Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Caso Martín Larraín: Penalistas analizan los alcances del fallo absolutorio del Tribunal de Cauquenes

por:  La Segunda
miércoles, 24 de diciembre de 2014

Jorge Bofill y Juan Domingo Acosta.


  Jorge Bofill:  "Hay una mirada muy sesgada en toda esta historia"

Tras conocerse el fallo que absolvió a Martín Larraín por el atropello de Hernán Canales, las reacciones en las redes sociales se multiplicaron e incluso se creó un sitio web donde los usuarios podían dejarle mensajes al hijo del ex senador.

Si bien Jorge Bofill reconoce que puede sonar "extraño" el veredicto absolutorio en contraste con el que condenó a sus amigos Sofía Gaete y Sebastián Edwards, por obstrucción a la investigación, asegura que la explicación es simple: se les imputaban hechos distintos.

Sin conocer el caso en detalle, salvo por lo que se informa en la prensa, Bofill plantea que Larraín "fue absuelto porque no se pudo determinar si la víctima, la persona que falleció, estaba caminando o no por la calle o la berma".

Ese detalle -explica-, "desde el punto de vista de la responsabilidad del conductor, puede ser relevante, porque cuando alguien camina por la calle en principio está invadiendo un espacio destinado a que circulen vehículos".

En cuanto a la acusación en contra de los amigos dice: "Ellos ocultaron información al fiscal o si le entregaron o no antecedentes falsos durante la investigación".

Plantea que si ambas situaciones se hubiesen visto en juicios separados los efectos habrían sido distintos: "Probablemente no existiría esta perplejidad, porque parece raro que se condenen a los amigos y no al conductor, pero en rigor eso pasa porque están imputando por hechos completamente distintos".

-La sensación que se percibe es que quienes tienen dinero son intocables.

-La forma en que evolucionó este caso es rara, porque él había sido condenado en un primer juicio y quien recurrió de nulidad fue el fiscal tratando de tener un nuevo juicio donde se incluyera el tema de la ingesta de alcohol (que no se incluyó la primera vez). Ganó su recurso de nulidad, la corte ordenó hacer un juicio nuevo y el tribunal estimó que no había mérito siquiera para condenarlo por el cuasi delito.

"Entonces entender que la justicia lo ha tratado de forma benevolente es perderse en la historia completa del caso. Me parece difícil sostener una tesis conspirativa cuando alguien ha pasado por toda esas vicisitudes", dice.

Y agrega: "Aquí la moraleja es que el fiscal fue por lana y salió trasquilado".

-¿Y el caso de Manuel Cruzat, que se salvó de ir a juicio porque sus amigos lo ayudaron a pagar la deuda?

-En las discusiones patrimoniales la ley establece expresamente la posibilidad de resolver el conflicto por la vía del acuerdo. Eso lo puede hacer Cruzat y también alguien que está acusado de robar $20 mil.

Para Bofill "hay una mirada muy sesgada en toda esta historia", especialmente en las redes sociales: "Soy abogado de Julio Ponce y le impusieron una tremenda multa. ¿Alguien reaccionó cuestionando el sistema?"

Juan Domingo Acosta: "Es un veredicto razonable dentro del sistema"

A juicio de Juan Domingo Acosta en buena medida las críticas que se levantan en contra del veredicto de este caso "pueden deberse a un desconocimiento del sistema".

Para este abogado y académico, el actual estándar de convicción es que "las personas son inocentes hasta que se pruebe lo contrario".

Y para lograr la culpabilidad de alguien, la carga probatoria corre por cuenta del Ministerio Público, "que en este caso no logró probar más allá de una duda razonable que aquí se cometió un delito y que participó el señor Larraín como autor. Pero no se probó que manejara en estado de ebriedad ni que el hecho ocurriera en la calzada o en la berma. Y ante la duda, el sistema lo que predice es absolver".

Por eso, agrega Acosta, "es un veredicto razonable dentro del sistema".

Eso sí, advierte un problema: "La ley dice que cuando alguien es absuelto en el segundo juicio (anulado el primero) no hay recurso de nulidad a su respecto. Es decir, la sentencia corre para él. En cambio si la persona fue absuelta en el primero y condenada en el segundo, esa persona puede impugnar con recurso de nulidad. La pregunta es: ¿qué pasará si los amigos de Larraín presentan un recurso de nulidad? En mi opinión, Larraín tiene la garantía a no ser juzgado en un nuevo juicio".

-Lo que cuesta entender es que si lo atropelló y después huyó igual saliera libre.

-Hay una ley nueva (Ley Emilia) que establece una pena especial por el solo hecho de huir del lugar del accidente, que no estaba vigente cuando ocurrió el accidente. Entonces, es legítimo criticar, pero es distinto llegar a una convicción distinta a la que llegó el tribunal.

Pese a los cuestionamientos, Acosta indica que "sin lugar a dudas" el actual sistema es mejor que el anterior: "Es más moderno y democrático que el inquisitivo que teníamos antes".

Asimismo, descarta que en el tribunal haya habido condescendencia con él por ser hijo del ex senador Carlos Larraín: "Basta con ver todos los casos en Chile en que se absuelve a alguien. No «son hijos de» y se absuelven o se aplican salidas alternativas".

En el caso de Manuel Cruzat (MisCuentas), aclara que no hubo absolución, "sino un mecanismo de solución de la controversia entre particulares y que se resolvió. De dónde obtuvo los fondos este señor para pagar esta cantidad de plata, es irrelevante".

Esto se puede hacer, explica, en casos de delitos patrimoniales donde "la ley ha previsto que no todos los casos lleguen a juicio oral, sino que se pueden resolver mediante salidas alternativas. Una de ellas es el acuerdo reparatorio que tiene una aplicación muy restringida y que adoptan los involucrados (la víctima y el imputado)".

Dicho acuerdo puede ser impugnado por el fiscal bajo el argumento de que existiere un interés público prevalente. Lo que en este caso no se hizo.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img