Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Pareja y La Haya: "La sensibilidad está a flor de piel... hay que cuidar el entorno para que no explosione"

Embajador de Perú en Chile plantea que la relación entre ambos países es "cordial y fluida" y asegura que su voluntad es que todos los mecanismos de la relación bilateral estén en marcha antes de diciembre. "El ruido que se ocasione no va a influir en la decisión de los jueces", dice.  

por:  Por Claudio Salinas
viernes, 14 de septiembre de 2012
Por Claudio Salinas 

No es algo azaroso que al embajador de Perú en Chile, Carlos Pareja Ríos, le toque representar a su país durante la compleja situación que se espera con ocasión de los alegatos orales en el juicio en La Haya por la demanda marítima peruana.

Porque Santiago fue la primera destinación en el extranjero del hoy experimentado diplomático y en las últimas décadas tuvo un rol destacado en singulares coyunturas de la relación bilateral. Entre veces

1978 y 1980, como secretario de la embajada, fue parte de una de las etapas más críticas, con acusaciones de espionaje en Perú, expulsión de embajadores y regímenes militares en ambos lados que estuvieron a punto de trenzarse en un conflicto bélico. En ese tiempo el consejero para asuntos políticos era otro conocido, el actual agente peruano ante La Haya, Allan Wagner.

Entre 1993 y 1997, cuando se negoció el acta de ejecución del Tratado de 1929, que estaba pendiente, el hoy embajador era director de asuntos de fronteras y límites en Torre Tagle, presidió la comisión negociadora por su país y la contraparte era la embajadora María Teresa Infante, hoy coagente chilena en la Corte de La Haya.

En marzo del 2009 llegó como embajador nombrado por Alan García y el año pasado el Presidente Ollanta Humala renovó su permanencia en el cargo, en una continuidad de equipos en la cancillería peruana para afrontar la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia.

-¿Cómo evalúa el estado actual de las relaciones bilaterales?

-Las relaciones se desenvuelven con normalidad y fluidez. Hay un trato constante y cordial entre autoridades.

-¿En qué se refleja eso?

-Este miércoles ha estado en Lima el ministro chileno de minería, que se reunió con su contraparte y juntos inauguraron la feria Expomin. El comandante en jefe de la Armada de Chile irá como invitado a la conmemoración de la batalla de Angamos, el 8 de octubre, en El Callao, invitado por la Marina peruana, y la semana pasada se reunieron en Santiago los altos mandos militares, con la participación del jefe del comando conjunto de Perú. Por otra parte, a fines de noviembre se va a reunir en Arica el comité de fronteras, y el 18 de octubre habrá en Santiago un encuentro de las máximas autoridades a cargo de la lucha contra las drogas de ambos países. En el nivel más alto, el Presidente Piñera va a concurrir el 2 de octubre a la tercera cumbre de países árabes y América Latina en Lima, y el 26 de enero el Presidente Humala vendrá a la reunión de América Latina y la Unión Europea.

-¿Este clima será puesto a prueba en la antesala de los alegatos orales en La Haya?

-El tema de La Haya es un elemento extraño en la relación porque no logramos ponernos de acuerdo bilateralmente sobre la delimitación marítima y por eso quedó en manos de la Corte. Evidentemente es un desentendimiento pero cuanto menos se especule y menos se tengan actitudes triunfalistas, más contribuirá a que esta fluidez y cordialidad no se vea alterada. Sé que lo que sugiero no es fácil porque no sólo se necesita el concurso de los gobiernos y de los parlamentarios, que sí lo hay, sino de otros actores, como los medios de comunicación, y de quienes tienen posiciones fuertes en este tema y con todo derecho quieren expresarlas. Ese ruido puede ser perturbador en la medida que se acerca la fecha de los alegatos, donde se van a abrir los documentos y se van a conocer los argumentos de la otra parte. Pero hay que comprender que el ruido que se ocasione no va a influir en la decisión de los jueces, que ven todos los días estas materias y toman decisiones en base al derecho internacional.

-¿Hasta dónde los gobiernos pueden ejercer una contención? Se sabe de iniciativas civiles, como la Fundación Chile 21, además del documento conjunto de Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards.

-Por lo pronto en sus pronuncimientos están siendo muy cautos y prudentes y hacen lo posible para que otros actores sociales acompañen esta prudencia, pero siempre hay imponderables y existe libertad de expresión. Por eso la misión que me he trazado es tratar de prever situaciones que puedan generar conflictividad en este periodo para trabajarlas conjuntamente y evitar que puedan llevar a incomodidad, como fue el episodio del reality y los bora. Hay una sensibilidad que está a flor de piel y hay que cuidar todo el entorno para que no explosione.

"Después de los alegatos todo volverá a una mayor normalidad"

-A nivel institucional los gobiernos planean reactivar el Comité de Seguridad y Defensa (Cosede).

-Se ha tomado la decisión política de que antes de los alegatos orales en La Haya se reúna el Cosede, que incluye a los subsecretarios de relaciones exteriores y de defensa, pero ha sido muy difícil coordinar la fecha. Se quiere dar el mensaje que las cosas están fluidas, hay normalidad y que cualquier preocupación que pueda haber se va a tratar dentro de ese mecanismo. La voluntad es que todos los mecanismos existentes dentro de la relación binacional estén en pleno funcionamiento cuando lleguemos a la fase oral y se conozca la sentencia de La Haya.

-Con todas estas iniciativas en marcha, ¿qué escenario prevé para la etapa post alegatos?

-Creo que después de los alegatos todo volverá a una mayor normalidad, va a haber una especie de catarsis cuando se conozcan los documentos, quizás alguna turbulencia, pero se van a diluir las expectativas iniciales y se va a disipar esta preocupación e incertidumbre. Hay que confiar en que todos estos trabajos que se están haciendo den sus frutos en ese momento.

-¿Cómo se pueden evitar episodios como las acusaciones de García Belaúnde al Presidente Piñera por presunta violación de la confidencialidad del proceso?

-Prefiero no pronunciarme.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img