Educación
Compartir | | Ampliar Reducir

Cargos y sueldos de los padres, informes médicos: Los requisitos que los colegios particulares piden para postular a un niño

Antecedentes llegan hasta si los niños se atoran al comer o una foto actualizada de la familia completa. Currículum y liquidaciones de sueldo... Cartas de recomendación. 

por:  Catalina de Améstica
viernes, 07 de marzo de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Cada año son más. Y cada vez más sofisticadas, por decir lo menos, las consultas que deben responder los padres que postulan a sus hijos a algunos de los colegios particulares pagados más demandados de Santiago.

Requerimientos que han llamado la atención de expertos, ya que no necesariamente están involucrados con el desempeño actual o futuro del menor que ingresa a la educación preescolar. Incluso, hablan de un riesgo importante de discriminación.

La semana pasada partió el proceso de selección en la mayoría de los colegios. Para participar en él se deben pagar cifras que oscilan entre los $20.000 y los $50.000. La recolección y entrega de los documentos (que cada año son más) se extiende generalmente hasta abril, lo mismo que las entrevistas para los padres de los postulantes que logran avanzar en el proceso. En mayo ya se sabe quiénes obtuvieron el ansiado cupo para el próximo año.

Muchos niños quedan en el camino, por causas que los establecimientos no siempre aclaran.

La Segunda analizó los formularios de postulación o "fichas de antecedentes familiares confidenciales" que los padres deben descargar y llenar desde las páginas web de los colegios para saber en base a qué parámetros se está seleccionando a los alumnos.

Colegio de los papás y liquidaciones de sueldo

El Colegio Marianode Schoenstatt (Providencia) pide, entre otros antecedentes, presentar un informe de personalidad de la postulante, certificado de deuda del establecimiento de procedencia y las tres últimas liquidaciones de sueldo de los padres.

Consultada sobre las razones para conocer el ingreso familiar, la encargada de admisiones, Juana Vera, indicó que "como colegio pagado es importante saber si los padres tienen las condiciones económicas para cancelar las mensualidades. En caso contrario, pueden consignar a un familiar con mejor capacidad de pago como apoderado de la alumna".

Aquí también se pide detallar dónde cursaron su enseñanza escolar los padres de la postulante. "Es sólo un requisito, pero no un factor discriminatorio, que permite conocer el nivel educacional de la familia. Nosotros tampoco evaluamos si son padres separados, madres solteras, ni exigimos que sean católicos, sólo nos importa que estén de acuerdo con nuestro proyecto educativo y el sello que imprimimos a nuestras niñas", dijo Vera.

Una situación similar se da en los Colegios Monte Tabor y Nazaret -ambos del mismo movimiento que el Mariano-, donde los padres deben detallar en la ficha de postulación los establecimientos donde estudiaron (enseñanza media y superior), su título profesional, empresa en que trabajan y su cargo. "Es sólo para ver si el nivel educacional y formativo de los progenitores coincide con el perfil del colegio, pero de ninguna manera es una forma de discriminación", indicó la encargada de Admisión, Ana María Rivas.

No es todo, en esta institución también se pide informar si el postulante "tiene o tuvo algunos de los siguientes problemas: Dificultad para aprender a caminar, dificultad para aprender a hablar, dificultad para aprender a controlar esfínter o hiperactividad".

Rivas justificó pedir este nivel de detalle "por la relación que podría tener en el aprendizaje futuro del niño". Reconoció que todos los antecedentes que se piden "al final del proceso de postulación pesan para dar o negar la vacante a un niño".

En el Colegio San Benito (Vitacura), se pide que la propia familia se presente en una carta y un informe de personalidad del niño elaborado por el jardín infantil de procedencia. Los padres también deben explicitar dónde estudiaron -enseñanza media y superior-, profesión, empresa en que trabajan y cargo que desempeñan. "No se trata de discriminación. Estos antecedentes no tienen ninguna importancia ni son invalidantes en el proceso de admisión de los alumnos nuevos. Se solicita sólo para conformar cursos con alumnos y padres más similares y equivalentes", explicaron en el colegio.

En todo caso recalcaron que "somos partidarios de que se establezca una evaluación única, como la PSU, para el proceso de admisión de los establecimientos particulares pagados. Son los padres quienes tienen que discriminar los colegios según la afinidad de la familia con los principios de los colegios, no nosotros".

En el Colegio Suizo (Ñuñoa), los padres deben presentar el curriculum vitae, certificado de renta y de antigüedad laboral, además de las tres últimas liquidaciones de sueldo o declaraciones de renta. La encargada de admisión del establecimiento se excusó de responder la razón de tales exigencias.

En el Saint George's College (Vitacura), se solicita que en la ficha familiar se informe el colegio, universidad, lugar de trabajo y cargo de los padres. En el establecimiento aseguran que estos datos no forman parte de los requisitos para postular. "Se solicitan sólo para identificar y conocer mejor a las familias, pero no tienen peso en la evaluación final", dijeron desde la institución.

En el Mayflower School (Las Condes), Colegio Universitario Inglés (Providencia), Redland School (Las Condes), Saint Gabriel's School (Providencia) y The Southern Cross (Las Condes), se solicitan los mismos datos. Incluso, en esta última institución educacional se consulta si los progenitores cuentan con especialización a nivel de posgrado y qué idiomas manejan.

Radiografía familiar: hábitos y evaluaciones médicas

Una carta de presentación de la familia, una carta de recomendación de apoderados, una foto familiar de 10x15 cm e incluso un CD con un archivo JPG con una fotografía del postulante y una foto familiar actualizada, son los documentos que hay que presentar para postular al Colegio Apoquindo .

Asimismo, se exige completar una ficha de antecedentes médicos del alumno postulante, donde se explicite si ha recibido "atención, diagnóstico y/o tratamiento por especialistas en oftalmología, psiquiatría, neurología, psicología, psicopedagogía y/o en alergias".

En la Scuola Italiana (Las Condes) se consulta a los padres por los hábitos de sueño del niño (horarios, postura al dormir, si comparte dormitorio) y alimentarios (vomita o se atora al comer).

"Es importante saber la rutina y diario vivir de los niños en su casa, para acogerlos y hacer que se sientan más cómodos al ingresar al colegio", comentó la encargada de Admisión, María Teresa Valdatta.

También se deben informar los antecedentes académicos y laborales de los padres. "Lo pedimos para conocer cómo se compone la familia y para saber si ex alumnos regresan al colegio en calidad de apoderados. En ningún caso es para discriminar a las familias postulantes. Tenemos padres que hacen un gran esfuerzo para pagar la colegiatura y otros a los que les cuesta menos porque somos un colegio que postula a la tolerancia y diversidad de sus alumnos y apoderados", dijo.

Además, la institución les solicita a los padres que no tienen manejo del idioma italiano su compromiso y disposición para aprender esta lengua extranjera.

En la Alianza Francesa (Vitacura) se pide un certificado médico que acredite que el postulante está apto para la vida colectiva en el medio escolar y así como demostrar si él o los padres son ex alumnos del colegio, para dar prioridad en las vacantes. No hay test de admisión, sólo una entrevista con los padres.

En The Grange School (La Reina), parte de los requisitos de postulación son referencias escritas de alguna persona que ha pertenecido o pertenece a la comunidad del colegio; además de antecedentes sobre la madre, padre y hermanos del postulante. Mientras, el Lincoln Internacional Academy (Lo Barnechea) exige a los padres presentar una carta de recomendación e informes oftalmológico, pediátrico y audiométrico, además de una foto familiar.

Parroquia que frecuentan

En los colegios Cumbres (Las Condes) y Everest (Lo Barnechea) -de los Legionarios de Cristo- además de los certificados de nacimiento, bautismo, matrimonio religioso y matrimonio civil, se pide una carta de presentación de la familia postulante y dos cartas de recomendación de personas que tengan niños en algún colegio del movimiento. También una fotografía del grupo familiar con el nombre de los integrantes atrás.

Asimismo, se debe informar qué parroquia frecuenta la familia y en qué organización religiosa participan.

En tanto, en los colegios agrupados en el Seduc -ligados al Opus Dei- (Los Andes, Huelén, Los Alerces, Cordillera, Tabancura y Huinganal), no todos muestran los requisitos en sus páginas web. Sin embargo, se indicó que "las cartas de recomendación y las fotos de la familia solicitadas contribuyen a conocer mejor a quienes postulan, pero no son determinantes a la hora de aceptar a los postulantes". En sus casos, los niños no rinden un examen de admisión, sino que son sometidos a una evaluación gratuita.

 "Es como cuando se pedía foto de cuerpo entero para un puesto de secretaria"

Para la ex ministra de Educación Mariana Aylwin , "el sistema particular subvencionado y el municipal tienen muchas regulaciones, mientras que el privado, muy pocas. Ahí el que opera es el mercado con mucha libertad. A mí me parece que se requieren algunas regulaciones para evitar que se cometan abusos y a veces discriminaciones que pueden atentar contra el derecho de los niños y sus familias".

Aunque admite que por la alta demanda los colegios privados deben seleccionar, considera "absurdo" que indaguen, por ejemplo, en la realidad financiera de la familia, "salvo que quieran poner a alumnos de un mismo estatus y no tener ninguna diversidad interna".

"Un colegio que tiene a todos sus niños iguales, con las mismas características, los mejores rendimientos, es un colegio donde no se aprende a convivir. A los niños les hace bien que haya diversidad, unos a los que les cuesta más, eso enriquece a un colegio. Puede que lo otro les haga mas fácil el trabajo, pero va a empobrecer la educación de esos niños. Yo no pondría a mis nietos en un colegio de esas características", sentencia.

La académica de la facultad de Educación de la UDP Ruth Arce recalca que "en los colegios que se financian absolutamente por el pago de los padres hay un contrato de prestación de servicios educacionales, donde ambas partes establecen cuáles son las condiciones. Porque la ley no lo impide".

"No existe ningún tipo de restricción para el monto del cobro del examen de admisión, por ejemplo. Tampoco hay límites para lo que puedan cobrar de matrícula, cuota de incorporación o de centro de padres, porque la ley no regula esa parte". La experta cuenta que trabajó en un colegio privado de Providencia donde pedían "lo mínimo": La entrevista con los padres para que conocieran el proyecto educativo, y los antecedentes académicos previos del menor, "para levantar un diagnóstico".

Sin embargo, admite que otros pueden pedir más datos buscando "homogeneizar el aula" en busca de mejores resultados académicos. "Por ejemplo, cursos donde los niños tienen apenas dos o tres meses de diferencia, todos de familias con 'x' cantidad de miembros, donde hay papás y mamás, etc. Esos colegios pueden decir que su proyecto va a funcionar de mejor manera que si estos niños fueran muy dispares en sus características sociales, de capital cultural y de dónde provienen".

Pese a todo, cree que es "difícil hablar de discriminación cuando es público lo que se está haciendo".

Para el también ex ministro de Educación Martín Zilic , algunas de estas exigencias son "como cuando para un cargo de secretaria se pedía la foto de cuerpo entero. El nivel de segregación que hay en este país es extraordinario, y estos son resabios que no se justifican".

"Que pregunten detalles médicos o conductuales del niño, a lo mejor podría ser de interés, pero a un colegio lo que debieran interesarle son sus condiciones generales y punto, no de dónde vienen sus padres, si tienen un apellido o tienen otro, si son caucásicos o no, etc.".

¿Ley Antidiscriminación?

En el plano legal, hay visiones encontradas. Mientas para el abogado Francisco Cox estos requisitos no serían discriminatorios, sino que más bien obedecen a la libertad del colegio privado de establecer filtros relacionados con el perfil de alumnos, el abogado Juan Enrique Pí , de la Fundación Iguales, dice que son discriminatorios. Invocando el artículo 2 de la Ley 20.609, sostiene que "no se pueden tener en consideración las características sociales, educacionales y económicas de los padres al momento de aceptar o rechazar el ingreso de un alumno a un colegio. Esto es una discriminación arbitraria".


Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Educación

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img