Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Jóvenes encerrados en sus piezas por la tecnología: Psiquiatras advierten que síndrome "Hikikomori" se acerca a Chile

Más de un millón de japoneses ya lo padecen. En México, Argentina y Venezuela han detectado grupos que sólo se comunican por la red. Expertos advierten aumento de horas de niños y adolescentes conectados por el computador, celular o consolas de videojuegos.

por:  Marjory Miranda O./La Segunda
miércoles, 23 de octubre de 2013

Preocupación en gobierno japonés por "síndrome del celibato"

Preocupación existe en el gobierno japonés por el llamado "síndrome del celibato" (sekkusu shinai shokogun) que han detectado en ese país durante el último tiempo.

Según lo consigna el diario The Guardian -en una de sus notas más leídas- una encuesta realizada a principios de este año en ese país por la Asociación de Planificación Familiar de Japón (JFPA) encontró que el 45% de las mujeres de entre 16 y 24 años de edad "no estaban interesados" o "despreciaba el contacto sexual" y más de un 25% de los hombres opinaba de igual manera.

Según detalla la nota, millones de hombres y mujeres menores de 40 años están perdiendo el interés en las relaciones convencionales y ni siquiera están saliendo,

Una encuesta realizada en 2011 reveló que el 61 % de los hombres y el 49 % de las mujeres (entre 18 y 34 años) no tuvieron ningún tipo de relación romántica, y otro estudio encontró que un tercio de las personas menores de 30 años nunca había salido.

De hecho, de los casi 13 millones de personas no casadas en Japón que actualmente viven con sus padres, 3 millones son mayores de 35 años.

Por ello, se advierte que se avecina una "catástrofe nacional" para ese país, que ya tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo.

"Mi nombre es Francisco, tengo 24 años, y sufro del síndrome de hikikomori desde hace 4 años... he vivido recluido de la sociedad por todo este tiempo".

Así se presenta este joven mexicano en el blog que usa para conectarse con el mundo, y que ejemplifica la conducta de quienes padecen el síndrome Hikikomori (en japonés) o aislamiento agudo (en español). El trastorno tiene a más de un millón de adolescentes japoneses literalmente autoencerrados en sus piezas y la tendencia se ha extendido a Latinoamérica.

En México, Argentina y Venezuela ya se han detectados grupos de jóvenes que sólo se comunican por la red. Y en Chile si bien los casos no son extremos -hasta el punto de pasar días sin contacto social-, psiquiatras advierten que el aumento de horas que pasan niños y adolescentes encerrados con el fin de estar conectados por el computador, celular o consolas de videojuegos, va en esa dirección.

Jóvenes chilenos hasta 10 horas aislados

Según cifras de 2013, el porcentaje de audiencia a la red (gente que entra a internet) en el país llega al 94%, sobre el promedio total de Latinoamérica que es de 85,5%. En tiempo y por persona, un chileno puede pasar 44,3 minutos conectado, en promedio .

"Desde hace 4 años salgo una vez por semana como máximo, y a veces tardo 2 meses en salir de mi cuarto...y cada vez que salgo, siempre llega ese sentimiento de inseguridad que me hace extrañar desesperadamente este lugar en el que estoy en este momento...alejado de todos, teniendo como barrera una pantalla y un instrumento llamado Internet...", confiesa Francisco en su blog.

El neurólogo infanto-juvenil, Rodrigo Chamorro, advierte que "en Chile hemos visto sujetos con una alta tendencia a la adicción de juegos por internet. Lo preocupante es que si bien esto parte en la adolescencia, se mantiene durante la vida adulta como una conducta permanente de adicción".

Explica que, en el caso de los adolescentes, el principal síntoma es aislarse con un computador. "El encierro puede extenderse por 6 a 10 horas y a veces usan la noche para no ser sorprendidos por los padres", explica.

El psiquiatra y director de la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neuropsiquiatría (Sonepsyn), Juan Maass, asegura que este tipo de conductas van de la mano con los cambios culturales, el desarrollo económico y sobre todo de nuevas tecnologías.

"En las culturas asiáticas (como Japón) surgió a propósito de las tribus urbanas y una vida llevada hacia la tecnología. Los chicos tienen un comportamiento que genera conflicto familiar y terminan metiéndose en su habitación. Llegan al extremo de dejar sólo un espacio en la puerta para recibir el alimento. No lo hemos visto así en Chile, pero claramente los jóvenes tienen tendencia a aislarse en la red", dice.

Y alerta: "Hace unos años en el Metro no veíamos gente inmersa en su celular, si no con libros o diarios. Hoy, todos andan con sus celulares y nadie se mira las caras".

Ya es trastorno mental

El síndrome Hikikomori es un trastorno de adicción por internet que este año fue incorporado al manual diagnóstico de trastornos mentales y, en general, se presenta en niños y adolescentes.

"Tienen dificultades para la sociabilización interpersonal (no tienen relaciones en el colegio), bajan su rendimiento académico y tienen alteraciones en los ciclos de sueño". dice Chamorro.

Y agrega que "sufren trastornos de ansiedad, no respetan los horarios, no participan en la actividad familiares y contestan inadecuadamente".

Pero advierte que el problema no es sólo el niño: "Sus familias tienen tendencia al aislamiento o adicciones que no estén reconocidas, como el exitismo de los padres o a la juventud eterna (cirugías estéticas). Se trata de un perfil familiar donde los padres no participan activamente en la crianza de los hijos, donde las actividades recreativas están restringidas porque los padres viven en función de ellos mismos. Esos niños son una población más vulnerable".

 ¿Por qué la tecnología genera adicción?

Según el neurólogo Rodrigo Chamorro, la tecnología es adictiva. "La imagen visual cotidiana (vida real) se forma en la retina y después viaja al cerebro. Pero cuando vemos TV o una pantalla del computador, lo que percibimos en la retina son frecuencias luminosas y la imagen se forma en el cerebro. La tecnología, para atraer al sujeto, usa colores, densidades y sonidos más intensos que lo que uno ve en la vida real. Eso genera ganas de estar conectado", explicó el experto.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img