Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Carolina Goic enfrenta su cáncer: "Tiene que haber algo positivo después de esto"

La diputada DC inició ayer la quimioterapia que tendrá que hacerse cada quince días, por seis meses. "Estas son pruebas, pequeños obstáculos en el camino para aprender a sobrellevarlos", dice optimista. "Espero volver el próximo año como siempre y con más ganas", dice, y anuncia que "por supuesto" que será candidata al Senado por la región de Magallanes.

por:  Giselle Crouchett/La Segunda
viernes, 03 de agosto de 2012

Foto CESAR SILVA

El correo "muy personal" de Bachelet, y los llamados de Lagos y el Presidente Piñera

"Como un balde de agua fría" recibieron sus amigos, parlamentarios y también su tío sacerdote, Alejandro Goic, la noticia.

"Me dijo que tenga fe y que me va a estar acompañando en oraciones. Me siento muy 'elevada' con todo este cariño, ha sido muy lindo", dice.

-¿A quiénes les contó primero en el plano político?

-Me acompañó en esto (el senador DC) Mariano Ruiz-Esquide, por amistad, y me derivó al médico especialista, me recomendó dónde ir. Al primero que le dije fue a Jorge Burgos (diputado DC, que asumió la jefatura de bancada) para prepararnos para lo que venía, le dije cuando me hice la biopsia y pensé que podía venir esto. También habían estado preocupados otros diputados médicos, Víctor Torres (DC), Enrique Accorsi (PPD).

-Y el miércoles usted decide contarles a todos los senadores y diputados DC, reunidos en un almuerzo por la reforma tributaria.

-Siempre he sido transparente, con la reserva de mi vida personal, pero sí he enfrentado los momentos buenos y malos. Me pareció importante decírselos directamente; ese día ya teníamos claro el diagnóstico y cómo iba a ser el tratamiento.

Y antes del almuerzo conversé con Ignacio Walker. Fue bueno que estuvieran todos juntos.

También hablé con el presidente de la Cámara, Nicolás Monckeberg, y con mis compañeros de distrito: Miodrag (Marinovic), Carlos (Bianchi) y Pedro (Muñoz). Les agradezco su solidaridad y disposición para lo que necesite.

-Sabemos que muchos le han expresado solidaridad. ¿Ha conversado con la ex Presidenta Michelle Bachelet?

-Sí, me escribió directamente un correo muy personal. Siempre hemos tenido una relación con mucho cariño.

Sería injusto no mencionarlos a todos. Me llamó el Presidente Piñera, y el ex Presidente Ricardo Lagos, pero me dejó el recado, porque yo estaba en ese momento en el tratamiento; la ministra (Evelyn) Matthei, y el que no puede contactarme, me deja mensaje, como la ministra (Carolina) Schmidt. Todo el mundo súper preocupado. No sé cómo agradecerle a la gente; me gustaría transmitirles a todos el optimismo que siento frente a esta prueba.

El jueves, en la Fundación Arturo López Pérez, la diputada Carolina Goic vivió uno de los momentos más difíciles de su vida: Su primera sesión de quimioterapia, a raíz del cáncer linfático que le diagnosticaron hace poco.

Ella no se esperaba algo así. Si no fuera porque es una persona meticulosa, y por lo mismo se preocupó cuando un porfiado resfrío no cedía y además sentía un extraño cansancio, quizás la historia sería diferente.

Sin embargo, fue al médico a tiempo y tomó medidas inmediatas, una de las cuales -por sugerencia de su doctor- fue ausentarse de la Cámara Baja para empezar su tratamiento.

Lo que no sorprendió es que esta diputada magallánica, la única mujer de la bancada DC y jefa de 18 diputados hombres, recibiera tantas muestras de cariño, en persona y a través de las redes sociales, luego de que este miércoles contara en el Congreso sobre su enfermedad. Es que es reconocida por su calidez y también por su serenidad, la misma con que contestó telefónicamente nuestra entrevista.

-¿Cómo se enteró de esta situación?

-El diagnóstico fue bastante rápido. Había tenido problemas más bien de tos, y no me había sanado con los antibióticos que se usan habitualmente. Pero, por sobre todo, tenía una sensación de cansancio, no me sentía bien. Así que fui al médico, pero nunca se me cruzó por la cabeza el diagnóstico que finalmente me dieron.

Me habían aparecido un par de ganglios sobre la clavícula. Por eso fui a un especialista. Esto ocurrió hace dos semanas. Entonces me hicieron una serie de exámenes y una biopsia que estuvo lista el martes en la tarde, que confirmó linfoma Hodgkin. Tengo la tranquilidad que dentro de los linfomas, es el que tiene mejor pronóstico; dentro de lo malo, es el menos malo.

-¿En qué consiste su tratamiento?

-Cada quince días me tengo que hacer quimioterapia, por seis meses inicialmente.

Me dicen que haciendo lo que corresponde, debiera salir bien.

-¿Tenía algún antecedente familiar de cáncer?

-Un hermano de mi mamá tuvo cáncer. Pero los médicos me dicen que esto no tiene que ver con un tema hereditario y que no hay causa conocida.

Obviamente me sorprendí. Uno se cuida de tantas cosas, de practicarse los exámenes habituales, la mamografía... Esto no estaba contemplado, le debe sorprender a la mayoría de las personas que les ocurre.

"Todo tiene un propósito"

-Usted siempre ha sido una persona de fe. ¿Cómo toma esta situación? ¿Siente que tiene un propósito en su vida?

-Sí. Todo tiene un propósito. Tengo fortaleza tanto como mujer de fe, como porque siento a mucha gente respaldándome, con cariño, con fuerza. Lo siento así y me hace tan bien.

Creo que son pruebas, pequeños obstáculos en el camino para aprender a sobrellevarlos, como muchas cosas que no salen como las tenemos planificadas en la vida. Los fracasos también tienen un sentido para sacar lecciones. Y una enfermedad difícil siempre tiene aparejada alguna lección.

-¿Qué ha pensado?

-Soy bien optimista, sobre todo por el trabajo que hago, me ha tocado en la vida acompañar a muchas personas enfermas, y uno siempre aprende que tras una prueba, también siempre hay algo positivo: tiene que haber algo positivo después de esto.

-¿Cómo tomaron la noticia en su familia?

-¡Bien! Tengo un marido maravilloso.

-¿Qué le dijo él?

-¿En síntesis? "Te quiero más que nunca".

El ha sido un tremendo apoyo siempre. Tengo dos hijas chiquitas, de 9 y de 5 años. Están tranquilas, la de nueve me dijo: "Que malo que te enfermes, pero que bueno que vas a estar un poquito más en la casa".

Primero le conté a mi marido, yo estaba en Santiago y ellos en Punta Arenas, y él se lo contó a mis hijas primero. Después llegué yo personalmente. Es importante cuando ven a la mamá que está bien.

"No vale la pena perder el tiempo en peleas pequeñas"

-Los parlamentarios que han pasado por situaciones como ésta han reaccionado de distinta manera: unos prefieren ausentarse y otros siguen yendo al Parlamento. ¿Qué le recomendaron a usted?

-Que la prioridad es hacer bien el tratamiento. Fue la recomendación médica y porque para mí es muy importante estar en mi hogar, que está en Punta Arenas. Cada 15 días vendré a Santiago y el resto permaneceré en mi casa. Tengo que priorizar mis energías, si quiero continuar lo antes posible con mi actividad, este momento es de preocuparse de la salud de uno y concentrarme en el tratamiento.

-¿Cuándo espera volver?

-Espero volver el próximo año como siempre, y con más ganas.

-¿Lo que está pasando le ha llevado a replantearse su dedicación a la política?

-La primera cosa que uno piensa es que uno es tan humano como todos y como cualquier persona con una enfermedad grave, te replanteas dónde destinas tus energías, o cómo das más espacio a la familia. Pero también me gusta mi trabajo y tengo un compromiso especial, y por eso quiero seguir haciéndolo.

Estoy partiendo un proceso, es parte de las lecciones que uno tiene. Pero en ningún caso esto es incompatible con continuar con la actividad que tengo. Sí esto ayuda a ver más con claridad cuáles son las prioridades, incluso desde el punto de vista legislativo.

-¿En qué sentido?

-Que no vale la pena perder el tiempo en peleas pequeñas inconducentes, en vez de tratar los temas que la gente está esperando. ¡Cuántas veces uno pierde tiempo!

-Infiero que su plan para llegar al Senado sigue en pie.

-¡Por supuesto! Y le puedes preguntar a Ignacio Walker, fue el primero en plantear que tenía que estar el próximo año en esta tarea súper en pie.

Desde el punto de vista de la actividad política, quizás a algunos les asuste estar afuera 6 meses, pero siento que la gente entiende que cuando uno se enferma, es como cualquier persona con licencia.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img