Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Descubren evasión tributaria por US$ 80 millones que compromete a empresas venezolanas

Este martes, la Fiscalía Oriente formalizará a tres chilenos que operaron entre 2007 y 2009 con el "Rey de las Manzanas", un conocido empresario de ese país.

por:  La Segunda / Malú Urzúa
lunes, 02 de junio de 2014
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Una millonaria y hasta ahora enigmática evasión tributaria que compromete a empresas venezolanas que luego fueron expropiadas por el fallecido presidente de esa nación, Hugo Chávez, está siendo investigada en Chile por la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Oriente.

Son US$ 80 millones los que están en juego, en un ardid cuyos reales orígenes podrían corresponder a un fraude cambiario o a un lavado de dinero para ocultar fondos provenientes del narcotráfico, venta de armas o coimas a funcionarios públicos, según las hipótesis que manejan los fiscales Carlos Gajardo y José Antonio Villalobos.

Por la evasión en Chile, presuntamente ocurrida entre 2007 y 2009, este martes a las 9:00 horas será formalizada la dueña y representante legal de la empresa nacional investigada, Marlene Beriestain Hernández, junto con dos contadores que habrían colaborado en la evasión, los también chilenos Carlos Isla Andrade y Héctor Cubillos González.

El delito por el cual se les comunicará investigación será el tipificado en el Artículo 97 número 4 del Código Tributario, que refiere a presentar declaraciones falsas u otros procedimientos dolosos que puedan inducir a la liquidación de un impuesto inferior o burlar ese compromiso.

Aduanas dio la alerta

La historia comenzó el año 2005, cuando el empresario venezolano Serafín García, conocido en ese país como "el Rey de las Manzanas", tomó contacto con la chilena Marlene Beriestain, hermana de una persona que trabajaba con él. Se juntaron en el hotel Hyatt y García le entregó US$ 100 mil para iniciar un negocio, según declaró la mujer a la Fiscalía.

El acuerdo era que Beriestain exportaría desde Chile a Venezuela frutas, frutos secos, pescado y harina de pescado, productos que serían comprados por empresas de García dedicadas a distribuir alimentos en esa nación: Alimentos Frisa y Frigorífico Ordaz (Friosa). Todo se concretó de acuerdo a lo conversado. Entre 2005 y 2006 se crearon las empresas chilenas para las operaciones, MSM S.A. y Benipaula S.A., que comenzaron exportando pequeñas cantidades.

El 2007, los números crecieron exponencialmente, y Aduanas se percató de que el precio al que las empresas venezolanas estaban comprando los productos exportados por MSM y Benipaula era hasta siete veces más caro que el valor de mercado.

El organismo informó de los hechos al Ministerio Público, que inició una investigación por lavado de dinero que por esos años no prosperó. Sin embargo, antes de decretar el cierre de ese caso, la fiscalía envió los antecedentes al Servicio de Impuestos Internos, que recién el 2012, con un cúmulo de antecedentes en la mano, presentó la querella por evasión tributaria.

Ventas infladas, gastos falsos

Entre ese 2007 en que se dieron las primeras alertas y el 2012, el año de la querella del SII, varias cosas sucedieron en Venezuela con las empresas de Serafín García. La más importante para esta historia que lo conecta con Chile: Frisa y Friosa fueron intervenidas por Hugo Chávez el año 2010 y se inició un proceso de estatización de ellas, algo que ya había sucedido con otras compañías vinculadas a la alimentación, como las centrales azucareras.

Respecto a estas dos, se dieron varias razones, ninguna definitiva. Se habló de acaparamiento, sobreprecios, falta de registros sanitarios, problemas con los inventarios, contrabando, la necesidad de garantizar a las familias venezolanas el acceso a alimentos, y hasta de lavado de dinero para el narcotráfico.

Mientras, el SII investigó. Supo entonces que la suma de las exportaciones de ambas compañías chilenas (sólo operaban con Venezuela) entre el 2007 y el 2008 había sido de $120 mil millones, y que las mismas empresas, en ese mismo período, habían solicitado por esas compras en Chile una devolución al IVA exportador (devolución que realiza el Fisco, contra factura, del IVA pagado en Chile en la compra de productos que luego son exportados) de solo casi 5 mil millones. Sobre esa lógica, el total de la mercancía enviada al exterior debía haber sido comprada afuera por un precio cercano a los $25 mil millones, y los papeles de compra por parte de Frisa y Friosa presentados por MSM y Benipaula hablaban de una cantidad cuatro veces mayor.

Se esperaría, entonces, que exportaciones tan millonarias generaran también impuestos altísimos, pero la representante y los contadores de MSM y Benipaula habrían ideado fórmulas para evitar ese pago, que el SII también descubrió, según informó a la Fiscalía: paralelamente a las ventas infladas, MSM y Benipaula simularon compras y ventas de dos sociedades venezolanas que generaron pérdidas por $30 mil millones, informaron falsamente de gastos por servicios prestados en Venezuela por casi $50 mil millones, realizaron injustificados desembolsos de remesas al exterior por casi $70 mil millones y subvaloraron el precio de una venta de acciones.

Pedirán información a Venezuela

Tras estudiar los antecedentes, la Unidad de Delitos Complejos de la Fiscalía Oriente tomó declaración a Marlene Beriestain y a los contadores que mañana formalizará en audiencia.

La mujer vinculó la causa en su contra a una persecución iniciada en Venezuela contra Serafín García luego que contrajera matrimonio con Irene Sáez, una ex miss universo que compitió contra Hugo Chávez el año 1998. Dijo también que luego de la intervención estatal no le fueron canceladas varias de las transacciones, por lo que sus empresas en Chile debieron declararse en quiebra.

Aunque la comunicación de investigación que se realizará mañana, para la cual los fiscales Gajardo y Villalobos evalúan aún si pedirán prisión preventiva, será sólo por el asunto de la evasión tributaria, ambos ya están investigando el sentido de las operaciones de estas ganancias millonarias de papel.

Con los antecedentes anexados, las hipótesis de lavado de dinero para cometer delitos vinculados al narcotráfico, tráfico de armas o pago de coimas volvieron a cobrar sentido para los investigadores. En esa línea, levantarán un requerimiento de asistencia internacional a través de la unidad especializada en esta materia que opera en el Ministerio Público. Y también ya se anuncia un interrogatorio a Serafín García.

Otra idea que ronda es la posibilidad de que las artimañas respondan a un fraude de tipo cambiario que habría permitido a Serafín García asegurar millones de dólares a precios preferenciales en Venezuela para realizar las supuestas multimillonarias exportaciones de alimentos.

 Había importado peces de colores y embutidos con fiebre aftosa

En Venezuela, Serafín García es un antiguo conocido. Hasta allá llegó en la década del sesenta junto a su familia proveniente de las Islas Canarias y comenzó a dedicarse a las importaciones de alimentos. También tuvo supermercados y estuvo asociado con bancos.

Según información de prensa, en sus mejores años controló prácticamente el 70% de la importación de peras, manzanas y uvas a ese país caribeño, recibiendo el apodo de el "Rey de las manzanas".

Periódicos de Venezuela también dan cuenta de varios escándalos asociados a él. Uno de ellos, por presuntamente importar embutidos españoles a muy bajos precios: provenían de una zona con fiebre aftosa.

Se menciona además que "en varias ocasiones se vio envuelto en la dudosa obtención de dólares preferenciales para importar ajos chinos, frutas exóticas y peces de colores", siendo investigado en el Congreso.

También ha financiado campañas políticas.

Se casó hace pocos años con Irene Sáez Conde, una ex Miss Universo de la década del 80, que luego compitió en las presidenciales de 1998, respaldada en un principio por partidos que buscaban evitar la victoria de Chávez. Fue alcaldesa de Chacao y gobernadora de Nueva Esparta.

Serafín García vive junto a su mujer en Florida, EE.UU. Nuevamente, según la prensa, es uno de los principales accionistas Ocean Bank, institución que fue investigada por la DEA. También tiene la concesión de los vehículos Mazda en esa zona. Su mujer fue nombrada miembro de la junta de directores del BancGroup Colonial. Respecto a sus empresas intervenidas por Chávez, las últimas noticias que se tuvieron de Frisosa fueron a fines de mayo, cuando servicios de inteligencia de Venezuela inspeccionaron la fábrica por denuncias de sus trabajadores. Acusaban deterioro de las instalaciones, acaparamiento de mercancía y mala administración.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img