Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Espina y la negociación en Educación: "Quisiéramos ir rápido, pero hay que tener cuidado con descarrilarse"

El senador RN, interlocutor en el debate del Presupuesto, advierte sobre el escenario externo y la crisis europea como puntos clave para el financiamiento de lo que llama una "reforma".

por:  Giselle Crouchett, La Segunda
viernes, 04 de noviembre de 2011

"Los ministros deben aplicar la famosa frase pastelero a sus pasteles", es la conclusión de Alberto Espina, senador cercano al Presidente e interlocutor en la Alianza para sacar un acuerdo educacional, al evaluar el reciente episodio sobre nuevas privatizaciones del Gobierno.

El desdramatiza el tema. "Es una exageración total sostener que ha existido un desorden. Hubo un episodio puntual, es un error que ministros como Larroulet y otros salgan a referirse a temas de financiamiento de la reforma educacional, en circunstancias que le compete al ministro Bulnes. Se ha manejado por parte de él y el Presidente con criterio".

Y se define optimista de que "se han ido generando las condiciones para lograr un acuerdo. No será fácil, pero es posible con visión de Estado".

-¿Con qué contenido?

-El Gobierno va a hacer los máximos esfuerzos para un acuerdo que contemple la cobertura de las becas, créditos, su contingencia, el monto que los alumnos pagan mensualmente en relación a sus ingresos una vez egresados. La diferencia entre el arancel diferencial y el real es muy importante, porque las becas sólo cubren un porcentaje del real, no son becas de gratuidad. Los aportes basales y complementarios a las universidades; el fortalecimiento técnico profesional; la institucionalidad y el sistema de acreditación de las carreras y las instituciones. Y en el ámbito escolar, la subvención y educación preescolar.

Todos quieren ir siempre más rápido; pero hay que tener cuidado con descarrilarse. Ya tenemos la experiencia europea, que por gastar recursos de manera irresponsable, hoy están viviendo una crisis que tiene a muchos países en la banca rota.

-¿Cómo se puede resolver el tema de los aranceles?

-Se puede perfeccionar el mecanismo para determinar el arancel referencial, que sea más objetivo y flexible, dependiendo de la carrera y la zona geográfica donde se estudia.

-En la oposición insisten que no hay en el Gobierno voluntad de diálogo.

-Veo en el Gobierno toda la voluntad para los puntos que señalo, pero es muy relevante también que alguna vez se diga en qué estado recibió el Gobierno el tema de la educación superior. Heredamos 850 mil estudiantes que tienen que rascarse con sus propias uñas y con créditos muy caros. No se puede pretender que esto se revierta en un año. La progresividad es clave si queremos una reforma a fondo y seria.

El Gobierno se va a jugar a fondo por un acuerdo en las materias que señalo, pero con realismo, financiamiento estable y posible de cumplir.

-¿Eso implica un cambio tributario?

-Esa discusión ha sido una de las más torpes en los últimos años. Lo primero es resolver el contenido de la reforma, qué es lo viable de pagar cuando tenemos ad portas una crisis europea que puede tener graves consecuencias, y determinado eso, y el tiempo que se aplique con la gradualidad correspondiente, determinar las fuentes de financiamiento.

-Hernán Larraín afirmó que ni siquiera conocen lo primero.

-No es así, el Gobierno lo conversa con las personas encargadas del tema en cada partido. Con la senadora Von Baer, conmigo, y nosotros somos lo responsables de socializar esto.

-La misma senadora Von Baer pidió orden y claridad al Gobierno, por la venta de activos.

-Ese fue un error. Insisto: todos siempre quisiéramos ir más rápido, pero me gustaría saber cuántos van a poner la cara si el día de mañana, por hacer las cosas de manera poco seria, descarrilamos el tren de una economía que es ejemplo en el mundo. Seamos responsables y no ansiosos.

"El Gobierno debe abordar esto institucionalmente con la oposición"

-¿Qué ve en la Concertación?

-Un grupo importante de parlamentarios de la Concertación tiene el mejor ánimo y voluntad de generar un acuerdo. Espero que ese espíritu expresado en privado se traduzca después en acciones públicas.

Si hay buena voluntad y visión de Estado, se puede llegar a un acuerdo trascendente para Chile. Pero esto se tiene que abordar institucionalmente: que el Gobierno, tras afinar sus planteamientos, contacte a los presidentes de partidos de oposición, del PC, MAS, sin perjuicio de hablar con parlamentarios influyentes.

-La oposición exige definiciones tributarias y presupuestarias, y el senador Escalona dijo que por las declaraciones de otros ministros sobre temas de Hacienda, por primera vez hay un Gobierno multicéfalo en lo económico.

-Ese es un juicio temerario. Si hay un Gobierno responsable y con conducción, ha sido éste. Si no, ¿por qué hay 650 mil chilenos que tienen trabajos y antes no? ¿Por qué el país sigue creciendo, saca adelante el posnatal? Debiéramos entre todos valorar más lo que han hecho los Gobiernos de la Concertación y este, en construir un país que se desarrolla, con carencias, pero con una estabilidad envidiable.

-Al hacerse públicos los debates internos, que luego La Moneda debe aclarar, ¿no demuestran impericia en negociar?

-No, la negociación la lleva el ministro Bulnes que prepara los temas con el Presidente y seguramente con la opinión del comité político. En lo medular, se está actuando bien.

-En el posnatal y el 7%, el Gobierno terminó dando mucho más. Se espera ahora lo mismo.

-Lo que el Gobierno hace es intentar construir un acuerdo amplio, aportando la mayor cantidad de recursos posibles para cubrir las necesidades, pero evitando que el tren se descarrile. Sería bueno un tour por Europa...

-¿No ha faltado mayor claridad del Presidente? Primero defendió cubrir un 40% con becas y ahora se abre al 60%. Se critica la teoría del salame, que se dé por tajadas, pero se termina dando más.

-Lo que el Gobierno planteó fue elevar la cobertura al 40%, que significa más de 100 mil becas nuevas. Porque todos parten de la base que hoy en Chile se cubre el 40% cuando ¡no es verdad! El 40% son 270 mil estudiantes y apenas se cubren 165 mil.

Cuando la gente dice 60%, esos son 460 mil estudiantes y hoy estamos cubriendo apenas 165 mil; o sea, hay una diferencia de 295 mil, cifra gigantesca, a la que hay que agregarle los que van ingresando todos los años. Pido responsabilidad. En una de esas peco de ingenuo: con quienes he hablado de la Concertación, se entiende que el problema no se va a resolver en un año, entonces cualquier medida que el Gobierno adopte tiene que considerar la gradualidad. Ahora, sobre la fórmula misma, el Gobierno tendrá que exponerla a los parlamentarios.

"Ningún acuerdo va a dejar satisfechos a todos"

-¿Le pide también más responsabilidad a su sector?

-Todos tenemos que actuar con responsabilidad si queremos ganarnos la confianza de la ciudadanía y no dejarnos llevar por la ansiedad, ni la presión del movimiento estudiantil.

-En la Alianza hay quienes temen que el Gobierno entregue el "sistema completo" con tal de desactivar el conflicto.

-No, hay que construir un sistema justo. Cuando ese es el objetivo, creo que tenemos más puntos de coincidencia. Soy optimista que los parlamentarios de todos los sectores no nos vamos a farrear esta oportunidad histórica.

-¿Cuándo se puede lograr el acuerdo?

-Esto es igual como cuando los chilenos pagan los patentes de los autos: el último día. Estamos en la recta más decisiva.

Quiero pedirles a líderes de la Concertación, que son sus presidentes de partido, al senador Escalona, al senador Frei, al senador Quintana, al diputado Montes, al senador Letelier, que están involucrados en el tema, que estemos a la altura del desafío, de generar un cambio de fondo.

No hay ningún acuerdo que deje satisfechos a todo el mundo. Pero podemos dejar un tremendo legado para la futura generación, que por supuesto los grupos más ultra no lo van a apoyar. Pero cada vez que los grupos ultra no apoyan un acuerdo, significa que el acuerdo es bueno.

 "Acelerador a fondo" para inscripción automática

-¿Qué piensa de las dudas legítimas de que la inscripción automática y el voto voluntario no estarán para la municipal 2012? Noviembre es el plazo fatal para sacar la ley y no se ve espacio.

-Soy autor de la reforma constitucional de inscripción automática y voto voluntario, no puedo tener un compromiso más férreo con la urgente necesidad de sacarla adelante. También hay que construir la inscripción automática de manera que no tenga fallas, no hacer a tontas y a locas la ley, porque después hay que andar deshaciendo leyes que se hacen mal. Hay que apuntar con toda urgencia a sacarla en la elección municipal, porque es clave. Estoy convencido que esto puede salir entre noviembre y diciembre.

-¿Y si no sale?

-Sinceramente ha habido voluntad por despacharla con rapidez, pero también hay que hacerlo de tal manera que nos garantice un procedimiento que mantenga la confiabilidad de nuestro padrón electoral. Hay que apretar los dientes, poner el acelerador a fondo, y lograr que salga.

-Usted advirtió que si no sale, era muy delicado porque es un compromiso.

-Por supuesto que es un problema porque se comprometen cosas que después no se cumplen. Pero me consta que el Gobierno lo está acelerando, ya desentrampó con la Concertación el voto de chilenos en el extranjero. Pero tampoco se le puede pedir al Congreso que despache simultáneamente la ley de Presupuestos, Sernac financiero, medidas alternativas en materia penal, reforma educacional, que los parlamentarios vayan a sus regiones. Las cosas tienen sus tiempos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img