Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Los misterios en torno al fallecimiento de Chávez: ¿Cuándo, dónde, por qué causa exacta?

El 8 de agosto de 2011, Hugo Chávez contó que fue el propio Fidel Castro quien le informó que tenía cáncer. Y el fallecido mandatario lloró al oírlo. Pero de ahí en adelante sólo hubo versiones parciales y contradictorias sobre su enfermedad. Hoy incluso se pone en duda si murió en su propio país o en Cuba.  

por:  La Segunda
miércoles, 06 de marzo de 2013
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
La enfermedad de Hugo Chávez fue tratada siempre como un "secreto de Estado".

Al principio (junio de 2011) -tras una larga ausencia de su país, llena de rumores- sólo se informó que el 10 de ese mes había sido operado de un "absceso pélvico" en Cuba.

El 8 de agosto de ese año, en una entrevista difundida desde La Habana, el propio mandatario dijo que el 18 de junio Fidel Castro le había informado que tenía cáncer. Y Chávez reconoció que lloró al oírlo. Luego vino una serie de operaciones, quimioterapias, viajes y convalecencias, de las cuales ni los venezolanos ni el mundo supieron más que escuetas y contradictorias versiones (ver pág. 6).

Incluso hoy, el diario español ABC -en versión recogida por diversos medios internacionales- pone en duda la fecha y el lugar de muerte del fallecido mandatario. Este medio fue el que en varias oportunidades entregó antecedentes anticipando la negativa evolución del desaparecido líder.

¿DONDE MURIO CHAVEZ?

La versión oficial es que el gobernante falleció ayer en el Hospital Militar de Caracas, donde había regresado desde Cuba el 18 de febrero para continuar el tratamiento en su país. En el recinto se había acondicionado todo un piso para atender al mandatario, pero nunca hubo ninguna prueba de su permanencia más que las declaraciones de distintos ministros del gobierno, especialmente el vicepresidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, el diario ABC, citando a fuentes supuestamente en contacto con el equipo médico tratante, aseguró hoy que Chávez en realidad murió en La Habana.

Ello, continúa la versión, porque hace una semana Chávez había sido llevado desde el hospital hasta la residencia presidencial en la isla venezolana de La Orchila, luego de que los médicos determinaran que ya no había más tratamientos posibles, y el pasado jueves había sido llevado en avión ambulancia una vez más a La Habana, debido a una gravísima crisis. La inusual decisión de volver a llevarlo a la isla de Castro se habría motivado por la falta de instrumental médico necesario en la enfermería de La Orchila, que recientemente había sido reacondicionada.

Los medios que difunden estas teorías apuntan también a como se manejó el propio gobierno venezolano durante los últimos días en el Hospital Militar de Caracas: ningún ministro dijo en los últimos días haber estado ahí con Chávez, y el viernes, en la inauguración de una nueva capilla en el recinto, sólo estuvo presente una de sus hijas. Ese día Maduro tampoco subió a visitar al mandatario, y en sus declaraciones a la prensa, dijo, apuntando al edificio, que ahí estaba "la habitación" del presidente. Pero no el presidente mismo.

¿CUANDO MURIO?

El vicepresidente, Nicolás Maduro, entregó la noticia por cadena de radio y TV -desde el vestíbulo del Hospital Militar de Caracas- indicando que el deceso se había producido "a las 16:25 horas de la tarde" (local). Ahí aseguró que había recibido la información una hora antes, en compañía de las hijas del fallecido gobernante.

No obstante, el mismo ABC -en versión recogida y complementada en varios medios internacionales- afirma que el fallecimiento se produjo varias horas antes (7:30 AM hora de Venezuela) en Cuba.

De acuerdo a observadores, este retraso en la entrega de información habría servido para trasladar el cuerpo de Chávez desde La Habana.

Y todas las argucias para traer de vuelta a su país a un ya muy enfermo presidente habría buscado facilitar la postergada juramentación como presidente reelecto, al poder movilizar a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al hospital para atestiguar el eventual acto.

Las versiones de la muerte de Chávez habían recobrado fuerza hace una semana con una fuente calificada: el ex embajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez, destituido el pasado 17 de enero, luego de tres años y medio en el cargo, precisamente por criticar la situación en Venezuela.

El miércoles de la semana pasada afirmó en entrevista con el canal internacional NTN24 que Chávez estaba con muerte cerebral desde el 30 de diciembre, y que cuatro días antes (el sábado 23 de febrero), sus hijas habían ordenado desconectarlo. "No querían desconectarlo en Cuba", afirmó, lo que explicaría el reservado regreso a Caracas el 18 de febrero. Su fuente, dijo, era del mismo gobierno venezolano.

De acuerdo a su versión, las fotos de Chávez con sus hijas difundidas el 16 de febrero por el gobierno eran falsas, entre otras cosas porque no evidenciaban la cirugía de nariz a la que se había sometido una de las jóvenes, y mostraban al gobernante con más peso del que tenía antes de su última operación.

Ayer mismo, adelantándose varias horas al anuncio de Maduro, Cochez declaró al mismo canal NTN24 que el gobierno venezolano estaba preparando el anuncio de la muerte, presionado por la incertidumbre ciudadana y un creciente descontento dentro del ejército.

LAS DUDAS EN TORNO A SU ENFERMEDAD

Fue un cáncer y en la zona pelviana, pero nunca hubo más detalles sobre la enfermedad que terminó con la vida de Chávez. De hecho, tampoco se ha informado sobre la causa exacta de muerte, si bien se conoce que el mandatario enfrentó en los últimos días una "nueva y severa infección respiratoria" que había obligado a ponerle una cánula traqueal.

Todo había partido en diciembre de 2010 con molestias y cansancio generalizado, según contó Chávez en una entrevista. En mayo del siguiente año, debió tratársele por una rodilla inflamada y estuvo con reposo absoluto.

Un mes después, el entonces canciller Maduro anunció que Chávez había sido sometido a una operación de urgencia en La Habana (10 de junio) tras habérsele detectado un absceso pélvico. La prensa internacional habló de "una acumulación de pus, generalmente causada por una infección bacteriana". De inmediato se empieza a hablar extraoficialmente de cáncer, y el equipo médico cubano que lo atiende reconoce que es un sarcoma (masa anormal de tejido provocada porque sus células se multiplican más rápido de lo normal).

Chávez es nuevamente operado en Cuba el 20 de junio y el 30 de junio el mismo Presidente informa que le extrajeron un tumor "del tamaño de una pelota de béisbol" y que se somete a un tratamiento de quimioterapia contra el cáncer en Cuba y Caracas.

Mientras se especulaba sobre la enfermedad, el mismo Chávez anunció en septiembre de 2011 que había "derrotado" al cáncer y un mes después, tras un chequeo general realizado en Cuba dijo, desde La Habana, que "no hay células malignas activas" en su cuerpo.

Pero cuatro meses después, el mandatario reconoce que los médicos cubanos le habían detectado una "lesión" en el mismo lugar del primer tumor, pero desmiente las versiones de metástasis en el hígado y la vejiga. Pero poco después, el mismo Presidente confirmó que el cáncer había vuelto y se sometió a radioterapia. Luego reiteró que había vencido el cáncer y enfrentó la campaña de su reelección, pero el 27 de noviembre solicitó permiso al Parlamento para volver a Cuba para sesiones de ultraoxigenación, realizadas con una cámara hiperbárica.

Nuevamente lo operaron en Cuba y no volvió a ser visto en público.

 ¿Se puede inocular el cáncer?

Tras la acusación que hizo el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, respecto de que el gobierno de Estados Unidos le habría inoculado el cáncer a Chávez, el oncólogo Jorge Jiménez de la Jara -quien fue ministro de Salud durante el gobierno de Patricio Aylwin-, explicó que para que se produzca esta enfermedad se requieren factores de riesgo inmunológico: "Teóricamente es posible, pero es muy difícil que resulte. Es mucho más fácil que te transmitan una infección a un cáncer".

Más categórico fue el oncólogo de la Clínica Las Condes, Jorge Gutiérrez : "Es imposible, si a una persona le inyectaran células cancerosas el organismo las elimina de inmediato".

En tanto para Jorge Gallardo , presidente de la Fundación Oncológica CancerChile, explicó que hay un tipo de ratas en las que es posible hacer experimentos de este tipo, pero que "no es posible actualmente hacerlo en personas, sólo podría ocurrir en mamíferos que tengan el sistema de defensas alterado". Bruno Nervi , especialista de la Red Salud UC, detalló que el cáncer es una enfermedad que requiere de muchas alteraciones genéticas en los mecanismos de crecimiento de las células y eso demora periodo largos (años) hasta la aparición de la enfermedad: "No me parece razonable plantear que le hayan inoculado cáncer a Chávez porque no es posible generar el cáncer con la inyección de una sustancia".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img