Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Camila Vallejo (PC): Apoyar a Bachelet "no fue fácil, pero es la única que puede desplazar a la derecha"

"No creo que las primarias sean una solución a nuestra falta de democracia", señala la emblemática dirigenta comunista y ahora candidata a diputada por La Florida. "Aquí no ha habido blindaje, esto se ha luchado", asegura sobre su cupo.

por:  Claudio Salinas M.
viernes, 14 de junio de 2013

Foto Fabián Ortiz

Este será un año determinante en la vida de Camila Vallejo, la combativa joven comunista que ganó fama mundial como una de las líderes de las movilizaciones estudiantiles del año 2011. Pronta a titularse como geógrafa de la U. de Chile y postulando a un escaño en el próximo Congreso, Camila hace campaña en estos días en La Florida con cinco meses y medio de embarazo.

Esta semana se instaló en el departamento que arrendó junto a su pareja Julio Sarmiento en la misma comuna, mientras combina las reuniones políticas y visitas a ferias con los controles médicos.

Respecto a la campaña, dice que "estamos trabajando principalmente con voluntarios y ya tenemos seis comandos donde participan independientes de izquierda, progresistas, militantes del PS e incluso de la DC que han querido participar y apoyar nuestra candidatura".

-¿Estás dispuesta a cambiarte de distrito si finalmente así se determina en la negociación opositora?

-Yo hasta el momento soy candidata por La Florida, hemos peleado el distrito y nos hemos mantenido con mucho esfuerzo y trabajo. Nuestra campaña va viento en popa, no tenemos dudas ni aprensiones en ese sentido.

-El PC ha buscado "blindar" tu candidatura e incluso se dijo que ella fue el precio por el apoyo a Bachelet.

-Aquí no ha habido blindaje, suponer eso es mala leche. Esto se ha luchado, no hemos tenido un camino fácil, sin piedras ni obstáculos. La única protección que yo he sentido es el cariño de la gente. Sí hay una valoración que se ha manifestado en las declaraciones de Jaime Quintana, Michelle Bachelet y voceros de otros partidos que han dicho que es necesario generar las condiciones para que candidatos que provienen del movimiento social tengan un espacio y se incorporen a esta convergencia.

-Los candidatos del PPD y el PS en el distrito te han desafiado a competir en primarias.

-No creo que las primarias sean la solución al problema de nuestra falta de democracia y plantearlas como la panacea es errado porque con ello se trata de blanquear el problema de fondo, que es el sistema binominal. De hecho, si las primarias legales no fueron la solución mucho menos lo serán las convencionales. En su momento yo manifesté la voluntad de participar en primarias legales si es que no se llegaba a acuerdo pero pasado el plazo se empezó a plantear lo de las primarias convencionales, donde hay menos garantías e incluso los militantes de derecha pueden introducirse a votar. Eso muestra cierto despelote y poca seriedad. Además, los candidatos que plantean el desafío tampoco han sido oficialmente definidos por sus partidos.

-¿Ya no hay espacio para una primaria en La Florida?

-Giorgio (Jackson) ya lo dijo: pasó la vieja.

-¿Cómo ha sido este salto de líder estudiantil a candidata "protegida" del PC mientras ex dirigentes como Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Francisco Figueroa tendrán que competir "por fuera"?

-Yo voy a competir igual, lo que pasa es que como Partido Comunista hemos tratado hace mucho tiempo que no nos golpee tanto el binominal. No es una ventaja sino exigir lo que nos corresponde, porque el binominal es un sistema perverso. Ir por fuera genera una situación de perversidad absoluta y yo valoro lo que están haciendo Giorgio, Gabriel y Francisco, porque ellos apuntan a lo mismo que nosotros, que es disputar el Parlamento y la institucionalidad política para que se vayan produciendo los cambios que garanticen derechos sociales que nuestra Constitución no tiene contemplado.

"No es una alianza que genere absolutas garantías"

-¿Compartes la estrategia del PC de buscar una convergencia con la Concertación y apoyar la candidatura de Michelle Bachelet?

-Sí, absolutamente. La definición no fue fácil, estuvimos harto tiempo discutiendo en la interna, con sus pros y sus contras, pero creo que la definición final es correcta. Por tres razones: la candidatura de la ex Presidenta es hasta el momento la única que puede generar las condiciones para desplazar a la derecha del gobierno, permite la convergencia de amplios sectores sociales y políticos y, tercero, da la posibilidad de incidir programáticamente a las fuerzas nuevas que no son de lo que era la Concertación. Si bien no es una alianza que genere absolutas garantías ni con la cual no se corran riesgos, hoy abre posibilidades para la transformación social y eso para mí tiene gran significación.

-En enero del 2012 declaraste al diario El País de España que "no haría campaña por Bachelet ni llamaría a los jóvenes a votar por ella". ¿Te arrepientes de haber dicho eso?

-No, para nada. Mi respuesta fue mucho más larga que eso y ahí hubo edición. Yo dije que no iba a estar dispuesta jamás a hacer campaña por Bachelet porque no iba a utilizar el espacio y la vocería de la vicepresidencia de la FECh para llamar a votar por una candidatura, porque no correspondía.

-Tú eres dirigenta de la juventud comunista. ¿Hoy día no tienes inconveniente en hacer campaña por Bachelet y llamar a votar por ella?

-Es que eso no es tema porque ya resolvimos ese apoyo y estamos de lleno como partido trabajando en las campañas de la Nueva Mayoría.

-¿Vamos a ver carteles de Camila Vallejo con Bachelet?

-No sé, es un tema que está demás. Se evaluará en su momento.

-En marzo también dijiste que "me duele un poco el estómago hacer alianza con sectores DC".

-Efectivamente, porque hay sectores dentro de la DC, que hoy no creo mayoritarios, que son más conservadores y que exigen que los comunistas nos tenemos que pronunciar por A, B o C motivo y que desde mi punto de vista han cumplido quizás roles más complejos en materia de derechos humanos en Chile. Además, hay que ver en los resultados de las primarias qué tanta fuerza tienen los sectores más conservadores dentro de esta nueva mayoría.

-A propósito de eso, en materia programática ¿qué temas deben ser parte esencial en la plataforma de la candidatura opositora?

-Primero, tener una nueva constitución política que se dé a través de un proceso democrático, participativo y representativo; segundo, una nueva institucionalidad laboral que garantice sindicalización efectiva, negociación colectiva, fin al multirut; tercero, las pensiones, no somos partidarios de la AFP estatal porque no cambia el modelo actual, queremos un sistema de reparto, solidario y público. En educación falta claridad en la propuesta que ha entregado el comando de Bachelet, en ella hay todavía vacíos que llenar. Me parece razonable el énfasis en el fortalecimiento de la educación pública en todos sus niveles y poner plazos acotados para garantizar la gratuidad pero no hay claridad sobre propuestas para una desmunicipalización, la educación técnico-profesional y la lógica de la subvención escolar, donde no somos partidarios del financiamiento a la demanda.

-¿La nueva constitución debe generarse a partir de una asamblea constituyente?

-Es que asamblea constituyente puede ser cualquier cosa, hay que entrar a definiciones. Yo estoy por un proceso participativo donde estén representadas las fuerzas sociales en su diversidad para definir una nueva constitución. No quiero caer en la discusión de la forma sino propiciar un debate donde se plantee qué constitución queremos, hacia dónde vamos, cuál va a ser el nuevo contrato social que vamos a construir.

-¿Y no corresponde al Congreso dicha tarea?

-Es un congreso binominalizado y si no rompemos con esa lógica es difícil que tenga legitimidad para aprobar una nueva constitución.

"Nos reservamos nuestro derecho a participar o no..."

-¿Estás a favor de que el PC participe en un eventual gobierno de la Nueva Mayoría?

-No es un debate de este momento. Nosotros nos reservamos nuestro derecho a participar como a no participar. En algún momento vamos a hacer esa discusión al interior del partido.

-¿De qué va a depender esa participación?

-Del programa, pero no hay que adelantarse.

-¿Y como crees que se debe relacionar ese próximo gobierno con los movimientos sociales?

-Sin lugar a dudas ese gobierno debe estar abierto a incorporar en la toma de decisiones en los temas más relevantes a los movimientos y organizaciones sociales.

-Si el PC se compromete con un programa y un próximo gobierno, cuando haya movilizaciones sociales ¿va a estar en la calle o con el gobierno?

-Vamos a estar con los ejes programáticos que respeten los derechos de la gente y lo que se acuerde en esos términos. Si es que se diera la situación hipotética de un gobierno que no respete lo que promete y esté pasando por encima de la gente, nosotros vamos a estar dentro de esta convergencia, aunque sea solamente en términos institucionales del parlamento, haciendo lo posible porque se respeten esas demandas.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img