Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Farkas busca las mejores historias de amor: Ofrece cumplir el sueño a 3 parejas... van 4 mil

Hace 4 días puso un mensaje en Twitter invitando a enviarle buenas historias de amor. Al desencadenarse una tormenta de misivas, el empresario y filántropo Leonardo Farkas decidió: "Como han llegado increíbles historias, cumpliré el sueño a 3 parejas este Día del Amor". Aquí un botón de muestra de los 4 mil testimonios que acumulaba este martes. 

por:  La Segunda
martes, 11 de febrero de 2014

Diferente, con Asperguer


Susana Gallardo cuenta: "Conocí a un hombre diferente y muy tímido. Yo era igual. Un día, él me llama por teléfono y me pregunta si yo soy la que está enamorada de él. Nos pusimos a reír y quedamos de juntarnos en una iglesia. Ahí me di cuenta de que él estaba muy nervioso, pero como trabajo con niños, lo calmé. Me dijo que le costaba estar con las demás personas y que él no entendía por qué pasaba eso. Yo me quedé pensando, y a la vez, entendía su baja autoestima. Le pedí que fuéramos en secreto al médico. Allá me dicen que tiene fobia social. Ahí surgió un sentimiento fuerte de protegerlo, hasta ahora. Desde ese momento, nunca nos separamos. Tuve hijos, pero me di cuenta de que ellos también eran distintos. Tras unos exámenes, nos dimos cuenta de que tenían Asperguer, al igual que su papá. Pudimos salir adelante, a pesar de que muchas veces nos discriminan".

 

Con terremoto


En 2008, Osvaldo Sánchez visitó una página de citas y así conoció a Yasna, de Rancagua. Nunca pudieron reunirse y se distanciaron, pero después de dos años volvieron a contactarse.

Decidieron conocerse el 26 de febrero en un pub. Cantaba en un karaoke cuando se inició el terremoto, salieron corriendo abrazados y desde entonces no se han vuelto a separar. Ahora quieren casarse.

 

Ayuda para ser padres


Cristyna Vega, de Copiapó, explica su gran deseo: "Con mi marido sólo tenemos ganas de volver a ser padres, pero con la enfermedad que tengo es casi imposible. No me queda más que una inseminación... tengo 30 años y una tristeza muy grande, pero confío en que por lo menos leerá esta petición".

El idioma universal


Mohammed Nouira es de Túnez: "Mandé una solicitud de amistad a mi novia sin saber el país en qué vivía. Nos empezamos a comunicar en inglés a través del traductor de Google, ya que yo sólo sabía árabe. Le pedí que me enseñara español y así pude expresar mis sentimientos. De un momento a otro, me quedé sin trabajo y no pude hablar con ella. Creí que la relación era imposible, pero ella pudo comprar un pasaje a Túnez. Me pude dar cuenta de lo linda que realmente era. Sin embargo, tiene que volver a Chile. Sólo quiero comprar un pasaje para viajar, trabajar y poder casarnos".

Dinero para divorciarse


Yenniffer Abarca: "Mi mayor sueño y anhelo es casarme, pero la única traba que tenemos es que él está casado, pero separado, hace mas de 18 años y no tenemos el dinero suficiente para que él pueda divorciarse legalmente".

Aterrados por estar juntos


Jaime Ramos se enamoró de una colombiana. " Tras mucho tiempo de coquetear por Internet, pudimos conocernos. Compré un pasaje a crédito, viajé a ese país y allá ella tuvo el coraje de renunciar a su familia y venirse a Chile. Pero estabamos aterrados y no nos atrevíamos siquiera a tomarnos la mano. Tras unos días pudimos realmente acercarnos, y nos casamos. No hemos vuelto a su país, pero queremos hacerlo algún día, para poder presentarnos como familia.

 

Por teléfono... y a mil kilómetros de distancia


Pablo Venegas cuenta que se enamoró de Priscila a la distancia, él trabajando en Santiago y ella en Puerto Montt.

Hablaban por teléfono todo el día, desde el trabajo y luego cuando llegaban cada uno a su casa.

Hasta que dio el gran paso y viajó a conocerla. "Luego de estar una semana juntos prometimos que nada ni nadie nos separaría y que la distancia sólo nos fortalecería. Solicitamos el traslado de Priscila a Santiago, el cual nuestros jefes negaron. Por esa razón, tomé la radical decisión de venirme a Puerto Montt a establecer mi vida al lado de la mujer que amo. Renuncié y me vine sin nada seguro, sólo el amor que siento por ella. Ahora estoy aquí, radicado hace casi un año, soportando las lluvias y el frío sureño, pero feliz. Tenemos muchos sueños, queremos formar una familia y viajar".

A prueba de olvido


La historia de Cecilia Troncoso y su esposo Carlos -de ser real- da para una película.

Primero, su madre la mandó a Perú con tal de que no iniciara una relación con él, debido a las diferencias socioeconómicas. Se pudieron reencontrar, "pero el destino nos tenía otra jugada. Tuve un accidente (atropello en 1990), por el cual estuve 6 meses en coma. Cuando desperté no recordaba ni a mi esposo ni a mi hija, no sabía qué había ocurrido. Pero aquel hombre que estaba noche y día cuidándome era mi gran amor y mis recuerdos fueron apareciendo a través de los años".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img