Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Santiago crea reglamento para ordenar Feria de las Pulgas en el Forestal: Vendedores deberán pagar $1.000

Medidas, como limitar horario y lugar de funcionamiento, fueron bien recibidas por los vecinos, pero las consideran insuficientes.

por:  La Segunda
jueves, 28 de agosto de 2014

Este domingo toca otra Feria de las Pulgas.


Unos $1.000 tendrán que pagar desde septiembre cada una de las personas que quieran instalarse en la Feria de las Pulgas que funciona cada último domingo del mes en el Parque Forestal.

Este monto les asegurará un puesto, porque desde ahora en adelante sólo se permitirá un número limitado de «pulgueros», que deberán atender en los senderos de maicillo y no en el pasto, entre la 1 y las 6 de la tarde.

Así lo anunció la administradora municipal de Santiago, Marcela Hales, luego de varios encuentros con los feriantes y los vecinos del sector, que reclaman por la forma en que se ocupan los prados.

Hales hizo el anuncio un día después de que el director del Museo de Arte Contemporáneo, Francisco Brugnoli, dijera a "La Segunda" que "lo que empezó como una fiesta entretenida se ha transformado en una verdadera invasión y daño a los edificios patrimoniales". Incluso planteó enrejar y poner esculturas en torno a los museos. La administradora municipal aclaró que "no se ha considerado" enrejar el parque y recalcó que "el Forestal es un parque público. A partir del domingo evaluaremos cómo se porta la gente y lo haremos por varios domingos para ver el efecto que están surtiendo las medidas". Según detalló, habrá un mayor contingente de Carabineros que fiscalizará que las personas se instalen sólo en el horario permitido.

Una vez que se paguen los permisos y se entreguen las credenciales, los que no tengan este documento estarán ejerciendo ilegalmente el comercio en la vía pública, lo que los dejará expuestos al control de Carabineros, dijo Hales. Además, sólo podrán instalarse desde José Miguel de la Barra hacia el poniente.

Ante la decisión, el concejal RN Felipe Alessandri dijo que "los vecinos no quieren más ferias de las pulgas, porque sólo ha causado daño. Si estas medidas no mejoran las cosas pediré a la alcaldesa Carolina Tohá que termine con lo que sólo ha causado externalidades negativas. Esto y el concierto de Los Jaivas demuestran que no tiene buen criterio para el uso del espacio público".

Pasto recién sembrado

 

El presidente de la junta del Parque Forestal, Héctor Vergara, dijo que "cualquier medida que signifique acotar el tiempo, número y espacio ocupado por la feria es bienvenida".

Eso sí, añadió, "el pasto está recién plantado detrás del MAC y aunque se supone que los vendedores se van a instalar en el maicillo, son miles de personas las que llegan. Es obvio que si a ese pasto le ponen un plástico encima con mercaderías habrá que hacerlo todo de nuevo".

Y también planteó: "Si la intención es cobrar (a los feriantes), tendría que ser lo mismo que a cualquier comerciante en Santiago. Además, es un espacio emblemático".

La presidenta de la Asociación Barrio Sin Fronteras, Marlene Carvajal, respaldó el punto: "A cualquier persona que hace una actividad comercial se le cobra mucho más que estos mil pesos. Ahora se puede instalar cualquier persona".

Dirigente "pulguero": "El municipio amplió el espacio de instalación"

 

"Es culpa del municipio que esto se haya desbordado, porque hace siete meses amplió el espacio de instalación y ahora se está lavando las manos", dijo uno de los voceros del Movimiento Cultural Feria de las Pulgas Parque Forestal, Alejandro Díaz.

"Con esta medida nos están cortando los brazos, nos están boicoteando. No sabemos qué va a pasar el domingo, porque si Carabineros actúa para sacar a alguien, el resto no se va a quedar tranquilo".

Agregó el dirigente que sólo en la feria del mes pasado hubo desbordes.

Además, rechazó que se les cobren $1.000 "porque los inspectores saben que sólo hay diez comerciantes y el resto son personas que no ven un interés comercial en esto, algunas ni siquiera tienen el interés de vender. Con esta idea lo único que va a pasar es que se van a comenzar a instalar en la Fuente Alemana, en sectores donde no hay vigilancia. Teníamos un plan que el municipio no aceptó".

Asimismo, desde el Movimiento Cultural de la Feria aseguran que los actores municipales no tomaron resguardo.

"La administración no se puede desentender de que gente orine por doquier si sólo disponen de dos baños para la actividad completa donde asisten aproximadamente 30.000 personas. No podemos señalar gente bebiendo en el Parque si no hay coordinación de seguridad pública para la actividad. Siempre hemos sido los organizadores quienes procuramos un ideal funcionamiento de la feri", aseguran.

"No podremos aceptar que se nos señale como el foco responsable del desorden y desborde de un espacio como el parque si no existe una política pública que nos permite ocupar dichos espacios de forma sistemática y ordenada", añaden.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img