Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Ministros políticos enfrentan el segundo tiempo del Gobierno: Proyectan que llegará al 40-42% de respaldo en 2012

Rodrigo Hinzpeter, Andrés Chadwick y Cristián Larroulet confían en que este año se comenzará a sentir la "implementación" de políticas emblemáticas

por:  M. Eugenia Fernández G. y Sebastián Mina
viernes, 06 de enero de 2012
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Muy, pero muy buenas. Estamos trabajando como un completo y absoluto equipo", responde el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, cuando se le consulta por su relación con su par de Interior, Rodrigo Hinzpeter, luego de sus recientes desencuentros. Mientras el jefe de gabinete sonríe en silencio, el titular de la Segpres, Cristián Larroulet, contempla la escena. Pero cuando se les inquiere si el Presidente Sebastián Piñera debió intervenir entre ambos, Hinzpeter y Chadwick lo niegan de plano. "No... las cosas entre personas adultas se resuelven entre personas adultas", acota el ex senador UDI.

Han sido semanas agitadas en Palacio con encuestas, incendios en el sur del país, y las salidas aún tibias de Felipe Bulnes, de Educación, y José Antonio Galilea, de Agricultura. Sobre el primero, ya Chadwick planteó que al Gobierno le gustaría tenerlo "cerca", mientras el jefe de Interior destaca que "es un amigo de todos nosotros" y al igual que Larroulet reconoce que "cada uno ha hablado con él", pero advierte que "son conversaciones privadas".

Así, instalados para La Segunda en una oficina contigua al despacho de Hinzpeter -y poco antes de reunirse con el Mandatario, donde se enteraron de la muerte de los 6 brigadistas en Carahue-, los tres ministros políticos de La Moneda desmenuzan el complejo 2011 que se fue y lanzan sus apuestas para el «segundo tiempo» de gobierno.

-Este 2012 comienza el «segundo tiempo» con encuestas dispares: la CEP fue desfavorable, y otras dos mostraron un despegue. ¿Habrá un claro repunte este año?

- Hinzpeter (RH): El Gobierno va a obtener en 2012 apoyos ciudadanos bastante superiores a 2011, por la aplicación de las políticas públicas que hemos ido consolidando. Pedirles a los ciudadanos que evalúen a un gobierno cuando las políticas públicas no han producido sus efectos, es pedir algo en vacío. En la medida que se vean los efectos de la eliminación del pago del 7% de la salud de los jubilados y de las listas de espera AUGE, del posnatal de seis meses, el Sernac Financiero, etc., la adhesión al Gobierno se acercará al 40, eventualmente al 42 o 43%.

Los gobiernos o gobiernan para las encuestas o para la calidad. Desde un comienzo, el Presidente Piñera definió un énfasis en la calidad, sabiendo que ello tendría muchos episodios de incomprensión y baja adhesión ciudadana. Pero los chilenos van a apreciar de un modo distinto y tangible los resultados de la gestión gubernamental. Y ustedes saben bien a qué otros gobiernos me estoy refiriendo, que han tenido resultados pobrísimos en crecimiento económico, generación de empleo, disminución de exportaciones, y que han tenido una excelente popularidad.

-¿Se refiere al de Bachelet?

- RH : Es uno de los casos, el mundo está lleno de ellos. Nuestro Gobierno no está centrado en las encuestas y no va a cambiar esa visión.

-Entonces, ¿el techo de adhesión del Gobierno es en torno al 40%?

-RH : Es difícil decirlo si no es parte de los objetivos. Nuestro Gobierno será de realizaciones y cambios. Lo probable es que esto se reconozca y refleje en grados de popularidad importantes. Ninguno de nosotros puede decir cuál será la cifra exacta, pero lo importante es el enfoque: o nos concentramos en la popularidad o en la calidad.

-¿Son opciones excluyentes?

- RH: Son excluyentes porque tienen tiempos distintos, implementaciones distintas, estilos distintos.

- Larroulet (CL) : El ciudadano es inteligente y cuando empieza a ver la obra, que es maciza y potente, lo empieza a reconocer. A la luz del esfuerzo que se está haciendo y que es crecientemente reconocido, eso va a seguir siendo el 2012 y 2013. El 2011 ha sido un año complejo y difícil, el Presidente ha debido enfrentar con mucha fuerza una serie de problemas acumulados que no se habían podido resolver. Y como eso no es fácil de hacer, parte importante de los problemas que hemos debido enfrentar en el 2011 es convencer al mundo político, a la oposición, de liderar un proceso -por ejemplo- en educación para sacar adelante reformas que Chile necesitaba.

-Chadwick (ACH): Lo medular de mirar en las encuestas es la tendencia que se va marcando: un aumento en la recuperación de la confianza, de la adhesión, de la mejor evaluación del Gobierno en los últimos meses. ¿Dónde está el punto central de la confianza política? En que aquello que me prometieron y por lo cual voté, se empiece a cumplir. Eso es lo que ha empezado a mostrarse.

-¿Existe el riesgo de que la contingencia, como lo fue en las movilizaciones estudiantiles, vuelva a 'comerse' logros como el posnatal, el 7%, que pasaron casi desapercibidos?

- RH: Ese riesgo está porque es parte del desarrollo de la convivencia social. Pero no es fácil pedirle a un gobierno que ha debido enfrentar estos desafíos mayores grados de popularidad con una oposición tan impopular.

El efecto Bachelet

-¿Cómo prevén la relación con la oposición en un año electoral como el 2012?

- CL: Para un gobierno que tiene minoría en la Cámara y el Senado es muy complicado tener una oposición donde no hay una claridad, un liderazgo único... lo vivimos en el acuerdo de Educación. Esperaría que el 2012 hubiera una reflexión en esa materia por parte de la oposición. He visto al ex Presidente Lagos plantear la duda de que este modelo de esperar que haya una candidata no es adecuado en el largo plazo para una coalición de oposición.

- RH: El efecto de la ex Presidenta Bachelet ha redundado en una oposición sin proyecto de alternancia, que lo único que trata de hacer es dificultar la gestión del Gobierno. La oposición tiene un proyecto de compás de espera y de convencer a la ex Presidenta Bachelet que sea su abanderada, y eso dificulta la gestión de cualquier gobierno.

-Después de conversar con el Presidente, la ex Presidenta Bachelet dijo que era necesaria una reforma tributaria "de verdad", y la "eliminación del sistema binominal"...

-RH : Es impresionante ver cómo plantea una reforma tributaria "de verdad" y eliminar el binominal una persona que gobernó Chile durante 4 años y tuvo todas las opciones de poner en el Congreso una modificación así, pero no lo hizo.

-ACH : Si la ex Presidenta Bachelet o desde la Concertación hablan de una reforma tributaria "de verdad", lo que están diciendo es que quieren una reforma tributaria que a ellos les guste. Pero ellos no son dueños de la verdad. Lo que está evaluando el Presidente es una modificación tributaria que sea beneficiosa para el país, teniendo presente la crisis económica internacional y el esfuerzo que tenemos que hacer para fortalecer el empleo, la inversión, crecimiento, y generar recursos para fortalecer las políticas sociales. Lo que se haga será pensando en ratificar lo que el Gobierno considera necesario para el país y no lo que la oposición nos venga a decir que es verdadero.

-¿Cuándo van a anunciar el proyecto de reforma tributaria? El Presidente dijo que esto iba a ocurrir las próximas semanas.

-CL : Lo que importa es construir una reforma que cumpla el propósito que hemos señalado y que tenga el consenso necesario. Necesitamos construir un acuerdo y eso significa diálogo, primero con nuestra Coalición.

Reforma tributaria y electoral: Libertad de acción o consenso

- El tema genera rechazo en algunos sectores de la Alianza.¿Se puede avanzar con esa oposición interna?

-ACH : Que nos evalúen por los resultados. El Gobierno tiene su agenda y la busca consensuar con su coalición primero; es esencial la relación Gobierno-Coalición y la buscamos potenciar y proteger al máximo. En el voto voluntario e inscripción automática, inicialmente a la Coalición le generaba distintas opiniones y terminamos prácticamente con una votación unánime. Cuando uno tiene eso para mostrar, no tiene miedo a las reformas que vengan, y tenemos razones para pensar que lo vamos a seguir logrando. Si hay alguna materia que no se logre o sea imposible, ahí tenemos que decidir si el Gobierno da libertad de acción, o no da el paso porque no van a estar las condiciones para seguir avanzando.

- ¿Eso vale para la reforma al binominal?

-ACH: Eso lo hemos tenido en el pasado. En el proyecto del Acuerdo de Vida en Pareja, en la Coalición no pudimos llegar a un proyecto consensuado, pero el Gobierno actuó, dijo «vamos a avanzar en el Congreso». Se envió un proyecto, pero no le pedimos a la Coalición un apoyo total con sus votos, sino que cada cual lo ve de acuerdo a su visión.

-¿La reforma electoral puede terminar siendo testimonial, al enviarla sin acuerdo?

-ACH : Es imposible responderlo hoy, porque estamos conversando, buscando posturas y posibilidades de alcanzar acuerdos. Es el inicio de un proceso y es muy difícil anticipar cómo culminará.

"No habrá un estallido social, pero es una situación límite"

-¿Podrá el 2012 ser el año de las reformas tributaria y electoral?

- RH: En el tema tributario me gustaría un gran acuerdo. En temas políticos, respetando las diferencias, nuestra democracia necesita mayores grados de participación y legitimación ciudadana, y es normal que se vaya remozando sin que haya cambios sustantivos, sino que dentro de un determinado esquema. Tenemos una democracia representativa que no vamos a modificar, pero ojalá pudiera en torno a eso construirse un acuerdo, como también en seguridad ciudadana. Están dadas las condiciones para hacerlo.

Los gobiernos no dicen que están dispuestos a reflexionar en materia tributaria y electoral para después hacer un cambio que no es de verdad. A diferencia de la Concertación, el Gobierno cumple, concreta y también fija posición. Puede terminar exitosamente -y así lo esperamos- o enfrentar dificultades imposibles de sortear -y así no lo esperamos-, pero el Gobierno ha fijado posiciones en voluntad política de hacer una reforma tributaria y electoral.

-¿Da lo mismo que las reformas no conciten la unanimidad de la Coalición y dependan de la oposición, con tal de que se concreten?

- RH: No da lo mismo. A uno siempre le gusta que las convicciones del Gobierno sean acompañadas por toda la Coalición. Es por lejos la prioridad y nuestro empeño como equipo político será generar ese consenso primero y luego con otras fuerzas políticas.

- ACH: Tan importante como resulten es que primero haya un consenso dentro de nuestra coalición.

-Si no hay un cambio en reformas políticas, ¿puede haber un estallido social?

- RH: No. Nuestra institucionalidad resiste, pero quizás a marcha forzada, la disconformidad que existe con la política. No estamos pensando en un estallido social, pero es una situación límite. Uno tiene que procurar que las sociedades se desenvuelvan con delicadeza, no en forma tensionada.

- CL: También tiene que ver la agenda educacional; el corazón del compromiso del Gobierno es crecimiento y equidad, y tenemos una agenda en el Congreso potente, que nos va a tomar mucho tiempo, y donde hay que hacer un llamado a la oposición a colaborar. Ese es otro eje de 2012 fundamental.

 "Al Presidente Piñera no le va a ocurrir el síndrome del pato cojo "

-El ministro Golborne dijo que era dañino para el Gobierno que se adelante la carrera presidencial... ¿les preocupa?

-CL: La decisión nuestra es muy coherente y exigente: todos los ministros, presidenciables o no, son ministros antes que todo, y el día que se priorice una carrera presidencial, tienen que dejar de ser ministros.

-ACH: Obviamente es un absurdo que las campañas o el tema presidencial empiece a ser comentario cuando aún faltan más de dos años para terminar el período. En eso el Gobierno no se va a perder ni un segundo, en no generar ninguna condición para que se adelanten o apresuren las candidaturas presidenciales. Además, es un error que afecta a las propias candidaturas.

-Pero, ¿es dañino para el Gobierno?

-CL: Tenemos mucho por hacer todavía. No vamos a aceptar nada que pueda afectar el cumplimiento del compromiso por el que nos eligieron. Los ministros de La Moneda vamos a ser mucho más exigentes en esta materia.

-ACH: Si es un peligro para el propio gobierno, resulta ser muy perjudicial para todas las candidaturas presidenciales, porque mi punto de vista es que las candidaturas presidenciales en nuestro sector se van a ver potenciadas con el éxito de la gestión del gobierno. Los candidatos presidenciales de nuestro sector debieran ser los primeros en preocuparse de que esto no se adelante. Y para qué decir aquellos que son ministros.

-Considerando que el final del gobierno estará marcado por las campañas parlamentarias y presidencial, elección y cambio de mando, ¿cuánto tiempo le queda realmente a la administración Piñera?

- RH: Los gobiernos incorporan en su trabajo los procesos electorales y gobiernan hasta el último día de su mandato, en este caso el 11 de marzo 2014. No tengo temor que estos procesos acorten periodos de gobierno, en verdad se incorporan a la realidad, al mundo político como otros temas y por tanto los periodos duran hasta el final.

-ACH: Hasta el 11 de marzo del 2014... sería desconocer por completo el carácter, el liderazgo y voluntad del Presidente pensar que se puede provocar el "acorte" de su gestión por estar ante una elección. Si hay algo que yo creo que al Presidente Piñera no le va a ocurrir es el síndrome del "pato cojo".

-Eso es algo que ocurre a todos los gobiernos. ¿De verdad no cree que ese síndrome afecte a Piñera?

- RH: No, eso es no conocer el carácter del Presidente Piñera, que va a ejercer sus facultades presidenciales hasta el último día según la Constitución y las personas le delegaron.

-CL: Todos los gobiernos tienen el síndrome del "pato cojo", es un clásico de la política en todas partes del mundo. Pero vamos a poner mucho más énfasis en gobernar hasta el último día.

-La ex Presidenta Bachelet reconoció eso ya en 2006, cuando dijo que en realidad sólo le quedaban dos años y medio...

-ACH: Ahí puede haber una diferencia importante en torno al carácter y liderazgo que puede tener el Presidente Piñera. No va estar un día perdiendo el tiempo.

-CL: Esa es la diferencia fundamental entre el gobierno de la Presidenta Bachelet y el del Presidente Piñera. El le asigna una importancia fundamental a cumplir sus compromisos.

-¿De verdad no cree que la figura del Presidente y del gobierno se verán mermadas?

-ACH: El Gobierno va a tener la mayor felicidad y expectativas de que pueda surgir una figura con opción de triunfo del propio gabinete, si se da el caso. Pero pensar que eso va a traer como consecuencia que el Gobierno va a dejar de hacer lo que tiene que hacer, sería no conocer al Presidente.

"Toca al Presidente establecer" el rol de ministros en la elección municipal

-De uno a diez, ¿cuánto les preocupa la elección municipal de este año?

- RH: Los gobiernos no tienen en su agenda de preocupación resultados electorales... Uno forma parte de una coalición y espera que los candidatos elegidos por los partidos tengan el mejor desempeño posible. Pero nosotros tenemos otros objetivos para el 2012. El resultado electoral de la municipal es un desafío que toca básicamente a los partidos y a los candidatos. Nosotros vamos a estar concentrados en las tareas propias del Gobierno, que es lo que corresponde. Eso es responsabilidad política y no hay que confundir un desafío electoral de las coaliciones con gobernar un país.

-Pero el mismo Presidente planteó que le preocupa. Incluso confesó que ha recomendado candidatos a los partidos...

- ACH: Es evidente que queremos y nos gustaría mucho en lo personal a los tres que a la Coalición por el Cambio le vaya bien en la elección municipal, es obvio.

¿Cuál es el mejor aporte que podemos hacer? Ser el mejor gobierno posible, hacer las cosas de la mejor forma posible y esa es nuestra preocupación, porque así vamos a colaborar con quienes tienen la responsabilidad en la Coalición de enfrentar y desarrollar la elección municipal.

-¿Esa debiera ser la plataforma electoral para la Coalición?

- CL: Cuando tú haces un buen gobierno, el efecto obvio es político y eso vale para la municipal, la presidencial y parlamentaria. Si me preguntan, en la escala de uno a diez estoy súper tranquilo.

-¿Qué línea va a tener el Gobierno para la participación de ministros en la campaña? Hay quienes plantean que se sacarían fotos con candidatos, como el ministro Golborne.

- RH: Esa es una definición que toca al Presidente establecer, y pienso que él oportunamente lo va a señalar.

-¿Pero podrán hacer actividades fuera del horario de trabajo? Así se planteó con las actividades de la disidencia RN, en que el Gobierno determinó que se puede participar en horas no laborales.

- ACH: Partamos de la base de que el respeto a la ley será absoluto.

- RH: Nosotros respetamos la libertad de las personas en ese ámbito, pueden dedicarse en su tiempo privado a las actividades que quieran. Mientras no afecte el cumplimiento de sus funciones, lo pueden hacer. Aquí, el espacio es pequeño entre el respeto a la ley y el respeto a la libertad de las personas en el tiempo privado. En el medio pueden surgir episodios que el Presidente normará con criterio y sentido democrático.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada
MásLleidas

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img