Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Mujer denuncia secuestro e inédito método de asalto en La Reina

En un hecho inédito hasta el momento, la víctima fue amenazada a la salida de un supermercado, la subieron a un vehículo y la secuestraron por más de cinco horas. En el auto tuvo que hacer una serie de transferencias bancarias... ya que los delincuentes contaban con un notebook y con internet inalámbrico. Llamó la atención de la policía que todas las cuentas destinarias del dinero pertenecían a mujeres.

por:  La Segunda
viernes, 25 de marzo de 2011

Un violento e inédito modo de asalto denunció una mujer la tarde de ayer en La Reina. Cuando iba saliendo de un supermercado fue secuestrada por cinco horas y, desde el interior de un vehículo, fue obligada a realizar una serie de transacciones bancarias online a diversas cuentas. La víctima, quien quedó en estado de shock, fue liberada en la esquina de las avenidas Echeñique y Tobalaba.

Según declaró Carmen Tormo Miranda, de 61 años, a los efectivos de Carabineros, estaba comprando en el supermercado Unimarc ubicado en avenida Príncipe de Gales a las 13:30. Mientras se dirigía a su vehículo, ubicado en el estacionamiento del lugar, fue abordada por cuatro hombres –quienes tendrían entre 18 y 40 años–, le pusieron una pistola en la espalda y la obligaron a subir al automóvil de los delincuentes.

En ese instante, declaró, la pesadilla comenzó: la sentaron en el asiento trasero, la amarraron y la trasladaron por diversas calles de La Reina y otras comunas del sector oriente de Santiago.

Transferencias sólo a cuentas de mujeres
Mientras la amenzaban con armas de fuego, le pasaron un notebook con internet inalámbrico. Le dijeron que tenía que entrar a su cuenta corriente y hacer una serie de depósitos a cuentas que estaban a nombre de distintas mujeres.

Temblando, Tormo depositó en total $ 2.850.000. Pasadas las 18:30 los delincuentes soltaron las amarras de la víctima y la dejaron en las cercanías de su casa. La mujer llegó caminando hasta su residencia, donde la esperaba su familia, y llorando les contó lo que había pasado.

De inmediato dieron aviso a los Carabineros, quienes tomaron la denuncia. Posteriormente, la Fiscalía Oriente determinó que la Brigada Investigadora de Robos (Biro) Oriente continuara con las pesquisas.

Cuidador del supermercado: “No vi nada extraño”

El cuidador de autos Domingo Salas, quien hace 24 años trabaja en el estacionamiento del Unimarc de Príncipe de Gales, indicó que “yo estuve trabajando hasta las 14:00 y no vi que pasara nada... no me acuerdo de haber visto a ninguna persona que haya sido asaltada o haya tenido problemas”.

Salas agregó que “el sector es muy seguro, aquí nunca pasa nada. El único hecho que recuerdo ocurrió hace 15 años, cuando un hombre se estaba subiendo a su auto y dos hombres lo empujaron y amenazaron con pistolas para robarle el auto. Esa vez yo me acerqué, pero también me amenazaron con la pistola”.

El caso ha causado extrañeza entre las policías del sector oriente de Santiago, pues nunca se ha registrado un delito de estas características. Por esto, es clave aclarar quiénes son los delincuentes detrás del asalto.

Una de las primeras diligencias que hará la fiscalía será pesquisar de quiénes son las cuentas a que se transfirió el dinero y ver cuáles son los nexos familiares de estas personas.

Además, a la víctima se le mostrarán set fotográficos de delincuentes que hayan realizando atracos similares. Fuentes de las pesquisas indicaron que no será fácil llegar a los autores, porque no existieron testigos del hecho y la misma víctima dice que no está en condiciones de reconocer a los asaltantes.

Vigilancia a la residencia
Este tipo de delito fue conocido en 2008 como los “paseos millonarios”, pero nunca se había visto que utilizaran un computador para hacer transferencias electrónicas desde un vehículo en movimiento (ver recuadro).

Esta mañana la residencia de Carmen Tormo estaba desocupada. En el edificio indicaron que desde ayer en la noche la mujer y su familia habían decidido dormir en casa de familiares, por medidas de seguridad.

Además, efectivos de la PDI custodiaban sigilosamente esta mañana la residencia de la víctima a media cuadra del lugar.

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img