Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Hoffmann y Ley de Cuotas: "Prefiero decirle a mi hija que si se esfuerza, puede ser Presidenta"

La diputada UDI es contraria a exigir "cuotas rígidas" de participación femenina en los partidos y remarca que reducir el tema a "una igualdad artificial, sería la peor derrota".  

por:  La Segunda
miércoles, 14 de diciembre de 2011

Foto ALEJANDRO BALART

Por Giselle Crouchett G. 

Con reconocido sentido del humor llega cada mañana a la sede del Parlamento María José Hoffmann, diputada UDI por San Antonio (Quinta Región). Dice que ha podido hacerlo por un esfuerzo familiar en que todos han cambiado el switch para tener una esposa y madre parlamentaria.

No es fácil, asegura la cientista política, como tampoco lo fue llegar al Legislativo, donde pertenece a la minoría de mujeres que ahí se desempeñan: de 120 diputados, sólo 17 son mujeres; y de 38 senadores, sólo 5.

Pese a ello, la "Pepa" critica una ley de Cuotas -puesta en el tapete tras conocerse que el Sernam pretende impulsar una para la próxima elección municipal- y rechaza categóricamente abandonar la meritocracia que considera fundamental para que el mundo femenino se haga un espacio respetado y real en el político. "Nunca me he sentido discriminada en este mundo lleno de hombres", remarca.

-Pero si hay evidencias de que la participación femenina en política es minoritaria, ¿por qué no tener cuotas?

-Pertenezco a una generación que mira estos temas de una forma distinta, sin límites ni complejos. Más del 50% de quienes estudian en educación superior son mujeres.

Creer que los bastones legales van a hacer los cambios culturales, es un error. Prefiero decirle a mi hija que si se esfuerza, puede llegar a ser Presidenta. Para abrir espacio a las mujeres, el desafío es nivelar la cancha, cómo hacer que a iguales funciones ganen lo mismo que los hombres.

Las mujeres ya estamos instaladas, vemos más signos de feminización del poder, se valora más el aporte que hacemos. Pero tiene que seguir basado en la meritocracia y en las capacidades. Generar mecanismos artificiales que no reconozcan ese cambio cultural, ha sido una equivocación en otros países.

Por eso, voy a apoyar al Gobierno en impulsar reformas que apoyen el cambio cultural que se necesita y poner incentivos.

-¿Como cuáles?

-Hoy los mayores temores son que no existen mecanismos para compatibilizar la familia y el trabajo, son horarios muy masculinos. En el Congreso no existe ninguna política que los compatibilice y eso dificulta su ingreso, más que cualquier otra cosa.

Así que el principal incentivo tiene que seguir siendo conciliar estas dos cosas, y no sólo para las políticas, sino para las trabajadoras en general. Y podemos establecer algunos premios a los partidos por llevar mujeres a sus listas, incentivos económicos, mayores facilidades. Pero las cuotas rígidas son un error.

-¿Qué debiera hacer entonces la ministra del Sernam, Carolina Schmidt?

-La ministra tiene que aprovechar su liderazgo en promover una agenda a favor de nuestras ideas, porque la base que hemos alcanzado está precisamente en ganar elecciones. Si es por una cuota, será un error.

Creo en la libertad personal, pero no nos reconocemos como una minoría discriminada. Yo nunca me he sentido discriminada y en la UDI siempre las puertas han estado abiertas a las jóvenes mujeres. Me identifica mucho un liderazgo como el de Evelyn Matthei. Eso nos ha abierto más puertas que cualquier ley, fue una gran diputada, gran ministra, y espero que más adelante asuma otros desafíos.

-¿Desafíos presidenciales?

-Sí. Hay que visualizar aún más a las mujeres. Creo que por ahí va, y no reducir esto a una igualdad artificial, que sería la peor derrota.

Todas las mujeres que estamos hoy en el Parlamento es porque nos hemos ganado un espacio. No quisiera que hubiera mujeres de segunda importancia. Hay que convencerlas culturalmente de participar en los espacios y romper esa lógica de la minoría discriminada, que no me identifica; necesitamos más mujeres, pero que construyan su propio camino.

 

Junto con valorar el eventual envío de una ley de Cuotas por parte del Gobierno al Congreso, la Presidenta de ComunidadMujer Esperanza Cueto cuestionó las declaraciones del presidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, quien ayer sostuvo que el proyecto de ley de Cuotas "desmerece a la mujer y no favorece a la representación femenina".

"No comparto las declaraciones del presidente de la UDI de que las cuotas desmerecen a las mujeres. Lo que desmerece y además, discrimina a las mujeres, es que los partidos políticos no las consideren en sus procesos de nominación", dijo.

Por el contrario, valoró la "apertura" del timonel de RN, Carlos Larraín, quien se mostró de acuerdo con impulsar la iniciativa "en un momento que es clave porque los partidos políticos están definiendo candidaturas", dijo Cueto.

Sobre este punto, recordó que ComunidadMujer firmó un acuerdo en 2009 con el entonces Presidente del Senado, Jovino Novoa (UDI), en que se comprometían a discutir un proyecto de discusión de participación equilibrada.

Cueto valoró que "el Gobierno busque legislar sobre mecanismos para aumentar la cantidad de mujeres en cargos de elección popular".

Y explicó que ComunidadMujer promueve varias propuestas en materia política, que incluyen una ley para el financiamiento a los partidos políticos para que nominen candidatas y, particularmente, para las que resulten electas.

"Tiene que haber un incentivo económico para que los partidos intencionen a poner mujeres en lugares donde efectivamente puedan salir electas", explica. También, establecen poner límite a la reelección y un sistema electoral que tienda a la proporcionalidad.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img