Política
Compartir | | Ampliar Reducir

La «soterrada» pugna que tensiona al comando de Bachelet

Hace semanas que los voceros del equipo de la ex Mandataria, especialmente Alvaro Elizalde, están enfrentados con el jefe programático, Alberto Arenas, quien se ha negado sistemáticamente a autorizar que se hable del programa de la candidata. El "silencio" de la candidata ha generado críticas del oficialismo y también de sus contendores de oposición.

por:  Paula Canales
miércoles, 05 de junio de 2013

Foto CESAR SILVA

Ad portas de que la ex Presidenta Michelle Bachelet presente este sábado los principales ejes de sus propuestas programáticas -educación, reforma tributaria y una reforma constitucional-, en el comando de calle Tegualda se ha acentuado la disputa que hace un tiempo sostienen el área comunicacional con el equipo programático.

En el equipo de Bachelet admiten que las continuas críticas del oficialismo y ocasionalmente de sus contendores de la oposición al "silencio" de la candidatura de la ex Mandataria frente a distintos temas tiene un sólo origen: Alberto Arenas.

Fuentes del comando aseguran que el economista, militante socialista y cercano al senador Camilo Escalona, es quien ha puesto "trabas" para que los voceros de las áreas cultura, juvenil, territorial y particularmente comunicacional -que encabeza Alvaro Elizalde - se hayan visto imposibilitados de hablar.

Por esa razón, explican, es que finalmente es Bachelet quien lleva el peso de las vocerías y se ha visto obligada a diario a responder a los medios, mientras que sus voceros -que designó a inicios de abril, cuando presentó su comando- han jugado un rol secundario y prácticamente "invisible" para la opinión pública.

" Tenemos una pugna con el área programas porque desde ahí no quieren que se diga nada" , afirma uno de los voceros de Bachelet.

El poder de Arenas

Desde mediados del año pasado, Arenas está trabajando codo a codo con el hombre fuerte del comando de la ex Mandataria, Rodrigo Peñailillo, y ha sido bajo su alero que este economista se fue ganando un espacio en el círculo de confianza de la abanderada del PS-PPD, PC, IC y MAS.

Aunque su cercanía con la candidata la cultivó y estrechó en su paso por la Dirección de Presupuesto durante la administración bacheletista, con su designación como jefe programático se transformó, en la práctica, en el número dos del «pétit comité» de Bachelet.

Pese a su bajo perfil y a su trato amable, Arenas ha hecho sentir su "poder" a quienes colaboran en la campaña. Así lo aseguran quienes transitan por la vieja casona del barrio Italia.

Algunos voceros se han quejado con sus cercanos de que Arenas simplemente no les permite hablar, porque el profesional se propuso que la candidatura no dé luces de sus propuestas de gobierno hasta después de la elección de primarias del 30 de junio . Incluso el propio economista ha hablado del 1 de julio como el punto de partida para conocer en detalle los contenidos de la campaña.

Fiel a su estrategia del "silencio", Arenas también ha mantenido reserva, pues en las pocas entrevistas que ha concedido a los medios de comunicación se ha cuidado de no hacer ninguna revelación.

El cuestionado paso por el CEP

A tal punto ha llegado el recelo del economista por cuidar que no se filtre nada del área programática, que incluso hace algunas semanas en un encuentro que sostuvo con lo más selecto del empresariado -en la sede del CEP, el pasado 17 de mayo- hizo una exposición general de su visión de la economía. Eso provocó, según trascendió, la molestia de los asistentes que esperaban que Arenas respondiera a las inquietudes que tienen frente a la propuesta de Bachelet, que estiman es mucho más "transgresora" que la que presentó en la campaña del 2005.

Cercanos al economista reconocen que Arenas se equivocó al acudir al CEP sin prepararse para el evento ni haber intentando contactarse previamente con los organizadores del evento para coordinar las materias a tratar en la reunión .

Otro punto que destacan profesionales de la oposición que tienen redes con el CEP es que Arenas es prácticamente un "desconocido" para la élite empresarial, porque era la primera vez que exponía en calidad de invitado VIP en ese tipo de encuentros.

"No tiene relación con los grandes empresarios como sí la tenían sus antecesores, y jamás debió acudir a la reunión sin preguntar sobre los temas a tratar", reafirma un amigo del economista.

Por otro lado, en el PS dicen que como no tiene un "perfil público", ello ha entorpecido aún más su relación con la élite empresarial.

Su relación con los partidos

Fuentes socialistas apuestan a que Arenas comience a trabajar esa área, para que no se debilite la idea de que sea la primera opción de Bachelet para designarlo ministro de Hacienda en su eventual nuevo gobierno.

Aunque las mismas fuentes dicen que el economista tiene a su favor que es la persona que conoce mejor la estructura del Estado y la metodología que se debe aplicar para hacer los cambios que ha comprometido Bachelet.

Otro flanco que debe trabajar, se indica, es su relación con los partidos, donde cuenta con la confianza de Camilo Escalona pero le falta formar más redes.

En todo caso, también se recuerda que durante su paso por la Dirección de Presupuesto, era la «mano derecha» de Andrés Velasco para lograr acuerdos en el Congreso con distintos parlamentarios.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img