Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Con polémica y contraindicaciones, llegan a Chile gotitas alarga-pestañas

Promete "mágicos" resultados y, al igual como sucede en Estados Unidos, se venderá sólo con receta médica. El Instituto de Salud Pública ya hizo advertencias...

por:  María José Infante R./La Segunda
miércoles, 11 de enero de 2012

Envuelto en polémica llegará en marzo a nuestro país un producto que promete alargar "mágicamente" las pestañas... y cumplir así uno de los sueños femeninos más difícil de satisfacer.

El problema es que «Latisse» -así se llaman las gotitas de la empresa farmacéutica Allergan- posee una serie de contraindicaciones que el propio Instituto de Salud Pública (ISP) ha hecho notar.

De los mismos fabricantes del popular botox, el «Latisse» funciona gracias a su principio activo, el bimatoprost, un componente que se utiliza para el tratamiento del glaucoma y la hipertensión ocular, pero que hoy se ha convertido en el producto estrella para el crecimiento de las pestañas.

Desesperada por la caída repentina de sus pestañas a causa del estrés, Daniela Pardo (26) decidió aprovechar un viaje a Estados Unidos para comprar el producto en ese país, en donde -al igual como sucederá en Chile- se requiere de receta médica para conseguirlo. "Los resultados fueron increíbles, mágicos. Después de un mes mis pestañas se volvieron más gruesas y largas", cuenta Daniela, quien debió desembolsar US$ 120 (más de $60 mil) por un frasquito de apenas... ¡3 mililitros!

¿Pelos en las mejillas?

El panorama, sin embargo, se le complicó a Daniela cuando se percató de algo extraño: "Luego de dos semanas me di cuenta de que me estaban creciendo pelos debajo del ojo, sobre la mejilla", cuenta. Daniela fue víctima del crecimiento de vello fuera del área de tratamiento, uno de los efectos secundarios más recurrentes.

En la agencia de comunicaciones del laboratorio Allergan, en Santiago, explicaron que el «Latisse» es un producto que debe usarse con extremo cuidado "utilizando los aplicadores estériles que se incluyen con la compra. La complejidad de su uso justifica que su compra sea con receta médica".

En el documento de aprobación de este químico, fechado el 22 de octubre de 2009, el ISP detalla que "los eventos adversos reportados más frecuentes fueron, hiperemia conjuntival, hiper pigmentación de la piel, irritación ocular, síntomas de ojo seco y eritema del párpado". Eventos que, en todo caso, ocurrieron en menos del 4% de los pacientes, tras un ensayo realizado a 278 de ellos, por un período de cuatro meses de tratamiento.

Sin embargo, se destacan también otras reacciones adversas que han causado mayor polémica. En el propio informe del ISP se advierte que «Latisse» se debe administrar durante el embarazo, "sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto". Sobre este punto, en Allergan aseguraron que no existe ningún estudio que indique que el producto pueda afectar a las mujeres embarazadas, dejando en claro que lo señalado por la autoridad sanitaria se trata sólo de medidas de prevención.

Helen Rosenbluth , jefa del subdepartamento de registros y autorizaciones sanitarias del ISP, indica que "siempre los productos farmacéuticos tienen indicaciones para las embarazadas. Hay cuatro clasificaciones, el producto que está en la categoría D está absolutamente prohibido para el uso en embarazadas, y «Latisse» está en la categoría C, lo que significa que haciendo un experimento en ratas preñadas, dándoles «Latisse» en forma oral, se observó abortos". Por eso, advierte, "el uso indiscriminando podría traer consecuencias al estado de salud (...) O provocar cambios en el color del iris, si toma contacto con el ojo".

Renata Ruiz defiende el producto

El doctor Alonso Rodríguez , miembro de la Sociedad Oftalmológica de Chile, aclara que el «Latisse» "es un medicamento, no un producto cosmético", por lo que "se necesita la observación de un profesional que entienda los efectos secundarios (...) El riesgo es que cuando llegue a Chile muchas de las personas que lo receten podrían ser dermatólogos que no hayan hecho el necesario examen oftalmológico".

Las mujeres que ya han experimentado el tratamiento con Latisse se han convertido en fervientes partidarias (y hasta promotoras) del producto. La actriz norteamericana, Brooke Shields , por ejemplo, es uno de los rostros de la marca y asegura que el medicamento tiene excelentes resultados. En Chile, en tanto, la modelo Renata Ruiz recomienda Latisse a ojos cerrados: en su blog (www.paraserbella.com) sostiene que "acá (en Chile) son un poco exagerados para todo (...) Yo utilicé un producto igual a Latisse y me funcionó perfecto".

Y añade: "Hay muy pocas posibilidades de que el producto sea un engaño, lo que no significa por supuesto que le valla a funcionar a todo el mundo" (sic).

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cerrar

img