Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

El asombroso fondo marino de LAS ISLAS DESVENTURADAS

Oceana y National Geographic realizaron una expedición científica... y preparan un documental  

por:  La Segunda / Miguel Ortiz A.
viernes, 19 de julio de 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Le deben su nombre a Hernando de Magallanes. En su viaje a Oriente -tras salir del estrecho de Todos los Santos- se encontró en problemas por la falta de alimentos. Entonces recaló en unas islas perdidas, en busca de comida... pero se topó con que estaban deshabitadas y ni siquiera poseían vegetación. Por eso las bautizó como "Desventuradas".

A 850 kilómetros de nuestras costas, frente a la Región de Atacama, las islas San Ambrosio y San Félix (además del islote González y la roca Catedral) conforman este rincón único en el mundo. Sólo la Armada mantiene ahí una pequeña base naval.

En febrero y marzo de este año, Oceana -la organización internacional dedicada a proteger los océanos del mundo- y National Geographic realizaron una expedición, durante todo un mes, para estudiar el ecosistema marino de uno de los puntos más prístinos del Pacífico.

Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana, cuenta que en septiembre estarán listos los resultados científicos de esta aventura. Después de más de 280 buceos, se obtuvieron 12 mil fotografías submarinas y más de 80 horas de video, en alta definición: "Todo ese material está siendo procesado. Se están analizando las especies nuevas que se encontraron, su estado de conservación y también la necesidad de implementar medidas de protección".

El equipo de National Geographic, liderado por el doctor español Enric Sala , también está elaborando un documental. "Es increíble que aún existan lugares desconocidos por explorar en nuestro planeta (...) Las Desventuradas son una mezcla entre un mar templado, con lobos marinos y bosques de algas pardas, y un mar tropical, con peces tropicales. Además, los fondos profundos son un paisaje volcánico agreste, con una vida que parece del espacio exterior", asegura Sala, ecólogo marino.

"Esto es un aporte gigantesco para la ciencia. Nos llamó la atención el poco impacto que ha tenido la pesca en esa zona y el gran tamaño de algunas especies. Vimos langostas de 1,10 metros... o vidriolas (un pez similar al atún) de más de 1,20 metros", añade Muñoz.

Los exploradores llegaron hasta las Islas Desventuradas en el "Argo", un barco que sirvió como plataforma de estudios. Durante los días de trabajo se utilizó por primera vez en Chile un submarino llamado DeepSee, con el que se pudo bajar hasta 407 metros de profundidad. También se usaron "drop-cams" -cámaras esféricas de cristal-, con las que se pudo grabar imágenes a 2.300 metros.

La expedición es la segunda colaboración entre National Geographic y Oceana. La primera comenzó en marzo de 2010 con una exploración a la isla Salas y Gómez, que terminó con la creación del "Parque Marino Salas y Gómez" (o Motu Motiro Hiva), por parte del Presidente Sebastián Piñera. Un año después se llevó a cabo una nueva expedición, con el apoyo de la Armada... un viaje que quedó retratado en el documental "Los tiburones perdidos de Isla de Pascua", emitido por «NatGeo Wild» en más de 100 países del mundo.


Algunas langostas miden más de un metro.


Breca con pampanitos... y coral.


Las vidriolas abundan en este "santuario" marino.


Una medusa muy peculiar.

 

 

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img