Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Masacre de Berlín: Comienza la cacería de un tunecino que pidió asilo en abril de 2016

Según Süddeutsche Zeitung y Der Spiegel, el sospechoso usa varios nombres falsos.  

por:  La Segunda
miércoles, 21 de diciembre de 2016
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
Por Pablo Rodillo M. 

La policía alemana comenzó hoy una intensa búsqueda del nuevo sospechoso del ataque a la feria de Navidad de Berlín del lunes por la noche, que dejó 12 muertos, 48 heridos y a la Canciller alemana, Angela Merkel, aún más cuestionada sobre su política tolerante hacia la inmigración en la antesala de un 2017 donde buscará ser elegida nuevamente.

Según trascendió esta mañana en la capital germana, según los diarios Bild y Mainzer Allgemeine Zeitungen, el equipo de investigación encontró bajo el asiento del conductor del camión utilizado para atentar contra la feria berlinesa documentos de identificación a nombre de Anis A. nacido en Tataounine, Túnez, en 1992, lo que convierte a este hombre en el principal sospechoso de la masacre.

El tunecino -adelantan los medios mencionados- ya era conocido por la policía. Además, en su certificado de residencia dice "tolerado", es decir, no tenía derecho al estatuto de asilo, pero se le permitía vivir en Alemania.

El diario de Baviera Süddeutsche Zeitung agrega además que el sospechoso llegó desde su país a Italia en 2012, pero se trasladó a Alemania en julio de 2015. En abril de 2016 solicitó asilo, pero desapareció. El periódico afirma además que utiliza ocho nombres diferentes y que el hombre tenía contactos con una red dirigida por un islamista radical conocido como Abu Walaa, quien fue arrestado el mes pasado en Alemania por supuestamente reclutar combatientes para el Estado Islámico. En ese sentido, la revista alemana Der Spiegel agrega, por ejemplo, que al tunecino lo conocían en Berlín con el nombre de Ahmad Z. o como Mohamed H. y que era originario de Egipto. En otra ocasión, el nuevo sospechoso afirmó que era libanés.

Además, agrega Der Spiegel, en julio pasado las autoridades alemanas presentaron documentos que indicaban que Anis A. debía ser deportado. Sin embargo, la Corte de Distrito de Ravensburg pidió su encarcelamiento. Finalmente, si la expulsión no se llevó a cabo o el hombre entró en Alemania de nuevo después de la deportación, no está claro, agrega la revista.

Así, la policía solicitó a la Fiscalía Federal que emitiera una orden de captura a nivel federal. "Se ha recabado mucha información, hay pruebas consistentes y se siguen pistas muy buenas. Estoy relativamente seguro de que pronto lo agarraremos", aseguró el vicepresidente de la policía berlinesa, André Schulz, en declaraciones al canal de televisión alemán ZDF.

Schulz afirmó que la policía berlinesa ha recibido más de 500 indicios sobre el atentado, y se están rastreando datos de telefonía móvil con la idea de elaborar un perfil de movimientos del terrorista. En el camión también se han hallado huellas dactilares y elementos para pruebas de ADN.

 
Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img