Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Chadwick, tras el «round» Gobierno-Larraín: "Hinzpeter está totalmente validado ante RN"

De regreso en La Moneda tras ser operado de diverticulitis, asegura que la dura respuesta al timonel RN tras su abrupto retiro de Palacio "fue en exigencia de respeto a la autoridad del Presidente". "La coordinación de un gobierno con sus partidos siempre tiene espacios para mejorar", asegura.  

por:  Por Paula Pincheira y Sebastián Minay/La Segunda
viernes, 13 de julio de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

No alcanzó a pasar una semana desde que lo operaron de diverticulitis y el ministro vocero, Andrés Chadwick, ya estaba de regreso en Palacio. ¿Lo hicieron volver antes? Nada de eso, asegura él, aunque admite que la intervención requería más días de reposo de los que realmente se tomó...

"Me he sentido bien, he hablado con el doctor y él me dice que no exagere, que tranquilo. La única recomendación era no tener tensiones y este lunes, cuando llegué a trabajar de frentón, tuvimos un desayuno muy tranquilo", se ríe, recordando que «aterrizó» en La Moneda con el abrupto retiro del timonel RN Carlos Larraín de una reunión con el Presidente Piñera para ver el salario mínimo.

El próximo miércoles se cumple un año desde que este UDI de tomo y lomo entró al corazón político del gobierno, donde -se dice- ha logrado ordenar a su partido en torno a la agenda del Ejecutivo. Pero mientras a él se le atribuye esta mejor sintonía de Palacio con la UDI, la relación con el timonel de RN, el partido del Presidente, hacía crisis.

"El gobierno da esta situación por superada, pues lo más importante es que el planteamiento del Presidente fue muy bien acogido por la UDI y RN, y Renovación a través de su directiva y todos sus parlamentarios está respaldando la propuesta de salario mínimo. Entendemos que la situación que se produjo con el presidente de RN obedeció a algo personal con uno de los diputados", insiste.

-¿Sigue pensando que Larraín debe controlar su temperamento?

-Fue la reacción del gobierno frente a una situación muy imprevista y que podía ser interpretada como una suerte de desaire hacia el Presidente. Pero posteriormente RN lo ha aclarado. Por lo tanto, estamos en una situación que no afecta por parte de RN las relaciones con el Gobierno ni menos el respeto absoluto que hay que tener por el Presidente.

-¿Fue una frase adecuada, considerando que Larraín le respondió ironizando con que usted venía saliendo de una operación y que había que esperar que se recuperara?

-La declaración que yo hago la hago en nombre del Gobierno y frente a una situación pública. En el Gobierno no nos gusta esconder cuando hay un problema, ni nos gusta tirar las cosas debajo de la alfombra. La declaración fue hecha precisamente en protección y exigencia de respeto a la autoridad del Presidente.

-Más allá de este episodio, hay un problema de fondo: el partido del Presidente es el que ocasiona los mayores dolores de cabeza al Gobierno.

-Obviamente que nos gustaría vivir en un mundo ideal, que los partidos de nuestra coalición siempre pudiesen respaldar los proyectos del Gobierno. Pero los partidos tienen vida propia. Lo que sí pedimos es que independiente de ello podamos conversar y tener el respaldo que necesitamos. En ese sentido sí hemos tenido a veces diferencias.

-Con RN en particular.

-Con Renovación en un momento, hemos tenido también con la UDI con respecto al impuesto a los combustibles. Pero no recuerdo ningún proyecto de ley o iniciativa que hayamos perdido porque tuvimos votaciones distintas de los parlamentarios de RN y la UDI.

-¿No es una realidad que hoy está más ordenada la UDI que RN?

-Con respecto a la UDI hemos tenido un trabajo en el último tiempo que ha ido en una sintonía muy sostenida y permanente y, como Gobierno estamos muy reconocidos. Ahora, por el tema del salario mínimo sí hemos tenido diferencias con la directiva de RN, pero la hemos respetado. No es dramático, es parte de la vida política y democrática.

-¿No han sentido que con Carlos Larraín ha habido más ruido político que el necesario?

-Con el presidente de RN, Carlos Larraín, pasan algunas cosas. El tiene una personalidad política muy propia, pero al mismo tiempo es muy franco en plantear las cosas. Con él hay una relación personal muy abierta y cotidiana.

-¿Pero eso garantiza que no van a volver tener otro episodio de conflicto o confrontación?

-Obviamente uno no puede garantizar situaciones que escapan a la voluntad de uno. Lo que sí el gobierno puede garantizar es que si tenemos una diferencia o situación imprevista, vamos a tener la capacidad de resolverla.

-Esta era una situación que se venía arrastrando hace tiempo, no sólo en el salario mínimo. ¿No debería haberse destinado antes a un interlocutor con RN? ¿Por qué recién ahora asume el ministro Hinzpeter?

-Hay tres situaciones en términos de la coordinación con los partidos. Tenemos una reunión institucional todos los lunes en que asisten los presidentes de partido y los jefes de bancada y se reúnen con todo el Comité Político. También tenemos dicho a cada ministro que todos los proyectos y acciones que emprendan las pongan en conocimiento del grupo parlamentario de la coalición. Y en tercer lugar los presidentes de partidos, y me consta que es así, tienen un acceso directo, fluido y permanente a conversar y ser recibidos por el Presidente. Sin perjuicio de ello, y porque siempre hay espacios para coordinarse aún mejor, el Presidente le pidió al ministro Hinzpeter que él pudiese tener un especial vínculo con RN para efectos que si se han observado falencias exista la manera de perfeccionar.

-¿Es creíble que el ministro Hinzpeter vaya a perfeccionar la relación con RN con lo identificado que está con la disidencia?

-Se creó o se intentó crear la idea de que el ministro del Interior pudiese tener una mayor cercanía con un sector de RN y eso lo colocaba en una situación de no buena disposición hacia la mesa. Eso no ha sido nunca así. Tanto, que cuando se le ha pedido poner un mayor énfasis en esa coordinación ha sido muy bien recibido por la directiva de RN.

-¿Se superó la desconfianza de RN hacia Hinzpeter?

-El ministro del Interior tiene toda la confianza de la directiva de RN, está totalmente validado como una persona que da plena garantías en RN como hace mucho tiempo las da en la UDI.

-¿Qué lecciones de coordinación interna saca el gobierno?

-La coordinación de un gobierno con sus partidos siempre tiene espacios para mejorar. Lo único que no queremos es sentirnos poseedores de la verdad.

 "Tengo gran amistad con Allamand y con Longueira, pero más allá de los afectos hay que ver quién es el mejor"

-¿Por qué asegura que no habrá un futuro gobierno de Bachelet? ¿Porque habrá un gobierno de Golborne o uno de Allamand?

-A lo que me refería es que, obviamente, nosotros esperamos que este gobierno sea sucedido por una persona de la Alianza.

-¿Y con qué presidenciable está su corazoncito?

-Más allá de dónde está el corazón, en este caso específico lo importante es donde está la razón. Y la razón indica que tenemos que buscar aquel candidato -ya sea Golborne, Allamand, Longueira u otros- que sea quien tenga la mejor opción de llevar a la Alianza a un nuevo gobierno.

-Según las encuestas, el que tiene la mejor opción es Golborne...

-Eso es lo que indican las encuestas hoy día. Lo importante es tener la tranquilidad de ver lo que indican las consultas ciudadanas, las encuestas, los partidos, el ambiente, las posibilidades. En abril, mayo...

-¿Cómo se va a despejar esto?

-Vamos a tener ley de primarias en aplicación...

- Pero el gobierno quiere julio, RN mayo y la UDI, agosto.

-Sí, hemos tenido una dificultad para fijar la fecha. Pero creo que no hay nada peor que legislar cuando se presente la oportunidad electoral más cercana. A un gobierno que dura cuatro años, que en su tercer año tiene una elección municipal, le vamos a incorporar una primaria a comienzos del cuarto año... ¿qué estamos provocando. ¿Gobiernos de tres años?, ¿períodos electorales de un año? Eso está fuera del sentido común. Hoy todo indica que lo mejor es que las campañas electorales sean de corto tiempo.

-¿Le gustaría que su partido llevara a esa primaria a un militante o a un independiente?

-Siempre uno aspira un militante. Yo considero a Pablo Longueira una persona de un valor humano, político, social, tremendo... con coraje, con liderazgo, realmente muy admirable y potente para el país. A mí me gustaría muchísimo, pero aquí no basta el corazón, aquí hay que estar tratando de actuar con la mayor racionalidad posible y no es el momento aún de determinar cuál es la mejor opción.

-Ese mismo dilema le puede tocar si hay que definirse en una primaria ante Golborne o Allamand, que también es su amigo.

-Tengo una amistad muy cercana con Allamand, también tengo una amistad cercana y de muchos años con Longueira. Pero más allá de los afectos y las amistades, tenemos que ver en su momento quién es aquel o aquella que puede estar en mejores condiciones de triunfo.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img