Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Listos nuevos contratos Transantiago: Mejoras en el servicio debieran comenzar en marzo

Principal cambio es el fin del pago garantizado a las empresas, lo que las obligará a detenerse en los paraderos.

por:  Upi
martes, 20 de diciembre de 2011
Transantiago

Foto La Segunda

Después de cuatro meses de intensas -y "duras"- conversaciones entre los operadores del sistema y los equipos técnicos de la secretaría de Estado, el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz,cerró las negociaciones para establecer los nuevos contratos para Transantiago , tanto para los servicios troncales como para los alimentadores.

El fin del proceso se alcanzó tras sellar el acuerdo con el grupo Alsacia Express -de capitales colombianos-, única empresa que faltaba por convenir las nuevas condiciones.

De esta forma y una vez que la Contraloría tome razón de los nuevos contratos-que según se indicó ocurrirá a más tardar en febrero- se espera que en marzo se empiecen a implementar los cambios establecidos entre el ministerio y los operadores. Según Transportes, la transformación del Transantiago será de forma paulatina y se extenderá por el lapso de un año. "Estamos terminando con los contratos hechos para beneficiar a las empresas y cambiándolos por contratos que benefician a las personas", dijo el ministro.

Hasta la limpieza de los buses importará

Los anteriores documentos establecían el pago garantizado sólo por el hecho de recorrer la ciudad y únicamente un 30% del pago final era por pasajero transportado. Ahora, la proporción se invertirá y el 70% de la recaudación de las empresas será por las validaciones bip que consiga . Por esto es que las empresas también se harán cargo del control de la evasión.

A partir de este cambio se esperan transformaciones radicales en la calidad del servicio.

Por lo pronto se acabará con la lógica "troncal- alimentador": Es decir habrá menos trasbordos, se terminarán las largas caminatas de los pasajeros para tomar un bus y los recorridos serán más extensos . Esto se debe a que ya no habrá zonas exclusivas de concesión -como hasta hoy ocurre con las zonas alimentadoras- sino que "zonas preferentes" donde habrá una competencia "controlada" entre servicios.

También y dada las nuevas atribuciones que tendrá la Coordinación del Transantiago -que van desde multas diarias, semanales y mensuales; imposición de un interventor y fin del contrato en caso de mal servicio-; las empresas de transportes tendrán que mejorar la frecuencia de los buses.

En esa línea habrá descuentos a las empresas por el grado de hacinamiento e higiene al interior de los buses; por su estado mecánico; el trato del conductor e incluso por la forma en que este conduce. También por el tiempo de espera de la gente en las paradas.

"Cambio estructural más importante"

El ministro Errázuriz calificó el proceso de renegociación como "el cambio estructural y de fondo más importante vivido por el Transantiago" a pesar de los 18 cambios de contrato que existieron en el pasado. "Este es realmente el primer cambio en los contratos, lo que se hizo antes fueron sólo cambios menores", apuntó.

Según el secretario de Estado el cambio se fundamentó en tres ejes: Calidad de Servicio; mejorar los costos del sistema y tener operadores solventes en el servicio.

Todos estos cambios, se indicó, incidirán en una baja del costo total del sistema -por lo menos US$100 millones-. Sin embargo se seguirá solicitando subsidios al Estado.

El mapa de las concesiones será operado por seis compañías, aunque sólo el empresario Juan Pinto y sus socios -a través de Buses Metropolitana y Vule- gestionará dos troncales y cuatro alimentadores.

Buses Metropolitana : Mantiene la troncal 5 y asume la zona J (Cerro Navia, Quinta Normal, Lo Prado y Pudahuel) y Buses Vule el troncal 3 y la zona H (Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín y San Miguel). Además Incorpora la zona I (Cerrillos, Estación Central, y Maipú).

Subus: Mantiene la troncal 2 e incorpora la zona G (El Bosque, La Cisterna, La Pintana, San Bernardo. San Ramón). Redbus: Mantiene la operación de las zona alimentadora B (Conchalí, Huechuraba, Independencia, Quilicura, Recoleta y Renca), además de la zona C (Las Condes, Lo Barnechea, Providencia y Vitacura).

Alsacia-Express , por su parte, mantiene la operación de las troncales 1 y 4 e incorpora la zona D (Ñuñoa, Macul, La Reina y Peñalolén), y STP: La empresa mantendrá el control de la zona F, que corresponde a la comuna de Puente Alto.

 Los 10 cambios

1.- Ingresos por pasajeros transportados : "El 70% de los ingresos que recibirán las empresas será por pasajero transportado; lo que significará que ahora las concesionarias deberán responder a la demanda de pasajeros, deteniéndose en las paradas y terminando con el hábito actual de circular sin tomar pasajeros".

2.- Cambio al sistema troncal-alimentador : "Las antiguas zonas del Transantiago se fusionan para responder a las reales demandas de viajes a las personas, poniendo fin a una división arbitraria que sólo obligaba a las personas a trasbordos innecesarios y largas caminatas".

3.- Calidad de servicio como foco del transporte : Las empresas tendrán descuentos, que antes no existían, por mala gestión y atención a usuarios en materias como tiempos de espera prolongados en paraderos, fallas de frecuencia, grado de hacinamiento en buses, estado mecánico y de higiene en buses y el buen trato de los conductores hacia las personas.

4.- Empresas se hacen responsables de la evasión : Por primera vez desde el inicio de Transantiago las empresas deberán hacerse cargo de la evasión, buscando fórmulas para su control como zonas pagas, instalando mayor número de validadores, más torniquetes en los buses, por ejemplo.

5.- Más atribuciones fiscalizadoras sobre los buses : El Ministerio de Transportes contará con mayores facultades para evaluar las condiciones de los buses 6en terminales y rutas, terminando con la limitante de no poder ingresar a los depósitos para fiscalizar los vehículos.

6.- Fin de zonas exclusivas de concesión : Existirán zonas preferentes y no exclusivas, lo que permitirá generar una competencia controlada. Esto significará beneficios directos para los usuarios con menos trasbordos, recorridos más directos y mayores opciones de viaje. Además, implica terminar con las indemnizaciones a las empresas por las extensiones de Metro.

7.- Protección a los trabajadores : Las concesionarias deberán entregar boletas de garantía por 10 mil UF al Ministerio de Transportes, las que serán cobradas en caso de incumplimiento de sueldos y cotizaciones.

8.- Renovación de flota : Las empresas que forman parte del sistema deberán cambiar y modernizar su flota, eliminando los más de 800 buses "enchulados" que quedan en Transantiago, reemplazándolos por nuevos en un plazo de dos años.

9.- Mejores viajes para los usuarios : Los nuevos buses que ingresen a Transantiago contarán con un mejor diseño interior, perfeccionando la inclinación de los asientos, mayor cantidad de agarraderas y una mejor iluminación interior.

10.- Más facultades a la Coordinación de Transantiago para exigir mejoras rápidas y oportunas ante contingencias: Las empresas concesionarias estarán obligadas a respetar un protocolo con Transantiago para responder efectivamente frente a contingencias de los servicios en la vía pública, cuyo incumplimiento significará multas. De esta forma, las empresas deberán tener una mejor reacción frente a caídas de frecuencia, tiempos de espera prolongados y regularidad de los servicios.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img