Política
Compartir | | Ampliar Reducir

El riesgoso voto de «Pancho»: entre la titánica reconquista de los concertados y la frágil hegemonía UDI

Cuatro candidatos se preparan para competir en Valparaíso en las elecciones municipales: el actual alcalde, el UDI Jorge Castro, el DC Hernán Pinto, la PS Paula Quintana y el PC Iván Vuskovic. Y ninguno de ellos tiene la victoria en el bolsillo.  

por:  Por Giselle Crouchett/La Segunda
viernes, 03 de febrero de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Allí donde han anclado los dolores está Valparaíso, para siempre", sentencia la canción de Tito Fernández sobre la ciudad puerto, casi como un sino sobre el golpeado «Pancho», que entre resignación, esperanza de progreso y supervivencia, observará en octubre las promesas de una nueva elección municipal.

De más está decir que la batalla en este patrimonio de la humanidad es emblemática, tratándose de una de las comunas más relevantes del país. El punto es que nadie tiene asegurada la elección: ni el alcalde en ejercicio, Jorge Castro (UDI), ni la Concertación, que buscar recuperar la comuna que tuvo en sus manos 16 años, bajo el enclave DC. Las cartas de la oposición no son las más fuertes, pero se medirán en primarias el 1 de abril: el ex edil Hernán Pinto (DC) y la ex ministra Paula Quintana (PS).

Cifras a la vista

De acuerdo a la encuesta municipal La Segunda-UDD, el jefe comunal encabeza las preferencias, con 39% si se mide con Pinto (27%) y con 42% frente a la socióloga (14%).

Sin embargo, el sondeo revela un altísimo porcentaje no dispuesto a votar, entre 26% y 34%, que podría inclinar la balanza en cualquier dirección.

En segundo lugar, según el estudio del Instituto Libertad sobre aumento potencial del electorado con la ley de inscripción automática, Valparaíso se incrementaría en un no despreciable 25%.

En otro análisis, de Libertad y Desarrollo, Valparaíso encabeza las comunas con mayor riesgo electoral. Y, quizás lo peor, para La Moneda el puerto es una de las comunas en riesgo de perderse, según un análisis interno que trascendió en diciembre último sobre las 60 comunas que más preocupan, en los comicios que serán la primera prueba de fuego de la Administración Piñera.

Castro llamando a Santiago

En el 2008 Castro -concejal durante todo el periodo del alcalde Pinto- ganó por un estrecho margen de poco más de dos puntos al actual diputado Aldo Cornejo (DC), quien iba a la reelección como edil.

Tras la reñida batalla, quien se crió en los cerros porteños y por décadas ha hecho trabajo electoral para la UDI, habla con molestia consultado por una falta de respaldo de su gobierno.

"¡La comuna ha estado en riesgo permanente!, y no veo cambios en el tiempo que viene". Se refiere a la precariedad financiera de la ciudad, que asegura le reprocharán en la campaña por haber aumentado el déficit de arrastre. Alega con desazón por ayudas al "sueldo de Valparaíso, que es para llorar" y confiesa su aprensión de perder, si no llega respaldo desde Santiago.

En los estudios de Radio Portales, en Calle Condell, en el centro de la ciudad, después de un programa deportivo sobre otras de las inquietudes de los porteños, el estadio, Castro revive las dotes de animador que desempeñó hace años y alega: "La Concertación se preparaba para apoyar al candidato, con planes y programas". "No han querido atender esto en el Gobierno. No pasó el primer año, por el terremoto; el segundo tampoco y ahora, parece que sí, parece que no", afirma sobre una ley de puertos, una glosa patrimonial, y la compra de los tradicionales ascensores. "No se escucha. ¡Y más encima viene el ministro de Educación y dice que el sostenedor (del gasto escolar) es Valparaíso! Todo esto juega en contra", anticipa sobre la millonaria deuda que se acumula mes a mes junto a gastos de arrastre que debió enfrentar. "Necesito mil 200 millones mensuales para hacer los sueldos líquidos de los profesores. Es decir, voy a declarar imposiciones, pero no las voy a pagar; voy a encender la luz y ocupar el agua, pero haciendo convenios (de pago)".

A su haber, enumera que "el sector privado le ha dado una clara muestra de confianza, con una gran inversión; nunca habíamos vivido una tasa de cesantía de 7,5%". Pero critica que en cada protesta de 2011 hasta el Congreso, la ciudad quedó con daños, cerró el comercio y le descontaron subvención por inasistencias estudiantiles. "Esta entrevista llegará a donde se toman las decisiones, a Santiago", emplaza.

Las dudas sobre el cacique

Como pocos, Pinto -que ganó por lejos las elecciones de 1992, 1996 y el 2000-, conoce de sobra todos los recovecos de la escarpada ciudad donde se encaraman por doquier casas multicolores. Debe haber tomado té en cada junta de vecinos y centro de madres existente, y tiene una maquinaria electoral dispuesta a ponerse en marcha.

"Quien no ha vivido un invierno en Valparaíso, no entiende por qué hay que estar preparando todo el año los tranques del cerro. Sobre todo cuando han vivido en Santiago. Y ¿por qué no resultó en Valparaíso el McDonalds? Aquí las cosas son diferentes", dice.

Su larga carrera en el municipio le permite a Pinto centrar su campaña en su propia figura y no perder tiempo en presentaciones, porque la gente ya lo conoce.

Sin embargo, enfrenta un cuadro complejo con la DC local. Público es su quiebre con el diputado Cornejo. Pero él destaca que Ignacio Walker, el timonel nacional, lo llamó para darle su respaldo.

La de octubre no será su primera elección post alcaldía y las cifras no son las mejores de este abogado, que defiende su postulación, desde su oficina en avenida Errázuriz, mirando el movimiento portuario.

A mediados de enero, ganó la primaria DC donde participaron sólo 3.793 personas, mientras que el universo de votos emitidos en la elección real municipal 2008 fueron 137.914. Eso no es todo, en su senatorial 2009 sacó sólo 6,01%.

Sobre las primarias, Pinto refuta: "algunos discuten si fueron muchos o pocos. Salvo que las matemáticas me traicionen, 4000 es más que cinco. Nuestra candidatura tiene legitimidad".

Y respecto del bullado caso Spiniak, en el cual fue sobreseído, y cómo se le vinculó con la quiebra de la Corporación Municipal de Valparaíso, responde: "un fallo de la Corte de Apelaciones demostró que se me acusaba de una situación falsa. Y el segundo tema, compromete a mucha gente. Hace catorce años advertimos el colapso inevitable si se seguía manteniendo un sistema de financiamiento para los municipios perverso, de mantener ingresos variables versus gastos fijos; es la forma de quebrar a todos los municipios", enfatiza, señalando que eso afecta a todos los colores políticos.

Por ello no apunta a Castro, con quien tiene una buena relación, sino que marca un factor diferenciador con él comprometiendo una mayor intervención del municipio. Algo así como la macro discusión sobre el rol del Estado a nivel país.

"No es posible seguir gravando al municipio con la carga de la educación", dice, y considera generar nuevos y distintos ingresos para la ciudad.

Quintana se apoya en imagen de Bachelet

Una visión muy distinta tiene la candidata PS, que en contraposición a Pinto -que usará sólo fotos propias con gente de la ciudad-, aparece camino a Viña del Mar en una gigantografía imposible de esquivar con la mirada, junto a la ex Presidenta Michelle Bachelet, de quien fue su ministra Mideplan por dos años, aunque no en la primera línea del gabinete.

"Tengo su autorización para utilizar las imágenes. Si no fuera así no lo haría. Con convicción las tengo, saludando con niños, en función de levantar el sistema de protección social en Chile", dice sobre el cartel que versa "confío en ti". De hecho, las palomas con la imagen de la ex Mandataria son como un imán para los transeúntes frente a la Plaza Aníbal Pinto, mientras ella reparte folletos e incentiva a participar en las primarias. Desde que terminó el Gobierno de Bachelet, retomó la enseñanza de la Sociología en las universidades de Playa Ancha y de Valparaíso.

"Hay una evaluación mala de la gestión del actual alcalde y parte de lo que pasa hoy es producto de la gestión de Pinto. Y es un mito que mi contendor tenga una organización para movilizar mucha gente, quedó demostrado en las primarias DC. Yo recogí cerca de 5.000, tengo puras posibilidades de crecimiento. Hay mucha preocupación por el deterioro de Valparaíso y también hay responsabilidad de la administración Pinto. Todo el esfuerzo que se hizo en el tiempo de Cornejo se vio superado", critica.

Agrega: "nadie me podría objetar algo relacionado a la transparencia. Lamentablemente hay objeciones respecto a la gestión de mi competidor, sobre la gestión financiera del municipio".

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img