Educación
Compartir | | Ampliar Reducir

Más baratos y sin bullying: Lo que buscan los padres que optan por colegios online

En su último informe sobre Educación, la Unesco recomienda este tipo de enseñanza. ¿Cuál es la realidad en Chile? Expertos advierten los riesgos. La poca socialización de los niños es uno de ellos.  

por:  Catalina De Améstica R., La Segunda
lunes, 10 de febrero de 2014

Foto Archivo

Los padres de Benjamin (16 años) e Ignacia (10) tomaron la decisión de sacar a sus hijos del colegio.

En reemplazo -y apostando por un método que poco a poco gana más adeptos en nuestro país- los matricularon en una escuela online. Una alternativa que, si bien es cuestionada por algunos expertos en educación, tiene el respaldo de instituciones como la Unesco.

Según el informe «Educación Para Todos en el Mundo» (2013-14) de esa entidad, el aprendizaje a distancia puede ser una buena herramienta para llegar a una mayor cantidad de estudiantes, y a un menor bajo costo. En busca de superar "la crisis de la enseñanza", la Unesco advierte que, en todo caso, es necesario complementar las clases vía web con tutorías y apoyo presencial en las primeras etapas.

Desde hace dos años que Benjamín e Ignacia se levantan poco antes de las 9:00 de la mañana para "asistir" a sus clases en pijama y en la comodidad de su hogar, en Batuco. El testimonio de sus padres es decidor: "De partida, eliminamos el estrés y los gastos de las compras de uniformes y útiles escolares y del colegio, mejorando la relación con nuestros hijos, permitiéndoles orientarse a sus áreas de interés, según sus habilidades y capacidades".

Los llamados "colegios virtuales" o "centros educacionales online" imparten cursos desde kínder a IV Medio mediante el sistema e-learning , en un horario flexible, las 24 horas del día... y de lunes a domingo.

Chatear con el profe


¿Cómo funcionan? A través de una plataforma virtual, a la que se accede mediante un password , los alumnos acceden a la lección escolar del día -según el nivel del curso-, guiados por profesores y tutores en línea. Una vez aprendida la lección son evaluados, pero sin notas: reciben porcentajes de aprobación (del 1% al 100%), o con registros de "logrado" o "no logrado". Como los colegios virtuales no están acreditados por el Ministerio de Educación, a finales de cada año sus alumnos deben rendir exámenes libres en las divisiones provinciales, para validar legalmente sus estudios.

En los colegios no presenciales no existen textos, tareas para la casa, libretas de comunicaciones, ni sanciones por llegar atrasado. Y pese a que utilizan como guía la malla curricular oficial, para sus planes de estudio emplean gráficos animados e interactivos, fragmentos de audio y videos. Otras estrategias son el uso del chat entre estudiantes y profesores, la narración de experiencias personales, grupos de debates y tutorías personalizadas.

En Chile la educación escolar no presencial existe sólo hace 8 años y cada vez suma más adeptos. ¿Qué ha provocado este creciente interés? Las razones que entregan los apoderados son múltiples: proteger a los niños del bullying, promover una mayor convivencia familiar, flexibilidad de horarios, menor rigidez en los ritmos de aprendizaje y mayor profundidad en cada materia. Otros, simplemente, dicen rechazar la educación formal, por considerar que no contribuye a formar personas integrales.

Otro argumento es el precio. La matrícula anual en un colegio online puede variar entre los $20 mil y los $60 mil, y la colegiatura mensual fluctúa entre los $60 mil y los $120 mil. Costos más bajos que los $200 mil que, en promedio, se debe pagar en un colegio particular.

La «Think Academy» es una escuela virtual que comenzó en 2007 con 15 alumnos y hoy ya cuenta con 250 estudiantes matriculados para el 2014. Viviana Morgado , sicóloga y directora académica, cuenta que su modelo de enseñanza "se basa en el sistema de Finlandia, considerado el mejor del mundo, que es ejecutado por 15 profesores que guían a los estudiantes en sus lecciones". Además de las asignaturas obligatorias, los alumnos de esta academia tienen acceso a una academia de inglés y reciben apoyo para rendir la PSU.

Otra alternativa en línea es el colegio «Nueva Senda», que nació cuando Ximena Salgado y Rodrigo Faunes sacaron a sus hijas de un colegio tradicional y decidieron que ellos tomarían el desafío de educarlos. Tres años después el colegio cuenta con 48 alumnos matriculados: "Tenemos estudiantes de Santiago, La Serena, Chillán y Osorno", cuenta la mujer.

Y agrega "nuestros cursos están formados por entre 5 y 7 alumnos, para brindar un profesor por estudiante. Por eso, el aprendizaje es más duradero y no sólo para las pruebas, los niños adquieren el gusto por aprender", comenta Salgado.

También es opción «Yo Aprendo», instituto dirigido por Fernando Jorquera , profesor de educación básica, quien asegura que desde que creó el colegio (2006), ha tenido más de 600 alumnos cuyos puntajes en la PSU es de 630 puntos en promedio. Para este año tiene 83 alumnos inscritos, seis de los cuales son hijos de diplomáticos. "Esta metodología busca formar personas con pensamiento crítico y lógico".

"Un disparate y un peligro"


Desde el punto de vista educativo, hay quienes hacen ver sus aprensiones. El ex ministro de Educación, Sergio Bitar , es enfático: "No existe evidencia de que el reemplazo de las clases presenciales por cursos virtuales sean eficientes en la educación primaria y secundaria. Los elementos y materiales online son de gran apoyo, pero en ningún caso sustituyen a la educación".

"Pretender que un niño, que requiere de apoyo y trabajo en equipo, estudie de manera virtual es un disparate y un peligro", resume.

La psicóloga infanto-juvenil Marcela Tarifeño tampoco es partidaria del sistema escolar no presencial, pese a que reconoce que hay casos exitosos. "Este método genera problemas de socialización en los niños (...) Desarrollan dificultad para resolver conflictos en grupo y falta de empatía".

Mineduc: Salas de clases "son fundamentales"


"Es fundamental que el proceso educativo se desarrolle dentro de las salas de clases".

Así de tajante es la postura del Ministerio de Educación al ser consultado por la opción de los colegios virtuales. Según explicó el jefe de la División de Educación General del ministerio, Ricardo Evangelista, "los alumnos que asisten a colegios tradicionales, además de adquirir aprendizajes cognitivos, interactúan con sus pares, conocen y practican normas de sana convivencia y desarrollan valores que se adquieren al pertenecer a un grupo curso".

No obstante, precisó que para quienes quieran aprender y reforzar alguna materia, está disponible para los estudiantes el portal www.yoestudio.cl, que cuenta con material educativo para todas las asignaturas, desde 1° Básico hasta IV Medio.

Respecto a la legalidad de los colegios on line -no reconocidos por el Ministerio de Educación-, Evangelista apuntó que "la Ley General de Educación establece la libertad de enseñanza en Chile, por lo que el Estado da la posibilidad a cada joven (para validar sus estudios) de rendir exámenes libres, en el caso de alumnos que estudien en sus casas o en establecimientos educacionales no reconocidos por el Ministerio de Educación".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Educación

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img