Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Pepe Auth (PPD) y el presupuesto: "Sentí que no había voluntad de acuerdo" en la oposición

"Hay quienes creen que no hay que asociarse con el Gobierno ni siquiera en aquellas cosas que representan avances parciales para la ciudadanía y esa es una discusión que bien vale la pena dar", dice el diputado que participó en las negociaciones.

por:  Claudia Andrea Sánchez, La Segunda
miércoles, 30 de noviembre de 2011

Foto CESAR SILVA

Su habilidad negociadora se le reconoce en forma transversal. Pero esta vez al diputado PPD Pepe Auth toda la experiencia que ha acumulado en estos años no le sirvió para sumar a la oposición en un acuerdo con La Moneda. "No fueron los PC, ni el MAS, ni el MAIZ los más duros" en las conversaciones, asegura el parlamentario.

- ¿Volvería a ser negociador de su partido?

-Lo que ocurre es que yo fui mandatado por la presidenta del PPD, Carolina Tohá, y el partido debiera en lo sucesivo socializar y hacer tomar decisiones que después, obviamente, los parlamentarios estén obligados a respetar. Si hay algún error tiene que ver con el punto de partida de no haber hecho la discusión política. Esto, porque al final de cuentas hay quienes creen y -así quedó explicitado en el debate- que no hay que asociarse nunca con el Gobierno, ni siquiera en aquellas cosas que representan avances parciales para la ciudadanía y esa es una discusión que bien vale la pena dar.

- ¿Es un error plantear esa idea?

-A mí me parece equivocado pensar que todos los avances, por pequeños que sean en todos los ámbitos, hay que regalárselos al Gobierno y nosotros por definición tenemos que aparecer votando en contra y rechazando todo por insuficiente. Tengo la suficiente experiencia para saber que cuando uno se sienta a negociar tiene que estar dispuesto a llegar a acuerdo y también a no llegar a acuerdo. Nunca me siento ansioso de llegar a acuerdo ni tampoco decidido a no llegar. Las dos actitudes conspiran contra el éxito de las negociaciones.

- ¿Usted pensó que al lograr un avance iba a tener el apoyo de la Concertación?

-Lo que ocurrió es que al final de la negociación, yo evalué que nosotros podíamos, concordando en una demanda adicional, conseguir un avance significativo. Eso tenía tres ideas: una era focalizar en la gratuidad verdadera, elevar arancel y becas; otros pensaron que también había que plantear la rebaja del puntaje de la PSU, y otros la necesidad de un fondo de revitalización de la educación pública. Mi planteamiento fue que si no nos concentramos en un adicional mejor, diéramos por cerrada la negociación. En ese minuto aciago no hubo acuerdo para concentrarse en una cosa. Yo le pregunté a mis senadores si conseguía eso, podía contar con sus votos favorables y me señalaron que no. Sentí que no había voluntad de acuerdo, en consecuencia no tenía sentido seguir conversando. No soy un sanguíneo, soy más bien racional. Se los planteé a mis senadores y les dije que podrían haber resuelto previamente cuál era la disposición real. Cuando uno consigue cosas, hay que ponerles la firma. Lo peor es tener logros y regalárselos al adversario. Por empuje, en el 7%, estuve de acuerdo en la negociación del posnatal, en el impuesto específico a la minería y al final doblamos aquí los recursos involucrados.

-¿Qué costos pagó la oposición por la forma en que enfrentó esta negociación?

-Tengo la convicción que la gran mayoría ciudadana premia a quienes aparecen auténticamente construyendo soluciones. Ganan en respaldo, en adhesión y en identificación aquellos liderazgos y aquellas fuerzas políticas que aparecen auténticamente buscando soluciones y acuerdos y no las que aparecen al revés. En ese sentido, Guillermo Tellier del PC ganó en esta vuelta, demostró seriedad, credibilidad. Creo que si yo estuviera en sus zapatos, la evaluación de su performance en la negociación es extremadamente positiva desde el punto de vista de la apreciación ciudadana. Y eso es finalmente lo que importa.

-Por lo tanto, Ricardo Lagos Weber y Camilo Escalona pagaron costos por una actitud más confrontacional con el Gobierno...

-Cada uno tendrá que evaluarlo. Además, cuando Camilo Escalona está en la presidencia de la Comisión de Hacienda ejerce otro rol y si usted mira bien la evolución de la opinión pública respecto de su liderazgo, él ha disminuido notablemente adversidad cuando ha ejercido roles de Estado, como la presidencia de la Comisión de Hacienda y de la mixta de presupuesto el año pasado. Eso es casi automático.

-¿Se resintió la relación con los senadores de su partido tras las negociaciones?

-Tengo mucha sintonía con Ricardo Lagos Weber por su capacidad de reírse de sí mismo, tenemos un humor parecido. Las discusiones políticas las separo. Mi mayor y tensa discusión fue con Girardi, que es amigo mío, y eso no tiene nada que ver. No veo la política como una agrupación de personas, sino como una agrupación de ideas y conceptos en este caso de decisiones posibles. La diferencia no era entre un grupo que quería cerrar y los que no querían cerrar, sino más bien la diferencia era si había voluntad de buscar una salida o voluntad de cerrar la posibilidad de una salida.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img