Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Orrego y el debate por rearmar la Concertación: "Se hizo todo mal"

"Hay 70 mil alumnos que están a punto de perder el año escolar, y nosotros estamos preocupados de nuestro nombre, de nuestro futuro y de nuestro pacto electoral", reclama el alcalde de Peñalolén y vicepresidente DC. "Los dichos de Ignacio Walker fueron desafortunados, porque dieron a entender algo que él no pretendía", asegura.

por:  Claudia Valle, La Segunda
viernes, 23 de septiembre de 2011
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Trabajó estrechamente con ellos en la segunda vuelta de la campaña de Eduardo Frei y, luego, se transformaron en las caras más visibles de lo que se ha llamado la renovación de la Concertación. Ahora incluso comparten mesa en el directorio de la Fundación Proyectamérica. Pero eso no le impide al alcalde de Peñalolén y vicepresidente DC, Claudio Orrego, tomar distancia de sus amigos PPD, Carolina Tohá y Ricardo Lagos Weber, que desde la semana pasada presionan por la reingeniería de la coalición opositora.

Esta discusión -dice- provocó "más ruido que convergencia, más debate sobre nosotros, que debate sobre el país... No puedo creer que sea lo que ellos buscaban".

-¿Es necesaria una reformulación de la Concertación?

-Claramente hay que repensar nuestro proyecto para los próximos 20 años, sin duda alguna.

-Pero en los términos que ha planteado el PPD, ampliándose hacia la izquierda e incorporando al PRO, al MAS y al PC.

-Antes que pensar en partidos, tenemos que pensar en los seis millones de chilenos que nunca han votado o votan blanco o nulo. Esos no votan por ninguno de los partidos que tú has mencionado.

Y la pregunta es, ¿qué movimiento o partido político será capaz de convocar a la ciudadanía? ¿Excluye esto que mañana podamos ampliarnos a otros partidos? No. Pero ese no puede ser el punto de partida.

Y tampoco dar por superada la Concertación. Uno construye desde lo que tiene: no quemas las naves sin saber lo que viene, no pones en venta la casa, si ni siquiera has hecho los planos de la nueva casa que quieres construir.

-¿Era oportuno plantear la discusión sobre el futuro de la Concertación en momentos en que la atención está en cómo se resuelve la crisis en educación?

-El timing y la forma de este debate es un síntoma de los problemas que tenemos. Se hizo todo mal. Hay 70 mil alumnos a punto de perder el año escolar, un país que está movilizado por el tema de la educación, y nosotros estamos preocupados de nuestro nombre, de nuestro futuro y de nuestro pacto electoral.

-¿Con este debate aumenta la distancia entre la ciudadanía y la clase política?

-Estábamos en un momento en que el Gobierno estaba acorralado por el movimiento estudiantil, y nosotros, a través de este debate, le hemos dicho a la gente: miren cómo nos peleamos. Creo que tenemos que volver a hablarle al país, ni siquiera a la Concertación ni a sus simpatizantes, al país. Y eso significa no obviar este debate, que me parece necesario.

La nueva Concertación no va a salir de un decreto. A mí me gustaría pensar esto como un proceso que comienza, más que termina, el 5 de octubre, cosa que considero honestamente ilusorio.

-¿Da la impresión que la generación más joven quiere terminar con la Concertación? Este debate lo está impulsando, por ejemplo, Carolina Tohá.

-Yo he tenido diferencias con amigos míos, que han planteado esto de dar por superada la Concertación para que nazca algo nuevo. No creo en esa tesis. Uno tiene que construir desde lo que tiene y la Concertación en este momento es la instancia que tenemos. La podemos enriquecer, sumarle gente, tener convergencia programática, pero no desechemos lo único que tenemos. Me parece una irresponsabilidad. Yo entiendo, por lo que me ha manifestado la gente que estuvo detrás del documento, que el interés no era darla por muerta, sino declarar que había que ir a una nueva Concertación, dar un salto, que es algo en que estamos todos de acuerdo.

-Eso no fue lo que se entendió...

-No, no se entendió. La nueva Concertación se construye haciéndola, no tanto debatiéndola y nos hemos quedado mucho en lo último y menos en lo primero. Por lo tanto, hay que cuidarla.

"Esta movida generó más ruido que convergencia"

-¿Y el PPD ha cuidado a la Concertación?

-Me quiero quedar con las buenas intenciones. Esta movida generó más ruido que convergencia, más debate sobre nosotros, que debate sobre el país. No puedo creer que sea lo que ellos buscaban.

-Girardi planteó que "el PPD debía estar dispuesto a hacer la travesía en solitario por el desierto".

-Aquí nadie sobra y suscribo lo que se ha dicho en estos días, que la alianza entre el centro y la izquierda no se agota en la DC y el PS, aun cuando la supone. Pero sí creo que el PPD tiene que tomar una decisión, si quiere caminar con nosotros o no. Las declaraciones de Girardi me suenan a amenaza velada.

-Que no quiere seguir con la Concertación o quiere romper...

-Claro, y yo honestamente no creo que sea lo que piensan muchos PPD. Puedo estar equivocado. Conozco y he trabajado con Ricardo Lagos Weber, con Felipe Harboe y con Carolina Tohá, y lo que yo escucho de ellos es que quieren una Concertación 2.0, más ciudadana. Pero no escucho una especie de canto del sepulturero que quiere enterrar lo que tenemos, sin saber siquiera si somos capaces de construir algo nuevo. A mí me preocupan las declaraciones de Guido Girardi, porque suenan más bien a eso, a decir nosotros vamos a seguir solos.

"Lo que dijo Girardi no es lo que les he escuchado a mis amigos del PPD"

-¿Girardi hizo un llamado a romper con la Concertación?

-Nadie puede permanecer obligado en una coalición. Lo que dijo Girardi no es lo que les he escuchado a mis amigos del PPD. Abandonar la Concertación no es algo que haya escuchado de ellos.

Somos muchos los que valoramos lo que ha hecho la Concertación en el país, y que somos conscientes de que no podemos seguir viviendo de nuestras glorias pasadas, que hay que construir un nuevo ideario e imaginario. Yo no soy ni un enamorado de los nombres ni creo que las coaliciones sean un dogma de fe. Pero lo que tenemos hoy día es la Concertación y mientras no tengamos algo mejor, es la familia que nos cobija. Valoramos mucho este acuerdo entre el centro y la izquierda, y lo vamos a defender.

-El presidente de su partido planteó que si el PPD y el PR rompían con la Concertación, ésta podía subsistir con la DC y el PS...

-Me voy a quedar con la primera mitad de sus declaraciones, cuando él dice que los DC nos vamos a jugar ciento por ciento por la Concertación. Los dichos del presidente fueron desafortunados, porque dieron a entender algo que él no pretendía.

-¿Cuánto se explica esta arremetida del PPD con la posibilidad cierta de que la DC y el PS cierren un acuerdo para presentar una lista de concejales en las próximas municipales?

-Es tan raro eso. Hemos dicho en todos los tonos que queremos una lista con todos: PR, PS y PPD. No nos interesa el camino propio. Yo fui al Consejo PPD y expliqué que nuestra decisión de esta alianza estratégica con el PS se funda en que las señales que recibimos del PPD son equívocas, que un día no quieren estar con nosotros, que al día siguiente somos los conservadores de la Concertación y palabras sacan palabras.

Si tú me notificas a mí que no quieres ir conmigo y yo tengo una definición política de no ir solo, ¿qué hago yo? ¿Espero que me recojas nuevamente en el camino? No, busco aliados. Es el PPD el que ha descartado ir con nosotros. Y cuando ven que el PS conversa con la DC, se preocupan. Pero eliminemos los fantasmas, las puertas están abiertas para un acuerdo global. Si quieren un camino distinto, decídanlo, pero no sacrifiquen la Concertación por esto.

-Fulvio Rossi invitó a una reunión la próxima semana. ¿La solución es generacional?

-No. La amistad y la confianza pueden ayudar, porque algunos temen, me han dicho directamente, que haya una suerte de confabulación para el retorno de Michelle Bachelet y vuelvan los mismos. Bachelet es una tremenda candidata, pero yo espero que, por el bien de ella, de la Concertación, y del país, sea nominada en una primaria abierta, competitiva y que haya más candidatos. Así que de conciliábulo o confabulación, cero.

Inscripción automática: "Hay gente que va a hacer todo lo que pueda para que no ocurra"

"Me parece un escándalo que después de todos estos años, hoy día esté en entredicho la inscripción automática para las elecciones municipales", dice el alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego.

En su opinión, "esa es falta de voluntad del Gobierno, no sé si con complicidad de parte de algunos de nosotros también".

-¿Con complicidad de quiénes en la Concertación?

-Hasta ahora no se ha votado. Yo le he pedido al Gobierno que le ponga suma urgencia y que se vote y veamos cuántos pares son tres moscas. Porque aquí también hay gente que quiere defender el sistema tal como está y esa gente está en todos los partidos de gobierno y de oposición.

No hay reforma más revolucionaria que meter cuatro millones de electores potenciales al sistema. Y hay gente que simplemente va a hacer todo lo que pueda para que eso no ocurra.

-¿Con la reforma al binominal pasa lo mismo?

-Sí, pero en este caso, más en la derecha. Ojo, me temo que también alguna gente nuestra no esté de acuerdo con el sistema proporcional, porque en una de esas pierde.

Mucho más relevante que todo este debate de la Concertación es la inscripción automática, porque yo quiero ver ahí qué van a hacer los partidos, porque aquí se habla de ciudadanía, pero quiénes van a estar con los jóvenes, quiénes van a ir a escuchar, a dialogar, quiénes van a ser capaces de interpretar ese mundo.Y creo que el temor a este fenómeno nuevo es mucho menor en las nuevas generaciones.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img