Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Los refrigerios, la citación de Navarro y las contradicciones tras la toma

El senador MAS iba a recibir a un grupo de apoderados, pero finalmente no llegó y el grupo -que se había coordinado con Rendón- se sumó a la ocupación. Protagonistas niegan "orquestación".  

por:  La Segunda
lunes, 24 de octubre de 2011

Según Rendón, "no sabíamos" que el ministro Bulnes estaría en el lugar.


Foto La Segunda

Ya es casi parte de la rutina del senador del MAS, Alejandro Navarro , entrar y salir de la Contraloría, pero cuando el pasado jueves llegó temprano en la mañana para presentar una denuncia, el parlamentario se encontró en el edificio con un grupo de la Asociación de Padres y Apoderados que a esa hora también realizaba trámites en el lugar. Navarro conversó por algunos minutos con el grupo y quedó de recibirlos entre las 13.30 y las 14.00 en su oficina en el ex Congreso.

Según cuenta el senador, el motivo de la reunión era conversar sobre el Plan Salvemos el Año Escolar y las expulsiones de algunos estudiantes, pero antes de llegar a la sede del ex Congreso, en Morandé, Navarro fue alertado de que el edificio estaba cerrado por una toma. "Llamé por teléfono y me informaron que los muchachos que habían ido a conversar conmigo terminaron sumándose a la ocupación", dijo el senador. A esa altura, Luis Mariano Rendón , dirigente ecologista, ya lideraba la toma del lugar.

Poco antes de las 13.00 horas los manifestantes se instalaron en la Sala Pedro León Gallo, hasta donde poco después llegaron los senadores Mariano Ruiz-Esquide (DC) y Jaime Quintana (PPD), los únicos parlamentarios que había en el edificio. Este último relató que el grupo no traía consigo ningún documento y que pedían una reforma constitucional para que realice un plebiscito. El senador aclaró que "lo que nunca dejaron claro es si se iban o se quedaban". Además, el grupo pedía dialogar con algún miembro de la mesa del Senado.

¿Dónde está Girardi?

En esos momentos, el titular de la Cámara Alta se encontraba en una actividad en la embajada de Estados Unidos, de la que salió cerca de las 15.30 horas, y según relató el propio Quintana, se intentó comunicar con él, primero directamente y luego a través de un asesor para contarle sobre los hechos.

Sobre los manifestantes del día jueves, el senador PPD afirmó que "no noté que estuvieran conectados con el movimiento estudiantil".

Ruiz-Esquide, en cambio, relató que mientras conversaron con el grupo "tratamos de ubicar a Guido Girardi. No lo encontramos en mucho rato, y mientras les ofrecimos un refrigerio". Según Quintana, no se ofreció comida a los manifestantes.

El senador DC contó que del diálogo con los manifestantes "se comprometieron a tres puntos: quedarse tranquilos, no lesionar la estructura del edificio y que no harían nada hasta volver a hablar con algún senador, alguien de la mesa, aunque fuera con o sin Girardi. Yo me confié en la confianza que iban a respetar lo conversado (...) No fue".

La versión de Rendón

Según Rendón, ingresaron por Morandé. "Un grupo pequeño conversó con los funcionarios de ahí para distraerlos y así permitir que el resto pudiera entrar". El dirigente asegura que después de las 12:30 horas nadie más ingresó. "Puede que alguien haya dado el nombre de algún senador, da lo mismo, es irrelevante".

En un momento, el grupo salió al patio a hablar con la prensa y al regresar al interior se enteraron de que el ministro Felipe Bulnes estaba en una sala. "No sabíamos que ese día iba a estar ahí, así que comenzamos a protestar desde fuera, hasta que alguien abrió la puerta y ahí ingresamos", dijo Rendón, quien negó una supuesta "orquestación" con Girardi y Navarro. El dirigente añadió que la coordinación previa con los estudiantes se dio con la corporación de Padres y Apoderados.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img