Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Seremi de Salud Rosa Oyarce: "Este es un cargo donde hay que tener cojones"

Casi no va a restaurantes, porque se producen "estampidas" de limpieza cuando llega uno. "Lo más doloroso... fiscalizar los hogares de adultos mayores". Con la nueva Ley del Tabaco "vamos a sancionar a todos, al local y a los que estén fumando adentro".

por:  Ana María Guerra Y./La Segunda
viernes, 18 de enero de 2013

El financiamiento de la campaña está frenando su decisión de postular al Congreso

Desde hace largo tiempo que el nombre de Rosa Oyarce viene sonando en Renovación Nacional como posible candidata al Congreso. -¿Se lanzará finalmente con alguna candidatura en las parlamentarias de este año? -Esa es una decisión que no está zanjada. -¿Hasta qué fecha puede renunciar a su cargo para ser candidata? -Es una decisión muy compleja de tomar hoy día, cuando estoy muy contenta, siento que me queda mucho por hacer y estoy muy bien acá. -¿Qué plazo se ha dado para decidir? -No es tema que haya analizado todavía. Tengo plazo hasta julio. Podría ser, digo yo. -¿Iría por Buin? -No. Ese es un tema, además, complejo de determinar. En todas las candidaturas va a ser Renovación Nacional la que va a decidir. En este momento no hay nada al respecto. -¿Cómo ve en este minuto el sector Alianza frente a Bachelet? -Creo que este presidente ha hecho lo que nadie en 20 años. Sebastián Piñera ha concretado muchas leyes que benefician directamente a las personas, como el posnatal. Siento que estamos bien, la gente en algún momento va a reconocer todo lo que se ha hecho. De verdad creo que éste ha sido un muy buen gobierno. Lo que sí falta tal vez es más humanización. Cuando salgo a la calle la gente se acerca a mí, me abrazan, me dicen: "Es más delgada, en TV se ve tan gorda". Me dicen "tía Rosita". Y yo me río, no soy tan vieja ni tan gorda... De verdad yo creo que éste ha sido un muy buen gobierno y por eso tengo este compromiso. Uno llega a un cargo para servir, no para servirse. Hace algún tiempo tuvo una pasada frustrada como candidata a diputada por el distrito 30 (San Bernardo, Buin, Calera de Tango). -¿Fue muy terrible? -La verdad es que hice como el servicio militar ahí. El partido me pidió que fuera candidata, yo no tenía nada de ganas de ir, pero era necesario y traté de hacerlo lo mejor posible. Gasté de mi peculio, que fue bastante, por esa razón es muy difícil tomar una decisión. Porque, recalca convencida, "el financiamiento tiene que hacerlo uno, eso a mí me mantiene libre. Yo hoy día no tengo compromisos con nadie. Esa campaña la hice a pulso con plata mía y de mi marido. Esa es la razón por la cual es muy difícil tomar una decisión para ser candidata, es la razón principal. Si la gente me dijera que no necesito hacer campaña, encantada de la vida (se presenta) y digo que no me voy a ir a sentar al Congreso, porque soy trabajólica y creativa.

"Es que de repente entra semen".

Con esas palabras la seremi de Salud, Rosa Oyarce, de pronto interrumpe la entrevista, para hacer pasar a su oficina a uno de los abogados de la entidad.

Y mientras firma los papeles, tapando con su mano lo escrito, explica: "Tengo que visar todo lo que sea ingreso (al país) de órganos, los traslados de fallecidos desde el extranjero, cuando ocurrió lo de Juan Fernández... Todo pasa por acá, porque puede ser un riesgo sanitario".

-¿El semen entra en la categoría de órganos?

-Sí, viene del extranjero y es para fertilización in vitro. Pero es un tema privado.

Así es como nos enteramos de que la labor de la Secretaría Regional Ministerial es bastante más amplia que revisar los restaurantes o las carnicerías. Las piscinas, en el caso de esta semana, además de -esta misma mañana- las medidas de seguridad por el término del Dakar frente a La Moneda.

Es que, según el Código Sanitario, la Seremi de Salud debe "velar por la salud de la población".

Y Rosa Oyarce, oriunda de Chillán, tecnóloga médica de la U. de Chile, con un magíster en políticas públicas y varios diplomados, señala orgullosa:

-Nuestra labor es súper global. Por eso es que yo aparezco en las piscinas, en los cosméticos, en lo que tiene que ver con la calidad del aire y los alimentos. Nosotros tenemos que preocuparnos de que las aguas de riego no estén contaminadas. También estamos en la fiscalización de las farmacias, hospitales, clínicas, centros médicos, etc. Están a nuestro cargo el Compin (licencias médicas), los planes y programa de salud pública de la región.

En la Seremi además existe un comité operativo de emergencia que funciona las 24 horas del día, por casos de accidentes laborales, derrumbes, emergencias químicas, etc.

"Otra cosa es con guitarra"

-¿Cuál es su horario de trabajo?

-No tengo horario. Llegan muchos documentos, se acumulan y yo tengo que leerlos todos (...) Por eso, cuando recibo críticas, me río, porque yo digo: "Otra cosa es con guitarra". Este es un cargo donde hay que tener cojones, primera cosa. Y mucho amor hacia la salud pública. Y tratar de ser absolutamente técnica en el trabajo que uno realiza, responsable y exigente. Finalmente, hay que ser aperrada.

Casada con un biólogo marino, tiene dos hijas (una estudia Medicina y la otra, Odontología). Confidencia: "Mi marido sí tiene un horario decente. El es el que se encarga de ayudar a mis hijas en sus labores universitarias".

-Para evitar alguna de las críticas, una posibilidad sería tomar un perfil menos público.

-No, porque para nosotros es fundamental la prevención y que sea de conocimiento público. Cómo yo podría decirle a la gente cómo debe estar la carne si públicamente no se lo muestro. Un folleto llega a cuánta gente, nada. Se lo tengo que mostrar.

-¿O sea, considera necesaria tanta exposición?

-Es necesario. La gente puede exigir sólo si tiene conocimientos para hacerlo. Esa es la única manera de velar por la salud de la población.

Además, dice "permanentemente la gente me saluda en la calle y me da las gracias por la labor que estamos haciendo. Lo que más feliz me hace es lo agradecida que está la gente. En twitter me llegan mensajes de agradecimientos, felicitaciones... y algunas veces insultos (risas).

En todo caso, recalca que "a mí no me interesa ser mediática".

-¿Hay presiones en este cargo?

-Si es que se han dado, la verdad es que no las he sentido.

Y agrega: "Lo que pasa es que yo he tenido un apoyo enorme del Presidente Sebastián Piñera y del ministro Mañalich. Nosotros jamás hemos recibido una crítica por lo que hemos hecho".

-¿Cuánto lo piensa antes de dar a conocer un problema que pueda afectar a grandes empresas, como el caso de las cecinas, helados...?

-Si yo tengo un informe respecto de alguna situación anómala que pueda afectar la salud de las personas, sea cual sea el impacto que vaya a producir, tengo que hacerlo público. La razón es bien simple: Por una cosa ética y porque además es necesario empezar a hacer los sumarios y los procedimientos.

"Veo al ministro Mañalich como un ejemplo"

-¿Cuánto consulta con el ministro de Salud?

-Bueno, converso con el ministro, él nos entrega lineamientos generales y algunas veces le hago consultas. Yo lo veo como un ejemplo.

-¿Qué es lo peor que ha tenido que ver ejerciendo su cargo?

-Lo más doloroso... fiscalizar los hogares de adultos mayores. Eso es triste y doloroso, porque uno ve el abandono de los abuelitos. Cuando ha habido que cerrarlos se llama a los familiares para que los vayan a buscar, uno les explica que no están las condiciones para tenerlos ahí, pero pasa una semana y los vuelven a dejar.

-Entre todos los ámbitos de fiscalización, ¿cuál sector está mejor y cuál peor en la RM?

-Hoy día no podríamos dar un diagnóstico total. El ámbito alimentario creció casi 15% en el último año. Ha aumentado considerablemente la cantidad de restaurantes, locales de venta de productos, las pymes. Ha habido una explosión de negocios y nuevas pequeñas empresas que nosotros autorizamos. Yo diría que el pequeño negocio ha tenido una preocupación por hacerlo bien, aunque siempre es necesario mejorar la capacitación a los emprendedores y eso lo estamos haciendo en terreno, en los municipios. Por ejemplo, para que sepan cómo manipular los alimentos.

Tabaco: "La nueva ley nos hace todo más fácil"

La Seremi de Salud también tiene entre sus manos la responsabilidad de fiscalizar el cumplimiento de la Ley del Tabaco en locales públicos, como restaurantes o bares. Y desde marzo, las multas podrán ser aplicadas no sólo a los dueños de los establecimientos donde se infrinja la nueva ley, sino que también a los propios fumadores.

-Como autoridad sanitaria, responsable de velar por la salud de la población del país, tenemos metas de bajar los índices de consumo de tabaco. Este nuevo cuerpo legal es que nos hace todo más fácil. Antes teníamos que ingresar a los locales y verificar que tuvieran los sectores aislados para fumadores, que se cumpliera esa separación, que los metros cuadrados destinados a fumadores y no fumadores fueran correctos, etc. Ahora, en cambio, vamos a llegar y observar si hay alguien fumando en el recinto. De ser así, se levantará un acta y se hará un documento que se enviará a los juzgados de policía local. Porque la sanción la van a seguir aplicando esos tribunales.

-¿Cómo van a realizar la fiscalización los inspectores, con algún uniforme especial?

-Los fiscalizadores simplemente van a entrar a los locales, sin trajes blancos ni nada parecido. Incluiremos en esa tarea a los inspectores municipales, por eso los capacitaremos respecto de la nueva Ley del Tabaco. Además, estos recursos van a quedar en los municipios, lo que es un incentivo.

Tarea urgente: "Mejorar los sueldos de los fiscalizadores"

En toda la Seremi hay algo más de mil funcionarios, pero Oyarce prefiere no explicitar cuántos fiscalizadores tiene para tanta tarea.

En cambio, señala que lo realmente productivo sería "hacer responsables a las instituciones y nosotros no tener que entrometernos. Eso se podría hacer pidiéndoles a las empresas que traigan sus documentos respaldados por una empresa que los certifique".

Otra preocupación es que los funcionarios no tienen el denominado "rol fiscalizador", como los inspectores del SII. "Es un tema que se está trabajando en una mesa en el Ministerio de Salud, el rol fiscalizador para todos los funcionarios de las secretarías regionales ministeriales del país. Es un tema muy importante, porque estos últimos años se ha ido gente muy preparada porque de las empresas privadas les ofrecen muy buenos sueldos".

-Seremi, a estas alturas de su trabajo ¿hay alguna comida que ya no coma...?

-Sushi, porque no consumo cosas donde haya mucha manipulación.

-¿Ha dejado de ir a algún restaurante?

-No salgo mucho ya. De repente llego a un restaurante y se genera un ambiente poco grato, se producen estampidas... todos empiezan a limpiar (risas).

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img