Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Alinco, la historia del obrero-diputado que saca pica en el Congreso

Responde al estereotipo del antiguo trabajador de la construcción y dice que no bebe más que cualquiera de ellos. No quiere ser el único obrero en el Congreso y por eso impulsa la creación de una bancada para cambiar la Constitución... Afirma que salió de la cárcel más allendista que antes, y convencido de que seguirá votando en la libre. Sobre el affaire del escándalo sexual, cuenta que "es un tema que todavía está" con su esposa, pero que son más las cosas que los unen.  

por:  La Segunda
viernes, 02 de diciembre de 2011
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
Por Lilian Olivares 

Quiere que su cuerpo sirva de abono a la tierra que lo vio nacer. Por eso, espera ser enterrado en Aysén, ahí mismo donde su padre -el obrero de la construcción y regidor comunista en tiempos de Allende, Osvaldo René Alinco- lo bautizó René Osvaldo con la anuencia de su madre, la lavandera Flor María Bustos.

Esa es la raiz del diputado Alinco, de ascendencia mapuche y huilliche a mucha honra, tanto como dice que lo honra ser el prototipo del trabajador de la construcción... con la diferencia que él llegó al parlamento.

Este diputado comunista de familia, PPD por necesidad y con coqueteos con el PRO por lo mismo, fue repudiado esta semana por la izquierda, cuando dio su voto apoyando el presupuesto para la educación. Tantos fueron los epítetos de la Concertación en su contra, que él mismo señaló, cuando el miércoles le anunciamos visita: "¿Usted quiere conocer a Alinco, el más odiado de Chile"?

La polémica que suscitó por su voto de apoyo al presupuesto fue el broche político de un año duro para el diputado. Un 2011 que lo tuvo 41días tras las rejas por ser sorprendido manejando ebrio el 18 de noviembre del año anterior; y que lo expuso a la vergüenza pública cuando menos de tres meses antes fue acusado de ofender la moral y las buenas costumbres a bordo de un vehículo en el cual habría tenido intimidad con una antigua "amiga". En el hemiciclo, muchos de los que esta semana lanzaron dardos en su contra le celebraron entonces la andanza, festinando el hecho.

De ese cargo fue exculpado por el juez de garantía, por "falta de pruebas e información".

Como toda acción trae consecuencias, hoy Alinco es tildado como el "ají" del Congreso, porque pica, saca pica y por conductas picantes.

Pero la historia de Alinco es larga, a sus 53 años y con mucho carrete mediante.

"Me eligieron dirigente por ser hijo de mi papa"

Esta semana recibió un llamado telefónico de uno de sus hijos, contándole que en twitter decían que "dos gays y un maricón aprobaron el presupuesto". Y que el muchacho le preguntó: "Papá, ¿tú eres el maricón?" Cuestión que le hace gracia al diputado que creció entre "viejos".

A los seis años jugaba en la sede del sindicato de la Construcción, del cual su padre era dirigente. Integró "los pioneros", los cabros chicos del Partido Comunista.

A los 15, su padre fue preso.

-Lo detuvo el capitán Molina, autodenominado "el capitán más malo de Chile", el 12 de septiembre de 1973. Después pasó a la cárcel y posteriormente lo relegaron a Chonchi, en Chiloé.

Allá conoció a su abuela Petronila y al resto de la parentela ("no hay mal que por bien no venga", comenta).

Desde adolescente conocía a la que posteriormente se transformó en su mujer, María Erita Vera, la hija del secretario regional del PC Juan Vera Oyarzún, detenido en octubre del 73 y asesinado en Argentina, donde escapó buscando asilo.

Su padre era amigo de los progenitores de María Erita, con quien crecieron juntos hasta que se casaron un 2 de enero, en homenaje a la fecha en que Luís Emilio Recabarren fundó el Partido Comunista.

Mientras su mujer estudiaba dibujo técnico industrial en la Universidad de Concepción, él partió a Argentina a trabajar en 1981, porque en la región de Aysén escaseaba la pega. Allá fue obrero de la construcción y también del campo. Volvía a Chile cada tres meses, hasta que un día, cuando murió su padre, lo hizo definitivamente.

Era el año 1985 y dice que el funeral de su progenitor significó la primera gran manifestación pública en Coyhaique. Tenía 27 años, su esposa era dirigente de la Juventud Comunista en la clandestinidad y él, en cambio, no había dirigido ni siquiera un partido de ping pong, asegura.

-Entonces me hicieron dirigente porque era hijo de mi papá nomás. Mi papá se llamaba Osvaldo René y yo, René Osvaldo.

Cuenta que se encontró con 300 o 400 "viejos cesantes, cagados de hambre", y a los 15 días formó una olla común. Por eso, dice que él fue "dirigente Express".

En el Congreso "creo que no hay que ser experto en nada"

Significó un gran golpe familiar cuando René Osvaldo fue expulsado del Partido Comunista siendo candidato a diputado, por hacer un pacto de no agresión con el PS Hernán Vodanovic. "Me aplicaron la de Guastavino: separación y expulsión del partido. Pero en estricto rigor, posteriormente renuncié porque el partido me expulsó de hecho no más. Y ahí fui candidato a concejal independiente y sacamos la primera mayoría aunque no fui alcalde".

Al PPD se incorporó por necesidad, "porque ser independiente para ser político cuesta mucho". Un amigo PPD de su familia, que antes fue socialista, lo introdujo en el Partido Por la Democracia, desde donde también lo echaron pese a que mantiene su amistad con Guido Girardi, el hoy presidente del Senado. "Yo soy amigo de Guido antes de entrar al PPD. Y cuando estaba dentro del partido yo era del bloque girardista. Guido representa el ala de izquierda dentro del PPD... imagínese cómo serán los otros. Era obvio que yo tenía que estar en ese lote".

Sus adversarios dicen que Alinco apoyó Hidroaysén por su amistad con Guido Girardi, a su vez amigo de Daniel Fernández, el vicepresidente del megaproyecto energético. Pero él contesta que "desde el gobierno anterior este proyecto era imparable. Lo que yo hice fue simplemente ver cómo este proyecto que exige la necesidad energética del país puede tener como primeros beneficiados a los ayseninos".

Con alianzas por aquí y por allá, llegó el año 2005 a instalarse en el Congreso en Valparaíso, con vista a los cerros.

-Un trabajador de la construcción tendrá que prepararse para poder legislar. ¿Cómo lo hizo usted?

-Mire, yo creo que aquí tiene que aplicarse el sentido común. Nosotros tenemos equipo de asesores. Yo no soy experto en nada. Lo único que sé es que la gente me eligió para que los represente, y eso sí lo sé hacer bien. Yo creo que no hay que ser experto en nada, simplemente hay que ser consecuente y representar a la gente.

Pone como ejemplo un proyecto que presentó para crear los sueldos regionales para zonas extremas. Dice que le planteó a sus asesores lo que quería y ellos le armaron el proyecto, que cree será aprobado.

Otra cuestión en que está empeñado, sin saber nada de leyes constitucionales, es en cambiar la Constitución. Espera que en enero o febrero se constituya una bancada por una nueva Constitución, que integrarían Aguiló, Tucapel Jiménez, Marinovic, Gutiérrez, Tellier y Carmona. "Qeremos terminar con el mal superior: y eso significa terminar con la Constitución Política que nos rige".

"La cárcel me sirvió para reflexionar bastante"

-¿Qué le ha parecido este mundo del Congreso?..

-Es un mundo de hipocresía. Aquí son muy pocas las personas que muestran su verdadero rostro, prácticamente todos andan con una careta Como aquí hay cámaras filmadoras por todos lados, periodistas por todos lados, hay muchos parlamentarios que cuidan el cargo, como los trabajadores cuidan la pega y no reclaman a veces. Acá se legisla por encimita, se legisla a medias buscando el mal menor. Por eso los parlamentarios están tan desprestigiados. En definitiva, este es un mundo hipócrita. Somos muy pocos los que mostramos nuestra cara verdadera.

Aunque la cara sea pícara o desenfadada, como la que ha mostrado él a través de los escándalos en la carretera, ausentándose de la pega, arrancándose a jugar dominó a un bar, y conduciendo brio, cuestión esta última por la que estuvo preso 41 días.

-La cárcel me sirvió para reflexionar bastante. Entonces uno tiene que aprovechar de la mejor manera estos cuatro años que pasan rápido, para apoyar a nuestra gente. Yo salí con una convicción clara de la cárcel: salí siendo más de izquierda, más allendista y cien por ciento regional.

Y que no le vengan a echar la culpa del quiebre del movimiento estudiantil, advierte. "Les mandé cuatro o cinco mensajes a los dirigentes estudiantiles y no me respondieron. Pero el martes parece que se acordaron de mí. Así que no me vengan a echar la culpa si se quiebra el movimiento. Yo voté por la gente de Aysén, que fue la que me eligió. Con el voto conseguí becas para 450 estudiantes de mi región. Me han dado como tarro, pero estoy aguantando estoicamente porque voté a conciencia. Demostramos que diputados de provincia valimos (sic) lo mismo que el más importante diputado de la Región Metropolitana".

Sobre la relación con su esposa, madre de tres de sus seis hijos (los otros tres son producto de otras tres vinculaciones), dice que son más las cosas que los unen que las que los separan.

-¿Cómo hizo su señora para perdonarlo?

-Es un tema que todavía está.

Es la hora del postre. El le pide al mozo "el que tiene la compañera de la otra mesa". En la otra mesa, la diputada Angélica Cristi termina una jalea.

 Pepe Auth: "El se refugió en su diferencia y no ha sido aporte"

Que pasó del rojo al amarillo, que hizo del bar "La Moneda de Oro" su tienda, que no sabe hablar, comentan en el hemiciclo.

El detesta a dos políticos en particular: al presidente de la Comisión de Etica, Marcos Núñez; y al presidente del PS, Camilo Escalona. A uno lo califica ante la grabadora como "una plasta". A otro, con un epíteto que da para querella por injuria.

Con el sociólogo y diputado PPD Pepe Auth tuvo un encontrón, pero por razones legislativas. Hoy el profesional analiza el caso Alinco y señala que efectivamente el diputado viene a romper una increiblemente alta homogeneidad en el parlamento chileno, socialmente, culturalmente, en todo.

-Pero creo que él, lamentablemente, se ha refugiado en esa diferencia para no constituir verdaderamente un aporte. No ha aprovechado estos años para aprender ni para incidir más. Se refugió en su diferencia y en la parte más externa de la diferencia: que la corbata, que el trago, que la manera de hablar. Es una experiencia semifrustrada. El con su conducta, y me refiero más bien a los hechos de connotación policial, no ha prestigiado la diferencia. Mucha gente ahora puede pensar equivocadamente, a mi juicio, que si entra más gente proveniente del mundo laboral va a pasar lo que le pasó a Alinco.

Y concluye: "Probablemente por ser el único verdaderamente diferente, ha hecho una autodefensa acentuando su diferencia en lugar de aprender".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img