Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Carolina Urrejola y la historia del cuco: "Supe en el momento que esto iba a pasar a los anales de la televisión"

"Soy súper respetuosa de lo que la gente elige y con lo que la gente nace. Yo creo que el alcalde Garrido reaccionó con un poco de fanatismo. Me acusó de ser atea..." "Soy creyente, pero no de misa. Antes iba a una misa "combativa", en la capilla del colegio Inmaculada Concepción".

por:  Lilian Olivares La Segunda
sábado, 08 de septiembre de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"A Camila (Vallejo) le diría que otra cosa es con guitarra"

-¿Qué le parece que el hilo curado no fuera considerado "arma cortante prohibida"?

-Mal. Me parece pésimo. Fabricarlo y manipularlo es criminal.

-¿Qué opina de la frase que publicó en Twitter el embajador Jon Benjamin, que dice "los políticos y los pañales deben cambiarse a menudo, por la misma razón"?

-Viva la libertad de expresión.

-¿Y que Camila Vallejo haya opinado que eran "fascistas" los que se tomaron la sede del PC?

-Entiendo que el autoritarismo la puede rebelar. Es legítimo rebelarse contra el autoritarismo.

-Es que la toma de la sede de su partido la hicieron los jóvenes... y ella ha encabezado las tomas cuando no son de su sede...

-¡Ah!, no había entendido. Sólo le diría que otra cosa es con guitarra.

-¿Y qué le preguntaría, si la entrevistara?

-Yo tengo el mayor respeto por Camila Vallejo, una líder social potente. Lo que hizo el año pasado es un hecho histórico. Su liderazgo político está sometido al juicio de todas las personas y no creo que haya que medirla con una vara más alta. Le preguntaría: Como representante social, ¿qué es hoy el PC entre los chilenos?

Tiene la marca de belleza de las serenenses Scantlebury, por el lado materno... y ella dice que su padre también fue muy buenmozo.

Carolina Urrejola Scantlebury, 38 años, conductora de TV en Canal 13, se define feminista. Y confiesa que en su carácter tiene algo de su tía Marcia, vicepresidenta del directorio de Televisión Nacional, que fue del MIR y hoy es PS, y de su mamá, Patricia, que libreteaba los programas infantiles de Patricia Undurraga para la televisión.

El martes, el alcalde de Independencia, el ex boxeador Antonio Garrido, la subió al ring de la fama cuando en Teletarde hicieron un contacto telefónico. Este fue el diálogo:

C.U.-Alcalde, hay algunos vecinos que lo critican porque dicen que usted pone su credo religioso por sobre la libertad de las personas de la comuna, con unos letreros que dicen "Cristo es mayor que tu problema", que usted mandó a poner. ¿Qué dice de las críticas?

A.-¿Y de eso tiene alguna duda usted?

C.U.-Que le dicen que es canuto, que es una expresión que es ofensiva...

A.-No importa que me digan canuto, es un orgullo para mí. Pero dígame usted, una consulta: ¿Tiene alguna duda de que Dios es más grande que todos los problemas?

C.U.-Ese no es un tema de la política, es un tema personal...

A.-Bueno, a lo mejor usted es atea, y no está ni ahí con Dios. Pero las va a tener que pagar. Acuérdese que la va a llevar el cuco. Sí. Y además que usted tampoco es muy simpática como periodista.

A partir de ese momento, la menor de las tres hermanas Urrejola Scantlebury (la mayor es historiadora y periodista y la segunda, master en comunicación institucional) se convirtió en un fenómeno por Twitter, de la mano del alcalde de Independencia.

Hoy cuenta que "supe en ese momento que iba a pasar a los anales de la televisión". Hasta la fecha, es la primera periodista de TV a quien un entrevistado la amenaza con... ¡el cuco!

-¿Le tiene miedo al cuco?

-El viejo del saco me parece mucho más aterrante.

-¿Tiene usted alguna aversión a los canutos?, porque el alcalde se enojó cuando usted le planteó eso.

-En absoluto, todo lo contrario. Soy súper respetuosa de lo que la gente elige y con lo que la gente nace. Yo creo que el alcalde reaccionó con un poco de fanatismo. Me acusó de ser atea...

Carolina Urrejola se educó en el Villa María Academy, al igual que sus hermanas. Participaba de las revistas del colegio, escribía cuentos, tocaba guitarra en las misas... "Me siento bastante "Viemei" (VMA). Es cierto que hay un estereotipo de cuicas y desconectadas de la realidad. Igual, evidentemente es un colegio de elite, y puede haber una cierta desconexión de la realidad, pero creo que prepara mujeres para ser presidentes de la República o ministras, como la Schmidt", dice y cuenta que a su única hija, Emilia, que estaba en el Manquehue, la cambió al VMA.

Un matriarcado en la familia

Su madre tenía un programa para niños en la radio La Naranja, donde ella hizo de locutora un par de veces. También hacía los libretos de "La Cafetera Voladora", que animaba la "Tía Patricia" a fines de los años 70 en TVN.

Su niñez giraba en torno a ese mundo lúdico de la mamá y la televisión y la radio.

-A mí me daba orgullo, de chica, pertenecer a esta familia con mujeres bien exitosas en esa época.

-¿Una familia con matriarcado?

-Puede ser. Mi abuela, que ya pasó los 90 años, sigue siendo el centro. Es un mundo súper femenino, donde lo masculino también se expresa.

El padre, un abogado que nunca ejerció, era gerente de la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción. Algo sacó también de él: llegó a pensar que sería abogada, desde que en octavo básico comenzó a discutir por política.

-Me encantaba la política. Iba a las concentraciones, le contraargumentaba a mis compañeras que me decían que era comunista porque apoyaba el "No".

-¿Y las discusiones pasaban a mayores?

-¡Era atroz! Nos agarrábamos de las mechas porque, además, igual éramos chicas, con mucha pasión y con harto desborde. Y yo con una posición que en el colegio era minoría, pero no en el país.

Cuenta que en esa etapa era "siempre contreras, y exigiendo los argumentos. Y, por otra parte, dulce, niña chica".

-¿Sacó el carácter de su tía Marcia?

-Yo siento que me proyecto harto en la Marcia: extravertida, sumamente sensible, pero en lo profundo con una sensibilidad más parecida a la de mi mamá. Aunque también tengo un lado power, como la Marcia.

Mamá a los 20 años

Cuando a los 20 años fue mamá, reconoce que "fue chocante; un impacto, porque era muy joven. Pero me lo eché al hombro con bastante fortaleza".

-¿Se casó porque estaba esperando, o porque creía en la institución matrimonial?

-Porque creía en el proyecto de familia y pensaba que lo mejor era casarme. Nos casamos por el civil, bastante jóvenes los dos. y pobretones. Vivíamos en un departamentito, en el cuarto piso de un edificio sin ascensor. En ese tiempo estudiaba periodismo en la Diego Portales. Congelé un año y me dediqué a mi hija.

Su matrimonio "con un cocinero con el que tenemos muy buena relación" duró seis años. "Me separé a los 26 y me volví a casar a los 36".

-¿Cómo conoció a su actual marido?

-Lo leía en el diario. Me gustaba mucho como escribía. Un día supe que era soltero y buenmozo, y salí a buscarlo. Me acredité para ir a un recital y ahí lo miré. Constaté que era buenmozo. Tejimos un plan maquiavélico y lo convidamos como entrevistado con Ignacio Franzani y la productora, La Cata León, a nuestro programa "el país de las maravillas" en la Radio Zero. Me invitó a salir...

A partir de entonces, la chica de ojos azules que pasaba los veranos con sus primos Santa Cruz (hijos de su tía Marcia) en La Serena y en el fundo de su abuelo Urrejola en San Rafael, cerca de Concepción, comenzó a formar una nueva alianza, que se concretó el año pasado con el periodista y crítico de música Mauricio Jürguensen.

En 2010 publicó un libro: "Chilenas". Se lo presentó su tía Marcia Scantlebury. "Se trata de 10 entrevistas a mujeres, y lo prologó Michelle Bachelet".

-¿Incluyó a su tía Marcia?

-No, porque son mujeres de mi generación. Me encantaría haberla entrevistado. Me gustaría hacer un libro sobre ella. Ha tenido una vida apasionante. Ha conocido gente importante del medio de la cultura, de la política. Es comprometida, intensa. Siento una gran admiración por ella. Es amistosa, cree en el diálogo, sin odio, sin resentimiento.

-¿De qué partido era?

-Del MIR, y ahora es del PS. Creo que si yo hubiera sido de esa generación, en esa época también hubiera tenido una postura radicalizada, de mucho compromiso político y muy activa.

-¿Del MIR?

-Probablemente. No vía armada.

"Antes iba a una misa combativa"

Había aparecido apenas cinco meses en la televisión, en el canal de cable Vía X, cuando la llamaron del Trece y del Siete. Dice que escogió el último porque le ofrecían trabajo de prensa, en cambio en el 13 era para un programa de entretención.

Fue conductora de noticias de "24 horas" matutino. Luego reemplazó a Amaro Gómez Pablos en "Medianoche". Emigró al 13 y con Iván Valenzuela condujo "En Boca de Todos", donde se sintió más a sus anchas. Ahí comentaba las noticias; le gusta dar su opinión. "Me gusta darle un valor agregado a la información, pero tratando de no interferir".

Ha hecho especiales notables, como la serie de "Requiem".

Ahora trabaja de 9 a 16:30 horas y ruega "que no se rompa el hechizo".

-¿De modo que no era atea, como pensó el alcalde de Independencia?

-Somos creyentes, pero no de misa. Antes íbamos a una misa "combativa", en la capilla del colegio Inmaculada Concepción, con el padre Juan Bagá.

Se queda pensando y comenta: "Es un personaje, el "Toco" Garrido. Después se disculpó. Lo que no quita que igual fue desubicado".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img