción poniente, entre otras. Como a las diez y media de la mañana me llegó un mensaje de él, diciéndome que cuando pudiera lo llamara.

-¿Pero usted tenía algún indicio previo?

-Al contrario, yo había estado conversando con Carlos Larraín (el presidente de RN) el sábado en la noche, largamente. Conversamos sobre mi candidatura, me contó que había visto los monumentales (sus afiches gigantes). Es decir, yo hasta el sábado en la noche estaba trabajando por mi candidatura senatorial. Llamé a Andrés y me dijo que efectivamente él había decidido tomar la circunscripción por Santiago Poniente. Le dije que entonces yo iba a dar una conferencia de prensa ese mismo día y que le despejaba el camino, porque me parece importante que él siga en la política chilena y creo que va a ser un gran aporte desde el Senado.

-Pero, ¿qué pasó con la Catalina Parot que había inducido a su marido a invertir varios millones en su campaña, que tenía la preocupación de que su ex equipo del ministerio había dejado la pega para acompañarla? ¿Pensó en ese momento en todas las personas que estaban involucradas en la campaña?

-Por supuesto, por eso que yo dije, y lo vuelvo a repetir, que no fue algo fácil. Pero, a pesar de que era doloroso, estas cosas no son personales. Aquí hay siempre una decisión de país. Y yo creo que para el país, que Andrés Allamand no hubiera estado trabajando en una campaña senatorial o en cualquier otro cargo, que no estuviera incorporado en la candidatura presidencial de la centroderecha considerando el caudal de votos que tuvo en esta primaria, que no estuviera en la tarea de proyectar el gobierno del Presidente Piñera, habría sido malo. Y además creo que, pese a ser para nosotros una situación dolorosa, de alguna manera aprendo y salgo fortalecida.

-¿Con qué calificativo describiría su domingo pasado?

-¡No le pongamos drama! Diría que es la mañana en que uno dimensiona en toda su verdad ese dicho de que "uno propone y Dios dispone". Hay un poema que Rudyard Kipling le escribe a su hijo. Le dice: "Cuando tú estés dispuesto a empezar, siempre dispuesto a empezar, entonces sí serás hombre, hijo mío".

-¿Y usted está dispuesta a empezar?

-¡Sí, por supuesto! El servicio público es mi vocación. No voy a dejar la política. Y voy a volver a empezar.

El binominal y Carlos Larraín: "Esa fue su estrategia de medios, al final de cuentas"

Cuenta que la tarde del último domingo Carlos Larraín llegó con su esposa a verla. "El me dijo que no sabía (la decisión de Allamand). Y, al igual que todos nosotros, piensa que es bueno que Andrés siga en la política chilena".

-¿La llamó la esposa de Allamand, Marcela Cubillos?

-No, no he hablado con ella.

-Hay quienes piensan que su salida de la candidatura es el típico caso de discriminación de la mujer...

-Para las mujeres no es fácil estar en política, y yo creo que más difícil aún es en la derecha.

-¿Qué está pasando en RN, que el presidente del partido no sabía la decisión que había tomado el que había sido el candidato presidencial de su partido, y que el Presidente de la República no sabía la decisión que había tomado el presidente de su partido, de unirse a la Concertación en un proyecto de acuerdo para eliminar el binominal? ¿Cuál es su mirada femenina?

-Primero, yo creo que Andrés Allamand, cuando tomó unos días con su familia para descansar, escuchó otras opiniones más de su confianza y evaluó sus opciones de futuro. Entiendo que él prefirió mandar ciertas señales el domingo y después de eso hablar con Carlos Larraín y conmigo, para evitar que esto se filtrara. Esa fue su estrategia de medios, al final de cuentas. En el caso del tema del binominal, éste es un planteamiento que RN ha tenido desde hace muchos años y ha sido una definición que ha tomado la comisión política, que han impulsado los senadores, y que lamentablemente, por visiones encontradas dentro de la Coalición por el Cambio, esto no se pudo hacer antes en un proyecto que viniera desde el Gobierno.

Yo creo que lo que hizo Carlos Larraín fue apurar la discusión en este escenario que es complejo, porque la inscripción automática y el voto voluntario han generado un cambio político incluso más radical de lo que se podría haber generado a partir de la modificación del binominal. Entonces es necesario hacer una evaluación del sistema político y me parece que haber puesto esta idea en el tapete es muy bueno.

-¿Pero no considera que fue una traición al Presidente no haberlo informado?

-No, yo creo que ayuda a que este tema se destrabe. En el fondo, todos los pasos en materias importantes se piensan en términos comunicacionales, también. Yo creo que esta estrategia va a permitir que se tome en serio el debate sobre una reforma al sistema electoral chileno. Y al final de cuentas se va a trabajar sobre la idea de un proyecto que vendrá del Ejecutivo, y que tendrá que ser consensuado por todos los sectores políticos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img