Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

John O'Reilly, el legionario que obtuvo la nacionalidad por gracia en Chile

Nacido en una familia campesina en Irlanda, primero trabajó en Italia y México, para arribar luego a Santiago poco antes de que se fundara el Colegio Cumbres.  

por:  La Segunda
miércoles, 15 de octubre de 2014

Por Patricio Pino M. 

Nacido en 1946 en el campesino condado de Meath, a los 14 años John O'Reilly (68) partió a estudiar a Dublín, la capital irlandesa. Fue el mayor de nueve hermanos en una familia humilde. Y pese a que su padre rechazaba la idea, en 1963 entró a los Legionarios de Cristo, convencido tras escuchar a Francisco Yépez, uno de los «niños apostólicos» que se unieron a la orden poco después de que fue creada por Marcial Maciel.

"Yo tenía claro que los sacerdotes eran los más cercanos al Señor. Y si ellos no se van a salvar, me pregunté ¿quiénes? Yo deduje: si me hago sacerdote voy a salvar mi alma", dijo en 2002 explicando su vocación.

O'Reilly se ordenó en 1975, en la Basílica Nuestra Señora de Guadalupe en Roma. A Chile llegó diez años más tarde, luego de haber pasado por Venecia y México, donde fue director del Colegio Cumbres entre 1981 y 1984.

Al arribar -pocos meses antes de que los Legionarios fundaran el Cumbres en Santiago- se involucró en el trabajo pastoral con jóvenes de la U. Católica y luego con alumnos de la Gabriela Mistral y de los colegios Apoquindo, Ursulinas de Vitacura, Villa María Academy y The Grange.

Relación con empresarios

Acá también empezó a relacionarse con la élite empresarial, oficiando matrimonios y bautizos, además de entregar asistencia espiritual. "Feliz de ser amigo de personas maravillosas, que rezan el rosario, tienen misas los domingos y durante la semana son muy generosos con los demás", dijo en 2002.

En 2008 recibió la nacionalidad chilena por gracia. En esa oportunidad, tanto en la Cámara como en el Senado, se destacó su aporte a la educación, su labor social y "fundacional" en la creación de colegios. También se relevó el apoyo que prestó a los padres de las nueve niñas de segundo medio del Colegio Cumbres que ese mismo año fallecieron durante un viaje de estudios, en el camino que une Putre con Bolivia, en la XV Región.

Según recordó el entonces senador UDI Andrés Chadwick, "quizás su impronta quedó marcada, y ha sido conocida por todo Chile, en el dramático accidente que costó la vida a nueve jóvenes".

El caso por abusos que lo llevó a la justicia ocurrió mientras trabajaba como capellán en los colegios Cumbres, Everest y Highlands, y entregaba asistencia espiritual a los alumnos del Mano Amiga de Recoleta y el Santa Teresa de Los Andes en La Pincoya.

De hecho, O'Reilly fue quien en 2011 informó a nombre de las instituciones educacionales de los Legionarios las medidas que impulsaron luego de conocerse casos de abuso.

En junio del 2012, un mes antes de que estallara el caso, fue operado del corazón y se le colocaron cuatro bypass .

La red de apoyo que ha tenido quedó de manifiesto en la carta en su apoyo que firmaron y publicitaron más de mil personas en vísperas de la formalización por los supuestos abusos, en agosto de 2013.

Su relación con Maciel: En 2006 dijo "pongo las manos al fuego por él"

Entre los alcances que el abogado Luis Hermosilla hizo el lunes para cerrar su defensa del sacerdote John O'Reilly, indicó que no era cercano al mexicano Marcial Macial, el fundador de los Legionarios de Cristo, a quien en 2010 el Papa Benedicto XVI condenó por "una vida sin escrúpulos".

Según el abogado, si bien O'Reilly vivió con Maciel en Roma durante una década, eso ocurrió en la Casa Generalicia, donde había otros 300 religiosos.

Sin embargo, O'Reilly destacó más de una vez su afinidad con Maciel (fallecido en 2008). En 2006, cuando recién estallaron las acusaciones contra el mexicano, en La Segunda afirmó que "Pongo las manos al fuego por él. Yo viví 10 años con él, en distintos períodos, y nunca vi ni oí nada".

Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img