Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Allamand: "Aunque se moleste RN, estoy dispuesto a sacrificar posiciones parlamentarias"

Candidato RN asegura que pagará todos los costos necesarios "para ganar la Presidencia de la República, pues lo fundamental es que la ex Concertación no vuelva a gobernar". "Que se esté hablando de Golborne refleja una aparente debilidad de la candidatura de Longueira".

por:  Mario Contreras D.
viernes, 21 de junio de 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Andrés Allamand quedó "conforme" con su desempeño en el segundo debate televisivo de la Alianza realizado anoche. Mientras no pocos critican la falta de diferenciación entre él y Pablo Longueira, el candidato RN sostiene que se reafirmó el criterio de unidad en esta primaria y asegura que pudo demostrar "con claridad" sus propuestas programáticas, que apuntan a la clase media y sectores populares.

Cree que su mejor momento fue "cuando dije que en vez de buscar divisiones en el sector, para ganar a la ex Concertación, vamos a necesitar de toda la derecha, todos los centros y todos los independientes".

En cuanto a su momento más bajo, se limita a decir: "Uno siempre piensa que las cosas se pueden hacer mejor, pero el juicio lo tienen los televidentes".

-¿No tuvo un momento de indefinición cuando se le preguntó por la idea de cambiar el nombre a la calle 11 de Septiembre, en Providencia?

-Si hay algo que he hecho durante toda la campaña es definirme en todos los temas, fuerte y claro. Una materia de esa naturaleza deben abordarla los vecinos de la comuna.

-¿De qué manera?

-En un plebiscito, porque son quienes viven en Providencia quienes deben decidir democráticamente el tema.

-¿No cree que los electores deben saber lo que usted piensa?

-La gente sabe de sobra cuál es mi trayectoria, actuación y pensamiento sobre el gobierno militar.

-Hay quienes creen que usted y Longueira mostraron una convergencia artificial en los debates televisivos.

-Yo no voy a buscar ni convergencias artificiales, ni diferencias artificiales. A mí me interesan mucho más las discrepancias que tengo con Bachelet, que las que pueda tener con Pablo Longueira.

-En el marco de la campaña, el UDI José Antonio Kast dijo que usted ha ganado pocas elecciones y que la primaria se va a definir en Santiago Oriente, donde lo derrotó Carlos Bombal.

-La primaria se va a resolver en todo Chile; no en un lugar determinado. Y yo siento un apoyo parejo en todo el país.

Estas declaraciones divisionistas son particularmente impertinentes e inoportunas, porque en esta etapa necesitamos la máxima cohesión en la centroderecha. Qué sentido tendría que, por ejemplo, yo recordara que Sebastián Piñera derrotó a Joaquín Lavín en una elección presidencial o que Francisco Chahuán derrotó a Joaquín Lavín también en una senatorial. Es absurdo y no tiene mucho sentido.

- Luciano Cruz-Coke planteó que después de la primaria usted va a poner énfasis en el perfil liberal y Joaquín Lavín respondió que nunca se iba a ver a dos Pablo Longueira. ¿Cuál es el verdadero Allamand? ¿El liberal o el otro?

-La gente me conoce desde hace muchos años y yo soy exactamente la misma persona, con mis mismas convicciones, en todos los campos. Cuando hay que criticar los abusos, los critico, tanto cuando vienen del sector público, como del sector privado. Habitualmente me critican porque soy una persona que dice directamente las cosas. Hay un solo Allamand, el que la gente conoce desde siempre.

"Tengo la certeza de por quién va a votar el Presidente"

-¿Quién es el candidato más cercano al Presidente Piñera? ¿Usted o Longueira?

-La historia habla por sí misma. Sebastián Piñera y yo hemos hecho, no solamente una historia personal, sino que una vida política juntos. Cualquier persona que mire la trayectoria mía y la de Pablo Longueira, y la coteje con la vida política de Sebastián Piñera, va a tener muy claro dónde hay mayor afinidad y coincidencia.

-¿Tiene la certeza de que el Jefe de Estado va a votar por usted?

-Yo tengo la certeza más absoluta de por quién va a votar el Presidente Piñera y su mujer Cecilia Morel. Y porque tengo esa certeza, no la voy a utilizar en mi beneficio. A buen entendedor, pocas palabras.

-¿Le agradeció a la ministra Cecilia Pérez el apoyo que le dio ?

-Por supuesto, hablé con ella. No entiendo el revuelo que se generó.

-No es normal que una ministra dé su apoyo público a un candidato.

-Es absolutamente normal, porque otros miembros del gabinete durante todo este período han expresado sus convicciones sobre el tema presidencial. El propio Lavín, antes de abandonar el gabinete, lo hizo a favor de Longueira.

-¿No teme que si gana, no toda la Alianza quiera trabajar con Ud.?

-Me quedo con las palabras de Pablo Longueira, que ha dicho claramente que si yo triunfo en la primaria, él va a ser el primero en apoyarme. Soy una persona de experiencia política y le doy muy poca importancia a las declaraciones altisonantes en los períodos electorales.

-¿Sería necesario pedir un gesto de reconocimiento a la UDI el 30 de junio?

-Va a ser completamente innecesario. Aquel que pierde apoya al que gane, y lo hace como corresponde, con la mejor disposición.

-Si usted pierde, ¿irá a la sede de la UDI?

-Pero no le quepa la menor duda. Lo hablaremos por teléfono los dos y lo haremos de la forma que resulte más fácil para ambos. No creo que en esto haya ningún problema... Ambos vamos a cumplir nuestro compromiso, somos gente de honor, nos conocemos desde hace muchos años, sabemos lo importante que es la unidad de la centroderecha para ganar la próxima elección presidencial.

-¿Y si algunos sectores de la UDI levantaran la candidatura de Laurence Golborne después del 30 de junio?

-No creo que ocurra.

-Habría parlamentarios con esa idea.

-Yo confío en que la gente tiene honor y cumple su palabra. Cuando ambos partidos coinciden en estar en una primaria, el compromiso es respaldar al que gane, y yo francamente no creo que en la UDI haya gente que esté en disposición a faltar a su compromiso.

Déjeme decirle una cosa: visto desde afuera, que se esté hablando de Golborne (para después del 30 de junio) en la práctica refleja una aparente debilidad de la candidatura de Longueira, porque fue la UDI la que levantó a Golborne y posteriormente lo reemplazó por el actual candidato. En todo caso, con toda franqueza, las relaciones entre Golborne y la UDI son algo que a mí no me incumbe.

-¿Le gustaría hacer las paces con Golborne?

-Es que yo no siento que tenga que hacer ningunas paces. Aquí nunca ha existido una diferencia personal. Hubo dos circunstancias de las cuales soy completamente ajeno: un fallo de la Corte Suprema y un tema con declaraciones de patrimonio.

-El timonel UDI lo ha acusado de buscar la desunión y cree que si usted gana, Golborne se restaría de su campaña presidencial y sólo apoyaría a los candidatos a parlamentarios de la UDI.

-No le doy mayor importancia a las declaraciones de Patricio Melero, prefiero quedarme con las cosas buenas y no con las malas. Dos meses atrás, cuando Melero impulsaba la candidatura de Golborne, sostenía que Golborne y yo éramos excelentes candidatos. Las cosas no pueden haber cambiado tanto en 60 días.

"Trabajar sin diferencias de ninguna naturaleza"

-¿Qué hará para ganarse la confianza y el apoyo de toda la UDI, si se convierte en el candidato de la Alianza? Hay quienes lo ven como adversario histórico.

-Lo mismo que hizo Piñera: trabajar sin diferencia de ninguna naturaleza con ambos partidos, sin generar diferencia entre los que sean candidatos al Parlamento, y siempre tratando de expandir el ámbito de nuestra convocatoria.

-¿Estaría dispuesto a aceptar condiciones de la UDI para que le den un respaldo macizo?

-Yo no hablaría de condiciones; hablaría de convergencias, de acuerdos, de búsqueda de coincidencias. No solamente estoy pensando en la UDI, sino también en sectores independientes, en parlamentarios que tienen una representación y son independientes, pero que se encuentran instalados en el Congreso; estoy pensando en los movimientos regionales, en las personas que van a sentirse expulsadas de la ex Concertación después del triunfo aplastante que va a tener Bachelet en la primaria de ellos.

Mi voluntad y mi esfuerzo tienen que estar orientados a ver, no cómo logro el 30% para elegir un parlamentario más o un parlamentario menos, sino cómo logro convocar al 51% de los chilenos para derrotar a Bachelet.

-¿Debe RN asumir el costo en cupos parlamentarios frente a la UDI, para asegurar el apoyo a su candidatura en noviembre?

-Yo estoy dispuesto a que RN haga todos los sacrificios que tenga que hacer para ganar la Presidencia de la República, y lo quiero decir con todas sus letras: Para mí lo fundamental es que la ex Concertación no vuelva a gobernar y que podamos continuar con otros cuatro años de progreso.

Sé positivamente que en la elección anterior los sacrificios parlamentarios los hizo Renovación y no la UDI. Y eso en parte explica el mayor número de parlamentarios que tiene la UDI. Aunque se moleste la gente de Renovación, que es mi partido: estoy dispuesto a hacer el mismo sacrificio, estoy dispuesto a sacrificar posiciones parlamentarias para RN si ese es el costo de ganar la Presidencia de la República. De la misma manera que lo hicimos hace cuatro años, estoy dispuesto a hacerlo en esta elección presidencial.

-Si llegara a ganar en noviembre, ¿cuánto estaría usted dispuesto a avanzar en la reforma al sistema binominal?

-El próximo Presidente va a tener que mezclar tres elementos: convicciones, un liderazgo fuerte y capacidad para llegar a acuerdos. Creo que no sólo llegaremos a acuerdos en el binominal, sino que en materia energética, para empezar a resolver el grave conflicto de la Araucanía y de una vez por todas, encauzar adecuadamente el debate educacional.

He buscado acuerdos toda mi vida y en circunstancias particularmente difíciles, estoy dispuesto como Presidente a utilizar mi experiencia y mi convicción para generar los grandes acuerdos que el país necesita. Y en esto sí que creo que importa la trayectoria.

-¿Cómo cree que va poder ordenar a RN en esto? Longueira se caracteriza por alinear a los diputados UDI.

-Yo pretendo aunar no sólo los votos de Renovación, sino que también los de la UDI. En muchos casos va a ser necesario contar con los parlamentarios, de lo que yo espero siga siendo la actual oposición. Un Presidente tiene que hacer eso.

 Sus apuestas y las platas

PARTICIPACIÓN EN LA PRIMARIA

"Nuestro desafío el 30 de junio es tener ojalá un voto más que la ex Concertación. Hay quienes preferirían una primaria reducida o acotada. Yo, al revés, la quiero lo más amplia posible, donde vote la mayor cantidad de gente".

PLANTILLA PARLAMENTARIA

"Estoy absolutamente convencido de que mi candidatura puede ganarle a la de Michelle Bachelet. Y por definición descarto cualquier doblaje de la ex Concertación y apuesto a mantener el nuestro en el distrito 23. El 1 de julio mi responsabilidad será ser el candidato que represente por igual a todos quienes integren la lista parlamentaria".

FINANCIAMIENTO DE LA CAMPAÑA

"Voy a rendir todos mis gastos en estricto cumplimiento de la ley. Lo que no voy a hacer es entrar en este juego de dar cifras al voleo que nadie puede comprobar. Algunas de las cifras que han publicado mis colegas candidatos son absolutamente absurdas".

"RN y la UDI solos no bastan para ganar una elección presidencial"

-¿Cómo ve usted que Carlos Larraín haya decidido no ir a la reelección en la presidencia de RN, y sí haya decidido presentarse como candidato a vicepresidente del partido el próximo año?

-Yo le tengo mucha simpatía a Carlos Larraín. Entiendo que él resolvió dar un paso al costado, tanto en la parte legislativa como en la de la presidencia del partido para abrirle camino a gente nueva y apuntalar un tiraje a la chimenea. Me parece muy bien que él quiera mantener una posición en la dirección de RN, porque es una persona que tiene mucho que aportar.

-¿Cómo sería su relación con RN si usted gana la Presidencia de la República? Entre Larraín y Piñera ha habido duros desencuentros.

-Cuando se inició el gobierno del Presidente Piñera yo señalé que no se podía ganar las elecciones con los partidos y después pretender gobernar sin los partidos. Yo voy a tener un cuidado especial en la relación con las colectividades. Y no sólo con ellas... (también) con los sectores independientes que nos apoyan, y con las personas que podamos convocar para generar esta mayoría que necesitamos.

Lo voy a decir con todas sus letras: a contar del primero de julio voy a dedicar grandes esfuerzos a reconstituir la Coalición del Cambio, porque esa fue la clave para el triunfo de la centroderecha después de medio siglo.

Aquí hay que ser francos, RN y la UDI solas no bastan para ganar una elección presidencial...

-¿Qué va a hacer concretamente, entonces?

-Voy a seguir impulsando a Evópoli con gente tan valiosa como Felipe Kast y como Luciano Cruz-Coke. Voy a tomar contacto con todos los movimientos regionales que hoy día existen a lo largo del país, y voy a tener una mirada particularmente atenta y receptiva para todos aquellos dirigentes de la ex Concertación con esta Nueva Mayoría -que incluye al PC- y que sienten que no van a tener espacio en ese centro político.

Por lo tanto, recuperar e institucionalizar una coalición más grande que la simple Alianza, es un objetivo político importante de cara a ganar la elección presidencial.

-Si no gana la primaria o la elección presidencial, ¿estaría dispuesto a liderar una lista dentro del partido para dirigir RN?

-Yo tengo gran convicción de que voy a ganar la primaria del 30 de junio y que puedo ganar la elección presidencial.

Fui presidente de RN durante seis años. Soy de los que creen que las etapas se cumplen y, en consecuencia, no voy a desempeñar un rol de dirigente en Renovación.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img