Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

El temor a un "Transalud" de los ejecutivos que renunciaron a la comisión de Isapres

Representantes de las clínicas y de isapre Colmena revelan duros intercambios, especialmente con el secretario ejecutivo Camilo Cid.  

por:  Catalina de Améstica y Ana María Guerra.La Segunda
jueves, 02 de octubre de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Los dos hitos: Vega y Debrott

De la Carrera detalla que en las sesiones hubo dos "hitos". Uno fue la presentación de Jeanette Vega, donde esbozó que todas las cotizaciones de salud podrían ser administradas por Fonasa, para evitar que las aseguradoras lucren. La otra exposición que les llamó la atención fue la del comisionado David Debrott. "Eliminaba en tres etapas las isapres, entre el 2015 y el 2020. Después de eso, el sector privado se cuestionó para qué fue invitado. Si efectivamente no había especio para perfeccionar las isapres, no había ningún rol que jugar y eso marcó una etapa".

A las 2:44 de la mañana.

Es fue la hora en que los ex miembros de la comisión de Reforma al Sistema de Isapres, Gonzalo de la Carrera y Ana María Albornoz, recibieron el viernes pasado la propuesta de informe que debe ser entregado a la Presidenta de la República.

Esa noche, reconocen ambos, no hubo más sueño. Luego de analizar el documento redactado por el secretario ejecutivo de la comisión, Camilo Cid -que después será usado como insumo para crear un proyecto de ley-, escribieron sus cartas de renuncia.

Ana María Albornoz (AA), presidenta de la Asociación de Clínicas, afirma que "la propuesta venía súper leonina. Quedaba una sola sesión, la de ese viernes, y con eso no se podían resolver los problemas de fondo. Esperé toda la mañana, pero no se avanzó nada. Y la presenté. Me daría pena que alguna vez alguien, si esto se transforma en un proyecto, lea que avalé que el sistema privado de salud debe desaparecer".

Gonzalo de la Carrera (GC), presidente de la isapre Colmena relata que "recibí el borrador, me fui mi oficina a las 4 de la mañana, comencé a leer y a escandalizarme porque todo lo que había conversado no estaba en el documento. Sólo estaba la visión de Camilo Cid (secretario ejecutivo de la comisión). Escribí mi carta de renuncia y decidí que si en la sesión de esa mañana la discusión no se encauzaba, la iba a presentar. A mí lo que importaba es que la postura minoritaria (de los representantes del sector privado, proponiendo mejoras al actual sistema) quedara incorporada dentro del documento".

"Continuemos en la misma senda"

La comisión presidencial comenzó a funcionar en abril. Albornoz dice que aceptó integrarse porque apostó a superar los problemas que han marcado al sistema privado de salud, pero "a poquísimo andar se notó que la mayoría quería hacer un cambio mucho más radical, tendiente a crear un Fondo Unico Nacional con todas las cotizaciones. Majaderamente pregunté si íbamos a cumplir con el encargo hecho por la Presidenta o se estaba planeando un cambio estructural. Y se me dijo que había apoyo para hacer este gran cambio".

-¿Qué pasó cuándo la ministra de Salud dijo que no estaba en los planes del Gobierno hacer modificaciones radicales?

(AA) -Yo quedé muy feliz con las palabras de la ministra, pero todo siguió como antes. Se me dijo "esas son interpretaciones de la prensa, nosotros seguimos en lo que estamos".

(GC) -Cuando le pregunté a Camilo Cid me respondió: "Yo converso todos los días con la ministra y me ha dicho que continuemos en la misma senda en la que estamos". Ahí empecé a expresar que había un doble discurso, uno público y uno privado.

(AA) -Lo clave aquí es que con la propuesta exótica que se está elaborando mucha gente se va a tener que ir a la cola de los consultorios, porque no van a poder sacar más plata para comprar otro plan u otro seguro (para complementar el Plan de Seguridad Social o PSS). Entonces, en vez de resolver el problema en la salud pública, se agregan 3 millones de personas más. Yo dije que no me parecía que la gente tenga que ingresar a una cola de salud que ya existe. Y había comisionados que respondían: "Esa es la equidad. Es lo que Chile puede dar y si no tenemos tantos recursos, que la gente tenga lo que hay". Por eso varias veces dije que teníamos que tener cuidado de no hacer un "Transalud". La gente no está contenta con las isapres, pero no se da cuenta de que no defender el sector significa no poder ir después a atenderse en las clínicas y en los centros médicos. Como las isapres deberán hacer redes de prestadores, las clínicas o centros que no queden en algunas de esas redes, van a desaparecer.

(GC) -La composición de la comisión fue tal que el destino de la propuesta de mayoría estaba definida desde el comienzo y muy enmarcada en lo que Camilo Cid cree que debe ser el modelo de provisión de salud. Se basa en experiencias internacionales que no son comparables con Chile. Por ejemplo, en Alemania y Holanda, que se usaron mucho como referencia, la cotización para salud es de 15,5% y 20,15%, respectivamente. También hay una gran falacia al decir que en la seguridad social no existe la posibilidad de que el sector privado participe con utilidades. En Holanda es así.

Los tres tercios

Según el presidente de Colmena, de las 26 sesiones realizadas, "un tercio se fue pensando cuál era el encargo, otro tercio fue escucha ciudadana y el último mes se dedicó a elaborar la propuesta". Casi no hubo votaciones.

En la participación ciudadana, recibieron muchas instituciones, claro que algunas, "tenían escasa representatividad, hubo incluso una de dos personas".

Otro de los puntos que generó discusión, recuerdan ambos, fue cuando llegó a exponer el economista Ricardo Bitran una propuesta realizada por encargo de la Asociación de Isapres.

(GC) -Era una propuesta contundente, bien estudiada, que en el fondo generó mucha molestia en Camilo Cid, quien fue poco deferente con Bitran, hubo cierta agresividad.

(AA) -Después de que él expuso, nosotros pedimos hablar y luego Cid le dijo al invitado: "Ahora voy a tomar la palabra sin derecho a réplica" . Yo nunca había visto algo así, entonces Bitran se paró y cuando se iba retirando le dijo a Cid: "No tengo derecho a réplica, pero si te voy a comentar que lo que tú dices ya ha pasado de moda, los países han evolucionado".

(GC) -Incluso el primer borrador del informe no tenía ninguna alusión a la presentación de Bitran. Encontré que era una grosería y una falta de respeto. Y en el borrador que recibimos este 26 de septiembre, viene demasiada minimizada.

-Cuando uno ve el informe final, que nos llegó a las 2:44 del viernes pasado, la visión de la minoría sólo se incorpora en los pies de páginas. Llegamos a tener más de 60 pies de páginas, todos decididos por Cid, y además está la patudez de poner en el informe materias que nunca fueron tratadas en la comisión.

-¿Cuáles?

-Por ejemplo, en la página 44 se habla de regulación de precios. Cid presenta una teoría inentendible, que nunca fue analizada en la comisión.

-¿Anticipándose a lo que venía, por qué no renunciaron antes?

(AA) -Consideré importante quedarme y entregar en cada momento los argumentos de por qué lo que se estaba pensando era perjudicial para las personas. Yo dije que estábamos diseñando un "Transalud" y que no podíamos hacerle eso a la Presidenta. Además, nunca vimos un borrador, únicamente conversábamos. Sólo el 22 de septiembre llegó el capítulo 1, el diagnóstico. El documento con conclusiones llegó el viernes 26 en la madrugada. Cómo me iba a retirar antes si no había visto nada.

(GC) -El capítulo 2, de análisis crítico, Cid lo empezó a presentar en un Power Point de manera rápida. Le pedí que fuera más lento y que nos entregara el documento para verlo con detención. Respondió que no, y en un momento le dije: "O tú nos mandas por e-mail el capítulo o no te dejo seguir sesionando". Lo envió finalmente. Fue una tiranía.

(AA) -Había cosas que plantearon que eran unas locuras. La solución que se dio en varias instancias a la falta de recursos, donde las clínicas no iban a poder seguir, era que todos partiéramos a la atención pública, porque está presente en todo Chile. Y los señores de las isapres se quedaron callados. Algunos comisionados agregaban incluso que si la gente se va a los consultorios públicos, no le va a parecer tan mal porque no va a gastar. Por eso no me retiré antes, hasta última hora tenía que vigilar por el derecho de las personas de atenderse en el sector prestador.

(GC) -A mí lo que me importaba era que la postura disidente quedara incorporada dentro del documento y ese viernes (26 de septiembre) le pregunté cuatro veces a Camilo Cid si la propuesta de minoría iba o no. Partió diciendo que como pie de página, luego se abrió a la opción de un anexo y ahí comenzamos a pedir que fuera en igualdad de condiciones que la propuesta de mayoría.

-Después de la renuncia de ustedes, ¿quedó plasmada la propuesta de minoría?

(GC) -Creo que la posibilidad de que quede incluida aumentó fuertemente con nuestra renuncia. Esto los obligó a moderarse.

(AA) -Si en el texto se cambian aspectos que considero fundamentales, como que las isapres no podían tener fines de lucro, también considero que valió la pena el mal rato.

Los dos Pedros y la actitud de las otras isapres

-¿Cómo se explican que los presidentes de Consalud (Marcelo Dutilh) y de Banmédica (Fernando Matthews) no hayan renunciado también?

Ana María Albornoz: "Ellos están tratando de ser lo más pacientes posibles para poder instalar sus opiniones y buscar soluciones. Están porque Cid entienda sus argumentos".

Gonzalo de la Carrera. "No me cuadra. Yo jamás firmaría un documento que se aleja del mandato presidencial y que no resuelva los problemas de los afiliados a las isapres. Tampoco, un informe que lleva el germen de la estatización de la salud en Chile. Lo que da racionalidad a que permanezcan es que quieran que la propuesta de minoría quede incluida en el documento".

Pedro Barría (el abogado que se hizo famoso por representar en tribunales a afiliados contra las isapres), presentó en la última sesión un voto disidente respecto de la constitucionalidad de algunas medidas propuestas para cambiar el sistema de salud privado. Por su parte, el ex ministro de Salud de la Concertación Pedro García tampoco ha adherido cerradamente a las propuestas que buscaban crear un Fondo Único.

Para Albornoz, "García es un hombre ponderado, que habría preferido que todo se llevara por el camino de los consensos. Por ejemplo, en la votación para escoger si se apoyaba la propuesta de Bitran o la del Fondo Único de Salud, prefirió abstenerse".

La reflexión fue compartida por De la Carrera. "García nunca votó y nunca quiso casarse con la alternativa A o B, siempre opinó de manera moderada".

Respecto de Barría, la ex comisionada dijo "por ser un abogado que defiende a los afiliados descontentos con su isapre, entiende que la solución no es eliminar lo que les molesta a los usuarios, sino que perfeccionar el modelo de salud".

Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img