Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Palacio Alamos: La burocracia detuvo su recuperación

La casona luce deteriorada, tapizada con grafitis y con sus vidrios rotos... El desprendimiento de material obligó a bloquear una de las veredas. ¿El culpable? Responden la Municipalidad de Santiago y el Ministerio de Bienes Nacionales.

por:  La Segunda / Martín Romero E.
lunes, 22 de julio de 2013
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Aquí se construirá nuevo centro comunitario".

La promesa, escrita en un pendón que cuelga en uno de sus muros, da cuenta del proyecto de restauración que pretende rescatar del abandono al Palacio Alamos , ubicado en Santo Domingo 2398, pleno barrio Yungay.

La iniciativa es de la Municipalidad de Santiago y busca transformar el inmueble -que data de 1925- en un recinto para los vecinos de la zona norponiente de la comuna. Sin embargo, hoy el plan sólo es una buena intención...

En septiembre del año pasado el Ministerio de Bienes Nacionales anunció "con bombos y platillos" la entrega del palacio en comodato a la municipalidad, por 15 años.

Pero a siete meses de la ceremonia, nada ha pasado... y el edificio se deteriora día a día. Hoy luce "empapelado" de grafitis. "Lamentablemente todavía (el ministerio) no lo transfiere, el trámite ha sido de una lentitud increíble", dice la alcaldesa de la comuna, Carolina Tohá . La preocupación es alta en el municipio, ya que sin el documento oficial, dicen, no pueden comenzar con las obras de recuperación del inmueble que -si bien no presenta daños estructurales- sí está en una muy ingrata situación.

Y es que tras 15 años sin uso (ver recuadro) el paso del tiempo se ha hecho sentir en los 1.295 metros cuadrados y tres pisos que posee la casona: tiene casi todos sus vidrios quebrados y hay desprendimiento de material, lo que obligó a instalar una improvisada valla de tablas en una de las veredas para impedir el paso de los transeúntes. A tanto ha llegado el abandono que ya hay rayados a la altura del segundo piso.

Al interior, por su parte, hay problemas con las conexiones eléctricas y la pintura.

La secretaria comunal de Planificación de Santiago , Gabriela Elgueta , encargada del nuevo proyecto, explica que "para poder licitar las obras de recuperación y para poder hacer inversiones, estamos esperando que el Gobierno nos entregue administrativamente el edificio. Mientras eso no ocurra el palacio va a seguir en las mismas condiciones".

Por su parte, Romina Zuloaga , secretaria regional del Bienes Nacionales, responde que la municipalidad "cuenta con un permiso provisorio para ocupar el inmueble" y que "la concesión de uso gratuito está en el trámite final, pues ya cuenta con la aprobación por parte del Gobierno Regional". Con el permiso provisorio, añadió Zuloaga, "la Municipalidad de Santiago puede trabajar para acondicionar dicho inmueble según el proyecto presentado y aprobado por el Ministerio".

Se elimina el tercer piso

Una de las principales novedades que trae el anteproyecto del municipio -que ya fue presentado ante el Consejo de Monumentos Nacionales debido a que el palacio está protegido como inmueble de "Conservación Histórica" y se encuentra inserto en una "Zona Típica"- es la eliminación del tercer piso del palacio. Dicho nivel no es parte del diseño original del palacio y la idea es transformarlo en una gran terraza cubierta.

Otro de los ejes del proyecto es la habilitación de un auditorio para 120 personas en el costado poniente del segundo piso. Los planes contemplan también la habilitación de oficinas de información al público, una sala de computación para 46 usuarios, una biblioteca, y una sala de exposiciones en el hall central del segundo piso.

El costo total del proyecto es de $1.000 millones. A lo que se suman otros $120 millones para equipamiento.

Las obras, según estiman en la municipalidad, durarían ocho meses. Según la alcaldesa Tohá, este proyecto "va a significar no sólo rescatar el edificio que hoy es un templo del abandono, sino que irá en directo beneficio de los vecinos".

Cuatro años tardó su construcción

El Palacio Alamos fue construido entre 1921 y 1925 por los arquitectos Humberto Alamos y Humberto Bravo.

A diferencia de muchos edificios tradicional del Santiago antiguo, el inmueble ya fue restaurado en la década de los '80, obra que estuvo a cargo del arquitecto Juan Honold, Premio Nacional de Urbanismo.

Sin embargo, aquella refacción no sirvió mucho, ya que en los últimos 15 años el palacio no ha sido utilizado. Su último dueño fue la Asociación Chilena de Municipalidades... entidad que nunca lo ocupó.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img